Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Algo se mueve en el sur

  • Redacción
  • 1997-12-01 00:00:00

En Argentina, los últimos meses del año son los elegidos por las bodegas para presentar sus novedades. Octubre fué un mes movido. Navarro Correas lanzó dos vinos premium: Reserva Privada, un Cabernet sauvignon criado en roble nuevo, de aromas intensos y gran concentración y un notable Chardonnay, también fermentado en roble, que recogió elogios en la última London Wine Trade Fair.
La Bodega Nieto y Senetier presentó en el mercado su nuevo Cabernet sauvignon que ganara, junto al notable Grand Vin de Fabre Montmayou, el Prix de 1’Excellence en el concurso paralelo a la Vinexpo de Burdeos.
Una presentación original: Finca la Anita, una pequeña bodega artesanal que elabora sus exitosos vinos con criterio ecológico y orgánico, acaba de lograr un acuerdo con la Asociación de Criadores de Caballos Cuarto de Milla, los mismos que se ven en los filmes del Oeste. Produce para la Asociación un tinto y un blanco de gran calidad y muy buena relación calidad-precio. El tinto, un corte de Malbec y Syrah, es afrutado y moderno, como exige el paladar internacional; el blanco, un Chenin de aromas voluptuosos, con un toque de Sèmillon. En estos días, Finca La Anita presentará un Tokai Friulano, cosecha ‘97, de aromas voluptuosos, y un Sèmillon fermentado en madera. Son los vinos de moda.
Bodegas Chandon acaba de lanzar, con un gran sarao en el Jockey Club de San Isidro, su Barón B Rosé, un Champaña afrutado y seco, con muy buena estructura, y un brillante color rosado intenso. En su fórmula interviene Chardonnay, Pinot noir vinificado en blanco y un toque de Malbec, que los convierte en un “espumante” con fuerte identidad argentina. Chandon acaba de dar el primer premio de su VI Bienal de Pintura a un artista consagrado: Luis Felipe Noe. Otra fiesta para festejarlo. Los salones del centro Borges de Buenos Aires fueron acondicionados como una cava para presentar las obras de los más célebres maestros argentinos que participaron en el concurso.
Es inminente el lanzamiento de otro champaña, el de Casa Nieto y Senetier, elaborado por alguien reconocido como un maestro en el arte champenoise: Ricardo Eaton. El champaña elaborado según el método tradicional champenoise será uno de los espumantes de mayor calidad en este país que tanto adora las burbujas. Para comunicar el lanzamiento, Casa Nieto y Senetier recurrió a una original idea de marketing: envió un frasco de exquisito diseño, con una porción de tierra de Vistalba, donde en tres capas se muestra la composición de este terrorir excepcional. Al poco tiempo los destinatarios del mailing (líderes de opinión y empresarios) recibieron un plantón de Pinot Noir, uno de los componentes del vino base, con las indicaciones del ingeniero agrónomo sobre sus cuidados.
Todo el mundo está esperando el próximo paso, que será una copa flauta de cristal, y, finalmente, en diciembre se hará la presentación con una fiesta en el Park Hyatt.
Degustación del Milenium
El 6 de noviembre Bodegas Trapiche realizó la segunda degustación del Trapiche Milenium, un tinto en el que asesoró Michel Rolland y que logrará su punto óptimo con la lllegada del año 2000. El vino elaborado con Cabernet sauvignon (70%) y Malbec (30%) fue envasado en 2.000 botellas Matusalén (6 litros) en febrero de 1996, y se entrega con una caja de roble especialmente diseñada para su conservación. Cada botella cuesta 1.000 dólares USA. Los propietarios, empresarios y periodistas pudieron cotejar la evolución y cualidades de este vino con la guía del enólogo de la bodega, Ángel Mendoza. Todos coincidieron en opinar que evoluciona favorablemente, según las expectativas. Aromas a roble y tabaco se percibieron claramente. Las botellas se pueden adquirir exclusivamente solo a través de Bodegas Trapiche (54 1 0-800-22544). La bodega se encarga de su guarda en sus bien acondicionadas galerías subterráneas en Mendoza.

El Malbec argentino sigue
deslumbrando al mundo
En un reciente artículo publicado en el Washington Post, el periodista Ben Giliberti ensalzó al Malbec argentino. La nota, que tituló “El orgullo de las Pampas” recomienda fervorosamente explorar en estos Malbec, que resultan mucho más baratos que ciertos Merlot, moda absoluta en USA. En su ranking sitúa en el primer lugar, como top, el Malbec Fabre Montmayu 1992. Le sigue Álamos Ridge, un Malbec de Nicolás Catena. En un segundo puesto, calificados como muy buenos, menciona a Etchart Malbec, Navarro Correas 1992, Norton 1995, Malbec Elsa (Bodegas Bianchi), Trapiche Malbec 1994, Malbec en roble Trumpeter (marca de exportación de Bodegas la Rural) y Finca Flichman.
En el catálogo de la gran compañía americana Morrel se recomienda fervorosamente como mejor compra el Grand Vin de Fabre Montmayou, como el mejor vino argentino. En esto la gente de Morrell coincide con Michel Rolland que también considera al Grand Vin como el mejor tinto argentino.

