Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Chufa de Valencia, delicia “espacial”

5S9G1P1D3U3L6L5U8E2J8P2C1N8J3U.jpg
  • Redacción
  • 2019-07-12 00:00:00

La chufa es un fascinante tubérculo de alma mediterránea que alberga en su interior miles de años de historia: se dice que fueron los árabes quienes la introdujeron en tierras valencianas, pero hay quienes defienden que existía incluso antes. Ya en el Antiguo Egipto la consideraban un auténtico tesoro: ¡hasta se hallaron restos en sarcófagos y tumbas de las primeras dinastías!
La Chufa de Valencia extiende sus dominios por 19 municipios de L'Horta Nord, cuyas especiales características climáticas y sobre todo edáficas (suelos arenosos, ricos en materia orgánica y bien drenados) la convierten en la única zona de España donde se cultiva este delicioso tubérculo, nacido de la planta de la juncia, una curiosa mala hierba magníficamente domesticada cuyo cultivo se alterna con otros que marcarán el volumen de producción: unas 8.000 toneladas que tras el lavado y secado se quedarán en unas 5.000.
Aunque todavía queda mucho por descubrir sobre la misteriosa chufa, ya ha conquistado a la mismísima NASA, que la definió como un superalimento, lo que disparó su demanda. Quién sabe si algún día veremos viajar estas semillas milenarias en una nave espacial rumbo a lo desconocido. Lo que está claro es que es un alimento muy completo con beneficiosas propiedades: rico en carbohidratos, almidón, aminoácidos, proteínas vegetales, vitaminas, minerales, ácidos grasos saludables... ¡un estudio reciente ha demostrado que incluso puede ayudar a mejorar la sequedad ocular!
Para saborearla, nada como una refrescante horchata con fartons. Desde la D.O. Chufa de Valencia nos explican que el origen de la palabra está en el latín hordeata, "de cebada", aunque hay quien se queda con la leyenda que cuenta cómo el rey Jaume I de Aragón, cautivado al probarla, dijo: "Esto es oro, chata". 

enoturismo


gente del vino