Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Fos, un sueño a medida

9L6T3J1A1D6M0N5S5I4J7R4P5O4C2T.jpg
  • Ana Lorente
  • 2019-09-03 00:00:00

Por si quedara alguien que no conoce la Rioja Alavesa, Fos puede ser el mejor punto de observación. Es asomarse a una postal viva que explica por sí sola la magia de esta tierra, la razón de la excelsa calidad de sus vinos.


E l prodigio de esta geografía es una alianza con los montes protectores, Sierra Cantabria, Montes Obarenes, que actúan como una muralla frente a los malos vientos, frente a las nubes amenazadoras que llegan del Norte. Al otro lado, en la ladera norte, los vientos húmedos se concentran y reptando ascienden hacia las cumbres. A este lado, al sur, donde crece la viña, las nubes se desploman ya mansas, felices, como un edredón de copos de algodón, como la golosina de una cresta de nata montada. Todo en su justa medida, la que provee de lluvia en su momento y la que evita temibles heladas. Todo eso es bien conocido, como el suelo pobre y profundo que conserva el agua, y son las principales razones –además de la fama, el prestigio– de que la viña aquí se cotice por encima de cualquier otra de España y de la mayoría de los viñedos del mundo. Por eso no es raro que si alguien puede permitirse el sueño, el capricho de una bodega y un vino propio, lo busque por estos contornos. Y así ocurrió.
 
Más que un capricho, un lujo
El propietario de Fos es uno de los industriales más potentes de este país. La saga de los Vicente Boluda se inauguró hace cuatro generaciones, en 1837, con su abuelo y con su padre, en 1920, dedicados a labores navieras en el puerto de Valencia. Sus sucesores han forjado lo que es hoy: la mayor flota controlada por un solo empresario en toda Europa, que es la segunda del mundo en remolcadores y la tercera del continente en salvamento marítimo. Ese empresario es Vicente Boluda Fos, al que muchos, en este país futbolero, asocian más con su breve presidencia del Real Madrid.
Llevaba mucho tiempo acariciando el deseo de un vino propio, para uso familiar y para los numerosos obsequios y eventos sociales relacionados con su trabajo. La idea se materializó en 2007 con la compra de Vitivinícola de Elciego y de una pequeña bodega, Palacios Sáez, en esa villa que es mundialmente famosa por sus bodegas y sus vinos.
El primer paso, emprendido ya por sus hijos, Ignacio y Vicente, que son los que rigen la bodega, fue consolidar la viña propia de 10 hectáreas de un total de 25 parcelas de varios viticultores a los que les une una relación de años seleccionados con todo cuidado: solo Tempranillo, Graciano y blanca Viura.  

El vino que viene

El mimo enológico empieza por el campo y está a cargo de un enólogo local pero experimentado a lo largo de 20 años en otros lares y grandes bodegas, como es Michel Murúa, una equilibrada combinación de apasionado rigor científico y sensibilidad por la tierra y la tradición. Algo que puede desarrollar a la perfección en esta bodega de 2.000 metros que el arquitecto Enrique Muga ha reconstruido completamente en cristal y madera pensando en la estética y en su adecuación al marco en el que está enclavada, pero sobre todo en su función, en esos vinos que ya pisan con fuerza en los certámenes internacionales.
La dotación técnica tiene piezas fascinantes, como la eficacia del Rifer, un contenedor frigorífico que en vendimia preside el porche de recepción de la uva, o haber cambiado la tradicional despalilladora por una desgranadora vanguardista que selecciona fotográficamente grano a grano las características marcadas para lo que ha de entrar en cada depósito. Depósitos que se están sustituyendo por tinos de roble y por otros mas pequeños para primar la calidad por encima de la cantidad. Y también están potenciando los huevos de cemento para personalizar sobre todo sus blancos. Así nacen un par de blancos de estilos muy diferentes: Fos Blanco, del que salen 20.000 botellas, y Finca Zuriena (vino blanco revelación para el master of wine Tim Atkins), de Viura, elaborado y criado sobre lías en depósito de hormigón en forma de huevo y crianza en barrica de roble francés durante 9 meses: profundo, estructurado y con cuerpo. Entre los tintos, un alegre maceración carbónica o el Baranda, criado 14 meses en roble y 10 en botella: balsámico, largo y elegante. Por si fuera poco, se están gestando un Gran Reserva y otro de viña centenaria. Tiempo al tiempo.


Bodegas Fos

www.bodegasfos.com

Término de Vialba s/n  
01340 Elciego (Álava)

945 606 681

contacto@www.bodegasfos.com



enoturismo


gente del vino