Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Elena Andía

5A4S9U3U0E5O6U0D1E2F2L5J5P8M3Q.jpg
  • Laura López Altares
  • 2020-06-16 00:00:00

La directora de Marketing y Comunicación de Verallia, tercer productor mundial de envases de vidrio, habla con pasión sobre este material sostenible, y también nos descubre cómo serán las botellas del mañana. 


L a botella es un poderoso reclamo, ese revelador traje a medida que atrae y desvela por igual: "El packaging es el embajador silencioso de cualquier vino", explica Elena Andía, directora de Marketing y Comunicación de Verallia –uno  de los líderes en la fabricación de envases de vidrio para alimentos y bebidas–. Como la gran mayoría de personas vinculadas al marketing, Elena vive a otro ritmo, inmersa en un torbellino de proyectos e ideas. Nos cuenta muy ilusionada que está preparando el stand de Verallia para la I Feria Virtual Global Wine&Spirits –tendrá lugar el 9 y 10 de junio–, donde se compartirán las últimas tendencias e innovaciones de la industria del packaging para vinos y espirituosos: "Quién nos iba a decir hace unos meses que estaríamos organizando un stand 100% virtual...". El dinamismo de su oficio es una de las cosas que más le apasionan: "¡Es un mundo que evoluciona tan rápido que no hay una semana igual a la anterior!", comenta con entusiasmo. Por eso, cuando le preguntamos sobre el futuro, tiene clarísimo que seguirá trabajando en el área del marketing y la comunicación: "Siempre había querido trabajar en una empresa multinacional que ofreciera la posibilidad de colaborar en equipos multiculturales". Y no solo lo ha conseguido; sino que además Elena es un pilar esencial en el equipo de Verallia, que con más de 10.000 clientes se ha convertido en el tercer productor mundial de envases de vidrio (en 2019 fabricaron 16.000 millones de botellas y frascos repartidos por todo el mundo, incluyendo los países con mayor tradición vinícola como España, Francia, Italia, Portugal, Argentina o Chile).

Oda al vidrio

Entre las claves del éxito, Elena señala la combinación entre el know-how industrial global de Verallia y una fuerte red de ventas local: "Respecto a la competencia, nos diferencia nuestro amplio catálogo de productos, la mejora continua en la búsqueda de la excelencia industrial, nuestra apuesta por la digitalización y el servicio que damos a nuestros clientes".  
El vidrio es el bello elemento en torno al cual gira todo en Verallia, y como nos cuenta Elena, ser vidriero es un oficio que no se enseña en la universidad: "Se podría decir que hay mucho de arte, ver caer la gota de vidrio al rojo vivo en los moldes es todo un espectáculo". Esa pasión por el vidrio y el uso de las tecnologías más punteras son una constante en el día a día de esta empresa española, comprometida con el desarrollo sostenible (una prioridad en su estrategia): "La principal ventaja del vidrio es su reciclabilidad, es el único material 100% reciclable infinitas veces". Elena también destaca que no interactúa con el vino, inerte y 100% seguro: "Por eso es perfecto para que los vinos evolucionen. Y, por supuesto, el mejor escaparate. No podemos comparar cómo viste una mesa una botella de vidrio con cualquier otro material". Además, apunta su origen natural: "La arena, la caliza y la sosa son materiales abundantes en la naturaleza".
El sector del vino es el principal mercado de Verallia: venden directamente a 1.000 bodegas en España y el contacto a través de su red comercial es diario. "Nos gusta ayudar a las bodegas a mejorar la presentación de sus vinos, a diferenciarse en el lineal", sostiene Elena. Para ella, la botella cumple un papel esencial a la hora de comunicar sobre el tipo de vino y su posicionamiento: "Las bodegas están mejorando muchísimo sus presentaciones para poder diferenciarse y competir en los mercados internacionales. No podemos vender solamente por precio, hay que invertir en marca e imagen: es la asignatura pendiente del mercado vitivinícola español. Ahí entramos nosotros, ofreciendo botellas muy cuidadas estéticamente, picaduras grabadas, golletes premium, etc.".

Las botellas del mañana
El objetivo de las botellas personalizadas es "casar a la perfección con el  vino y contar toda una historia", subraya Elena. Y confiesa que hay espacio para la creatividad, aunque depende mucho de cada proyecto: "Por ejemplo, a mí me encanta el packaging de Mar de Frades, la botella azul que hace referencia al océano Atlántico que se divisa desde la bodega… con sus gaviotas grabadas y las olas en la etiqueta". Una pequeña muestra del trabajo de Verallia, que fabrica vidrio en doce colores (este año han incorporado el color hoja muerta para los vinos blancos envejecidos en barrica) y ofrecen el servicio Ideas by Verallia a aquellos clientes que les solicitan el diseño.
¿Y qué es lo que más se demanda?, ¿cómo serán las botellas del mañana? Para Elena, hay tres tendencias claras en el mercado del vino: la premiurizicación del sector –"el segmento premium está creciendo y los clientes buscan botellas con gran presencia, importantes picaduras, colores oscuros y bocas más anchas y planas"–; la sostenibilidad –"botellas eco que buscan reducir el impacto medioambiental aligerando sus pesos"–; y el creciente interés por los vinos blancos, rosados y de menor graduación alcohólica –"con presentaciones mucho más arriesgadas, frescas y divertidas"–. Y si hablamos del futuro, en Verallia cuentan con una innovadora herramienta que permite a sus clientes obtener imágenes hiperrealistas de sus vinos en cuestión de minutos: Virtual Glass 2.0. No hay duda, ¡el mañana nos ha alcanzado!

enoturismo


gente del vino