Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Cómo elegir bien el botellero

  • Redacción
  • 1996-11-01 00:00:00

Elegir el botellero adecuado para su bodega va a depender del espacio y presupuesto con el que cuente. Pero, en términos generales, ésta es la cuestión más sencilla y fácil de resolver. Lo ideal es un botellero creado especialmente para las dimensiones de su bodega con obra de albañilería, bien de cemento, o, mucho mejor, a base de ladrillos vistos. Con el ladrillo tiene la ventaja de que puede diseñar los nichos a su medida, procurando siempre que las proporciones se ajusten a un rectángulo de 80 x 80 cm., con una profundidad de 30 cm, equivalente a algo más de dos ladrillos, aunque se puede ampliar a 35 cm. si quiere que las botellas de tipo Rin o alsaciano, en las que se envasan generalmente los blancos y rosados, queden completamente encerradas. Si utiliza esta solución también puede optar por crear una pared de ladrillos huecos, lo que le permitirá individualizar las botellas; resulta más caro, pero puede ser utilísimo para un perfecto control de la bodega y la facilidad de acceso y manipulación de los vinos.
Otras soluciones más económicas son los botelleros de plástico o madera que se venden por módulos. Tienen la ventaja de que pueden crecer al mismo tiempo que aumenta su stock de botellas. Y si usted es un poco hábil, puede hacerse la estantería con unos tacos de madera de 30 cm. de largo por 4 cm. de lado, y que unirá entre sí mediante unas barras de madera de 8 mm. de diámetro y 10 cm. de largo. Lo que debe evitar son los anaqueles de metal por su capacidad para transmitir el calor.

enoturismo


gente del vino