Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Puntos Parker

  • Redacción
  • 2015-06-02 15:14:05

Con una guía basada en la puntuación estudiantil de Estados Unidos, Robert Parker se impuso como el gurú del vino mundial. Incluso, para obtener sus 90’s plus, muchas bodegas han trasformado el estilo de vinos.

Las fechas que preceden a la publicación de las puntuaciones de Parker en su medio -The Wine Advocat- son tiempos de bodegueros al borde de un ataque de nervios, y la cosa no es para menos, ya que el resultado puede colocar en el mercado internacional la cosecha íntegra de un vino en un par de días, elevar a la estratosfera sus cifras de exportación y mover sustancialmente al alza sus precios. En definitiva, un chollo por el que algunos apuestan descaradamente, adecuando sus vinos al paladar que imaginan más acorde a las preferencias del crítico americano, posiblemente el único que puede vivir exclusivamente de eso, de sus críticas, ajeno a cualquier interés comercial.

¿Cómo lo hace? La cosa empezó por pura afición. En realidad Robert McDowall Parker pasó por un par de universidades para graduarse, primero en Historia y Arte y después en Derecho, que ejerció durante años. De ahí el nombre de su publicación, en la que pretendía más bien ser el abogado de los consumidores después de constatar que en su país el conocimiento de vino, y de los vinos, era escaso y superficial. La primera edición de The Wine Advocate la envió gratis a aficionados que le recomendaron algunos distribuidores de vino. Después la lista de suscriptores creció tan rápidamente que le permitió dejar su profesión y dedicarse en cuerpo y alma a su afición, con seis números anuales de la revista y una docena de libros, uno de ellos traducido al español: Las mejores bodegas y viñedos del mundo (RBA).

¿Cómo puntúa? Esto de las valoraciones de cata es muy variado; de hecho aquí, en MiVino-Vinum, por ejemplo, utilizamos más bien comentarios que pueden sugerir al lector lo que va a llevarse a la boca, mientras que en nuestra Guía del Vino Cotidiano sí añadimos una valoración numérica.

Parker emplea el estilo de puntuación americana, hasta 100 puntos, aunque más bien habría que decir desde 100 puntos, restando de ahí los que distancian a ese vino del ideal. En concreto: aplica 50 puntos a todos, después un máximo de 5 por la apariencia, hasta 15 por la nariz, por los aromas, 20 por la boca –paladar, aromas retronasales y posgusto- y 10 por la sensación general y el futuro que sugiere, es decir, adivinando cómo evolucionará.

Claro que su guía solamente analiza vinos que se venden en Estados Unidos, que tienen distribución allí al menos durante los seis meses anteriores a la cata. La cata es por supuesto ciega, en las condiciones óptimas y fruto de un trabajo en equipo con catadores especializados en las distintas regiones vinícolas del mundo. De los vinos españoles, después de ciertas vicisitudes y escándalos, se ocupa actualmente Luis Gutiérrez, que ya había colaborado con otro puntal de Parker, la británica Jancis Robinson. Actualmente Parker ha vuelto a sus preferencias originales y se ocupa casi en exclusiva de vinos del Ródano y Burdeos.

Adorado y odiado en la misma medida, lo cierto es que ha abierto algo más que el mercado americano: un interés y una curiosidad mundial por el vino muy de agradecer.

enoturismo


gente del vino