Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Fax Prensa

  • Redacción
  • 1999-02-01 00:00:00

¡Viva Jerez! parecen decir casi todas las revistas extranjeras. Y es que la mayoría de publicaciones especializadas de mayor prestigio internacional dedican amplios espacios en sus números de Diciembre a cantar las virtudes de uno de los grandes vinos históricos españoles. Elogios a la calidad, críticas a los bajos precios y preocupación por conseguir la recuperación de uno de los vinos del mundo con mayús-culas. A continuación resumimos los reportajes que aparecen en Wine,Wine Spectator, Decanter y European Drinks Buyer.
Vine • Más de 40 vinos de Jerez fueron juzgados por un panel de expertos ingleses en una cata dirigida por el crítico especializado en vinos españoles John Radford. Se desencadenó cierta polémica en lo que respecta a la frescura de finos y manzanillas, pero unanimidad respecto a la alta calidad de los vinos presentados. La máxima puntuación la obtuvieron la “Añada” 1970, de González Byass (95/100), y el Amontillado Viejo de Hidalgo (91/100).
Wine Spectator • Los ingleses han sido tradicionales consumidores de los vinos de Jerez (para ello fueron sus impulsores). Y ahora parece que los americanos se empiezan a interesar por nuestro gran vino histórico. Wine Spectator cata casi una vein-tena de vinos jerezanos y pone varias botellas sobre la mesa reco-
mendando los mejores maridajes
vino/plato. Los mejores fueron: Manzanilla San León, de Argüeso (91/100) y Bodega Vieja 100 años Amontillado, de Emilio Lustau (91/100).
Decanter • Amplio reportaje tras la visita a Jerez del periodista de Decanter Dave Broom. Olorosos y amontillados que, por desconocidos y menos accesibles en Reino Unido, constituyen siempre una sorpresa rara y gratificante.

enoturismo


gente del vino