Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Érase una vez...

  • Redacción
  • 2012-03-01 09:00:00

No es un cuento, ni una fábula ni una leyenda, si acaso un microrrelato con final abierto. Todo empezó en el año 1997 cuando un grupo de amigos amantes del vino, la gastronomía, las letras y, sobre todo, de la comunicación e investigación con rigor, decidieron unir sus esfuerzos y especialidades para sacar adelante un nuevo proyecto periodístico. Nacían así dos revistas, MiVino y la edición española de la ya consolidada Vinum, la revista europea de vinos con mayor número de lectores. La primera, con una declarada intención de hacer llegar al profesional de la hostelería de calidad y a sus clientes, el consumidor final, la cultura del vino. La segunda, con un carácter más internacional y de investigación, visionaria en temas de actualidad y tendencias en el sector del vino en cada momento, se convirtió en referencia de los profesionales. Así fue como ambas se posicionaron en España sacando a la luz una cultura casi inexistente en esos años, así fue como salieron a la escena pública bodegas que ahora son reconocidas por todos, vinos que pasarán a la historia, enólogos a los que ahora se les llama por su nombre, zonas de producción emergentes antes desconocidas y que ahora triunfan internacionalmente. A través de crónicas, reportajes y guías, aupados por los medios y los profesionales de la comunicación empezaron a ser más y mejor conocidos por el aficionado, el sumiller, el hostelero... y han pasado a formar parte de la historia documentada del vino en España.
Hoy, OpusWine, empresa editora de ambas revistas, cumple 15 años. Y mucho ha cambiado la historia, la del sector, los medios de comunicación y el aficionado. Afrontamos un nuevo reto, el de seguir manteniendo el ideario profesional de la información rigurosa y establecer un puente entre el sector y el consumidor. Apostamos hace años por la difusión online como ahora lo hacemos por las redes sociales, pero seguimos creyendo en el papel. Todos los medios son válidos para comunicar.
Hemos fusionado las dos revistas para mejorar en calidad y cantidad la información, para intentar llegar a más lectores y porque el lector/consumidor ha madurado, como lo hace el buen vino. Y, no nos engañemos, porque la actual coyuntura no es precisamente propicia. Aun así, intentaremos darle la vuelta al mundo del vino, como ahora hay que hacer para leer la revista, con nuevos colaboradores de prestigio, firmas invitadas y la apuesta por temas como lo ecológico o la cultura del queso...
Esta historia continúa. Continuará.

enoturismo


gente del vino