BODEGAEJEMPLAR
A+ A A-

Pagos del Rey Rueda: El nacimiento del vino

Valora este artículo
(1 Voto)

Rueda fue en 2005 la segunda piedra del proyecto de Pagos del Rey de elaborar en las mejores denominaciones de origen del país. Antes había sido Ribera del Duero y después llegaron Rioja y Toro. En esta bodega flanqueada por un pequeño jardín de olivos centenarios y plantas aromáticas nacen las marcas Analivia y Blume.

 

Para el desconocedor, vendimia puede ser sinónimo de barullo. Fuera, de calor, y, dentro, de mangueras, ruidos mecánicos, voces, pasos presurosos o carreras... En definitiva, vida. En su mejor momento, en la emoción del parto.

Nada más lejos de la realidad en Pagos del Rey Rueda. Cuando septiembre ofrece los primeros frutos, la bodega es una imagen serena, plácida, pulcra. La tensión controlada, la emoción no hace brillar más que el rojo suelo recién baldeado y los ojos de Germán Nieto (en la foto), el enólogo, y a ratos vibrar su voz. Cuando habla de expectativas, cuando se duele de que, con los cálculos sobre el terreno y con la amenaza meteorológica de la pertinaz sequía de este año, se podría haber llegado a recoger menos de lo esperado. Felizmente, al final no ha sido así y la cosecha ha sido similar a la del pasado año.

 

La trasnochada

La uva más madrugadora ha sido la Sauvignon Blanc. Ha ido entrando en orden desde las 10 de la noche, noche de trasnochar, de modo que con las primeras luces el mosto ya estaba distribuido en sus depósitos. Y ahora, a media mañana, al abrir la espita, la copa invade los sentidos con sus explosivos aromas, con su goloso paladar, casi alimenticio, y con ese inconfundible toque de levaduras activas que es el adelanto, la promesa, del vino. Delicioso. Emocionante.

La vendimia mecánica tiene esa ventaja, poder recolectar exclusivamente en las horas más frescas, de modo que la uva llegue a buena temperatura. Allí, en la báscula, la esperan los veedores del Consejo Regulador, los más exigentes de España. Controlan no solo los parámetros de calidad y la realidad de la producción de la viña de la que procede, los primeros pasos de la trazabilidad, sino detalles importantes como que cada racimo no pase más de seis horas entre la cepa y la bodega.

 

Verdejo, la niña mimada

La bodega Pagos del Rey está a la justa distancia de las 250 hectáreas de viñedo que controla. Ese fue uno de los mayores atractivos cuando la eligió Félix Solís para el desembarco en Rueda del proyecto Pagos del Rey. Antes fue la bodega de nueva construcción en Ribera del Duero, después Rioja y Toro, hasta ir completando el mapa para elaborar en las Denominaciones de Origen más afamadas de este país.

La bodega de Rueda era una construcción sobria, de estilo mozárabe típico en la zona, y cuando la compraron, con apenas dos años, dulcificaron su imagen con un alegre tono naranja y con el sello de la casa, grandes esculturas alegóricas. En este caso se trata de la diosa Ariadna, un flautista y un violinista. Alrededor, olivos centenarios y un cuidado jardín de plantas aromáticas reciben también al visitante a la entrada de la bodega.

El ultillaje de elaboración es pura vanguardia, por supuesto las cubas de temperatura controlada, las relucientes conducciones que se estrenan en esta vendimia, el control centralizado y tecnología de vanguardia como la medida de parámetros electrolíticos para definir la calidad de la materia prima y el tratamiento exacto que precisa para fermentar adecuadamente.

 

Un gigante en la familia

Félix Solís Avantis, cuyos orígenes se remontan a 1952, obra del padre de la actual generación, aún mantiene una estructura empresarial totalmente familiar a cargo de los hermanos Félix, Pedro, Juan Antonio y Manuel Solís Yáñez. Elabora vinos de calidad, vinos de mesa, mostos y sangrías y los comercializa en más de 70 países. Además de contar con bodega propia desde 1998 en Shanghái (China), dispone de instalaciones logísticas y comerciales en Japón, Estados Unidos, República Checa, Francia, Reino Unido y Alemania, entre otros países, y ocupa el décimo lugar en el ranking mundial de bodegas comercializadoras de vinos tranquilos.

Aquí en Pagos del Rey Rueda nacen monovarietales y coupages de Verdejo o Sauvignon Blanc bajo dos marcas, Blume (distribuida en el canal de alimentación) y Analivia (hostelería), basados en más de seis millones de kilos de uva por vendimia. Son vinos jóvenes para beber frescos, donde la Verdejo aporta aromas anisados y de hierba recién cortada, mientras que la Sauvignon añade golosos tonos de frutas, de pomelo, maracuyá, piña, mango...

En la pequeña tienda, en el hall de entrada, vanguardista y colorista, se pueden encontrar tanto los vinos de esta bodega como el resto de elaboraciones de la cuatro denominaciones que cubre Pagos del Rey, vinos premiados en numerosos certamenes internacionales, reconocidos en todo el mundo.

 

Pagos del Rey Rueda
Avenida de la Morejona, 6
47490 Rueda (Valladolid)
Tel. 983 868 182
Fax. 983 868 182
rueda@pagosdelrey.com
www.pagosdelrey.com

 

Modificado por última vez en

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

El Corte Inglés - El Club del Gourmet (Méndez Álvaro)
Retama, 8
Madrid
T.914 688 000 ext 2220
www.supermercado.elcorteingles.es

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10