Sauvignon Blanc chileno,
entre los mejores del mundo.
Recientemente la casa Miguel Torres realizó una cena en el prestigioso restaurante Catalinas para presentar sus vinos elaborados en Chile, California y España. Todo el mundo coincidió que el Sauvignon blanc elaborado por Miguel Torres en Chile es magnífico. Tiene características más parecidas a los de Nueva Zelanda que a las de los famosos de Pouilly Sur Loire. Este Sauvignon blanc ganó el premio al mejor blanco en la reciente Expo Gourmet que se realizó en Santiago de Chile. Torres también presentó un rosado excepcional, Santa Digna, elaborado con Cabernet sauvignon, brioso, fresco u con un magnífico color.
Santa Rita, una tradicional bodega chilena, tiene también dos versiones de un magnífico Sauvignon blanc. A tener en cuenta el Medalla Real, de compleja frutosidad y fragancias.

El Tannat uruguayo pisa firme
El “wine writer” australiano Alan Young dirigió hace unos meses en Mendoza un seminario sobre apreciación sensorial del vino, a la que asistieron un grupo de bodegueros uruguayos. Allí pude comprobar una vez más las bondades del Tannat, cepaje que representa para el Uruguay lo que la Malbec para Argentina. Bodegas Pisano, muchas veces premiada en competiciones internacionales, tiene un Tannat excepcional. También el Castel Pujol, una tradicional bodega cuyos Tannat figuran en los mejores restaurantes de Punta del Este, como La Bourgogne del francés Jean Paul Bondoux. El Tannat uruguayo está conquistando el mercado londinense. Los uruguayos participaron con éxito en la última London Wine Trade Fair. El mejor lugar para explorar en estos vinos con fuerte identidad son los restaurantes del mercado del Puerto, en Montevideo, esa ciudad tan literaria y como fuera del tiempo.

Boom de restaurantes
étnicos en Buenos Aires
Como ya ocurriera en Londres o Nueva York, los sabores exóticos están fascinando a los carnívoros argentinos. Los jóvenes chefs no tienen inconveniente en cultivar un eclecticismo muy particular. En sus cartas se entreveran platos mediterráneos, con picantes Thai y sushis japoneses. El último en abrir en las cercanías del Polo, un barrio llamado Las Cañitas donde prácticamente todos los días se inauguran restaurantes divertidos, es el del joven chef Pablo Massey. En el mismo distrito acaba de abrir sus puertas Indochine, un curioso lugar que parece haber estado allí toda la vida, decorado por el pintor Ernesto Oldenb. El chef mezcla empanaditas chinas con guacamole mejicano y sopas japonesas. El primer restaurante indio auténtico, Katmandú, abrió hace unos meses con un horno para Tandoori, esa especialidad del norte de la India, y dos Chef de Delhi. Es en Buenos Aires donde se puede comer la mejor comida sirio libanesa, ya que la colectividad árabe es la tercera en el país, después de españoles e italianos.Últimamente abrió un restaurante, Sahara, que ofrece especialidades norafricanas. El Syrah, cepaje de moda, acompaña a la perfección esos exotismos. Todo el mun-do recurre al Syrah de Finca la Anita.
El Viognier, otro cepaje de moda, bien elaborado por Bodegas Lagarde, es la opción en blancos para acompañar los platos especiados.

España en el corazón

Bodegones españoles y cantinas italianas tienen una larga tradición en Buenos Aires. Los españoles se sofisticaron. Tres restaurantes compiten en la elección de buenos productos, esencia de la gastronomía española. Oviedo, cuyo chef hizo un “stage” en Arzak, José Luis y, últimamente, el catalán Joan Coll, donde en su restaurante, el Hostal de Canigó, en el Casal de Cataluña, ofrece, además de sus platos de autor, especialidades catalanas magníficas. En ellos, las cartas de vinos son un ejemplo: Albariños de las últimas cosechas, los mejores Riojas y los nuevos vinos de moda en Buenos Aires, entre ellos los de Fabre Montmayou y Finca La Anita y los varietales Rutini, cuyo Malbec es algo a tener muy en cuenta.
Elisabeth Checa

enoturismo


gente del vino