VIAJES
A+ A A-

Enoturismo: Bodegas Viyuela

Valora este artículo
(0 votos)

Cama con dosel, y baño en la piscina de un castillo, lechazo en cualquier mesa, baños relajantes con vino en el balneario de un hotelito, y visita detallada a Bodegas Viyuela. Sobre una cuesta que es la mayor altura de La Ribera, con una terraza sobre su recién nacido jardín de variedades y, en la mano, una copa de ese vino lento que, poco a poco, doma el roble del tino y la barrica. La Ribera, por el Valle del Cuco hasta Bodegas Viyuela La Ribera del Duero es un territorio tan inabarcable como lo son ahora sus vinos, el catálogo de más de 200 bodegas y 20.000 has. de viña, repartidas por más de 100 municipios de cuatro provincias: Burgos, Valladolid, Soria y Segovia. Y del mismo modo que florecen las bodegas, apoyadas por la misma idea y capital, lo hacen otros atractivos turísticos, desde la restauración de monumentos -sobre todo castillos, iglesias y otras ruinas eclesiásticas- a la recuperación de las tradiciones populares en forma de casas rurales y pequeños museos rebosantes de nostalgia, donde revivir incluso el aroma de los años de escuela o del trigo recién molido. El recorrido para gozar esos detalles exige un espacio muy acotado y tiempo sin reloj, que permita apoyar la cabeza en una peña, junto a un regato como el del Cuco -humilde afluente del Duero- y esperar con los ojos cerrados y el espíritu abierto hasta que cante el pájaro que le da nombre. dormir en un castillo A pocos kilómetros del pueblo de Peñafiel, corazón de la región vinícola, un visionario como es Rafael Ramos, acompañado de su hijo Jesús y la familia, acaba de restaurar, o más bien reconstruir, el castillo encaramado en la cima de Curiel, que fue desde el S. X propiedad realenga y protagonista de gestas de la reconquista. Estaba en el suelo, y hoy acoge 25 habitaciones, diferentes, exquisitas, dedicadas a personajes medievales, y una piscina en la terraza frente a un impresionante panorama castellano. Abajo, el arroyo del Cuco se encajona en el páramo y crea un frondoso valle que se abre a la Vega del Duero. Cata y arte en la bodega La vendimia está en puertas, pero en la bodega aún no estorban las visitas, que recibe el propio Andrés Viyuela, quien, entre sus hermanos, ha quedado al cuidado de la empresa familiar. Él ha seguido día a día la obra nueva de un sólido edificio de dos pisos, integrado por detrás de un monte que preserva humedad y temperatura adecuada a la crianza del vino. Pero también se ha ocupado de acrecentar el atractivo del entorno con otros reclamos para el visitante, además de sus vinos, como el incipiente jardín de variedades, que permitirá catas de uvas para aprender a distinguir las familias vinificables. Y en la planta superior, una galería con exposiciones permanentes de artistas de la zona, abierta a los viajeros, y que puede y debe contemplarse con una copa en la mano. Andrés Viyuela es de Boada, junto a Pedrosa, y presume de que la mejor uva de la Ribera nace aquí, en este rincón de Burgos donde un circo de montecillos la preserva de heladas y pedriscos. Sus viñas son herencia familiar, y si han de comprar, lo hacen en el pueblo, a viticultores conocidos de toda la vida, capaces de podar en verde con rigor, en busca de la mejor calidad. Su filosofía dicta que el enólogo es como un alfarero que da forma a la materia prima. El enólogo es aquí Emilio Espinosa, que conoce al dedillo la zona, y que eligió para la flamante bodega depósitos comedidos, entre 10 y 20.000 litros, y chatos, para que el “sombrero”, la materia sólida, se sumerja lo más posible y regale al vino todo el color y estructura de la uva. Elaboran unas 180.000 botellas, y eso permite trabajar con mimo, primero en el campo, después en la conducción desde la tolva por paletas en vez de tornillo para preservar la integridad del grano, y en la mesa de selección y en el tino de roble francés para homogeneizar el resultado de las variadas y selectas barricas, que apenas con tres años, se retiran para fermentación maloláctica. Un cuidado que se extiende a la presentación en cajas de maderas y Magnums para el goloso Selección que huele a guindas al licor o los profundos Crianza y Roble que no han de faltar en el hatillo hasta el fin del viaje. DÓNDE DORMIR: Castillo de Curiel. Curiel del Duero. Tel 983 88 04 01 www.castillodecuriel.com Lavida. Spa,Vinoterapia Tel. 983 88 15 59 www.lavida.es Monasterio de Tórtoles. Esgueva. Tel. 655 595 395 Casa rural La Loma. Roa. Tel: 686299615 DÓNDE COMER: Molino de Palacios. Avda Constitución, 16. Tel. 983 880 505 Mesón de la Villa. Aranda de Duero. Tel. 947 501 025 Asados Nazareno. Puerta Palacio, 1. Roa. Tel. 947 540 214 QUÉ VER: Fiesta Vendimia en Valbuena: 6 y 7 de octubre: Vino Joven, 1 euro. Parque Etnográfico y Museo de Ayer. Cogeces. Tel. 983 699 220 Museos del Vino de Peñafiel y de El Cogollo, en La Horra. bodegas viyuela Ctra. Quintanamanvirgo s/n 09314 Boada de Roa (Burgos) Tel. 947 53 00 72 Fax: 947 53 00 75. andresviyuela@bodegasviyuela.com. www.bodegasviyuela.com

Información adicional

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

Casa León
Burgos, 1
Villamayor del Rio
T.947 580 126 / 947 580 237
www.casaleon.es

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10