Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Capón: excelso bocado de nobles

4G5C5N1C9I7L1D8F7U5O6D6D4S1M6L.jpg
  • Redacción
  • 2018-12-14 00:00:00

Inspiración de escritores y filósofos, manjar predilecto de reyes... esta peculiar ave de gusto exquisito es puro lujo culinario.

El mismísimo Aristóteles mencionaba al capón en su Historia animalium, en el siglo IV a.C, y en China ya los criaban hace 1.500 años. Esta codiciada ave es un pollo de corral castrado que se hizo muy popular en la antigua Roma. Cuenta la leyenda que el Cónsul no podía dormir a causa del incesante cacareo de gallos y gallinas al alba, y que por eso los romanos decidieron castrar a sus gallos, dejándoles sin cresta y sin canto. Y por casualidad descubrieron las deliciosas consecuencias de tan drástica solución... Porque los capones son mucho más tiernos, sabrosos y jugosos que el resto de sus compañeros de especie. Esto se debe a que dejan de hacer ejercicio y no queman la grasa, por lo que se infiltra directamente en la carne; y también a su alimentación: normalmente se crían en semilibertad –a campo abierto, pero en un recinto cerrado para evitar que se escapen y para protegerlos de los depredadores–, alimentándose de cereales –sobre todo maíz– y alguna que otra hierba aromática. Otra característica peculiar de los capones es su carácter dócil y tranquilo (se dedican a comer y dormir), y el curioso cambio que se observa en sus plumajes: crecen más largos y sedosos, con colores más intensos y brillantes. Este manjar digno de reyes, nobles y señores se convirtió en moneda durante la Edad Media. Criarlos –un proceso largo y paciente– implicaba gran esfuerzo y coste, y por eso se reservaban a las clases privilegiadas. También sirvieron de inspiración a escritores tan célebres como el Arcipreste de Hita, Quevedo o Cervantes –Sancho se imaginó en su ínsula de Barataria sustentándose "como gobernador con perdices y capones"–. Si llegaron a las mesas navideñas fue porque debido a su particular (y pura) naturaleza eran inmunes a la abstinencia. Así que se empezaron a rellenar de manzana, castaña, jamón... y hasta de ostras, y a disfrutarlas con regio placer. Como hemos hecho con esta exquisita (y original) receta de Arce (Madrid).





Vulcano de Lanzarote 2018


Bodega Vulcano de Lanzarote
D.O.P. Lanzarote
www.bodegavulcano.es
Malvasía Volcánica

Consumo: 10 ºC | PVP: 15 €

La exuberancia aromática del vino basada en notas de fruta de hueso, cítricos e incluso flores exóticas construyen una armonía deliciosa con el plato.  El tacto voluminoso, la buena acidez e intensidad de matices es un soplo de aire fresco que nos llevará a experimentar nuevos sabores.




Particular 2017

Bodegas San Valero
D.O.P. Cariñena
www.sanvalero.com
Garnacha

Consumo: 14 ºC | PVP: 5,95 €

En la opción tinta nos hemos decantado por esta Garnacha aragonesa con una expresión frutal madura que queda realzada por el toque silvestre de frutos rojos. La sensación golosa y especiada captada en boca combina con los numerosos matices del capón y sus compañeros de plato.


enoturismo


gente del vino