Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Brunello: viaje en el tiempo

  • Redacción
  • 2007-09-01 00:00:00

Hace cuarenta años, en 1967, se embotelló por primera vez el Brunello di Montalcino como vino DOCG. Este es motivo suficiente, según el consorcio de productores de Brunello en Montalcino, para organizar una cata vertical que abarque cuarenta años de historia de la vinicultura. La cata de casi cincuenta vinos puso de manifiesto cómo se ha transformado la vinicultura en torno a la Toscana: en los años 90 se sentaron las bases para que hoy el Brunello sea uno de los vinos italianos de más éxito. Los años 80 fueron el momento del gran cambio en la Toscana; la idea de una nueva calidad en vinicultura nació también como consecuencia del escándalo del metanol. Los años 70 y 60 se pueden considerar como los fundacionales de la vinicultura en el sur de la Toscana, aunque ya entonces numerosas estrellas iluminaban el firmamento de Montalcino. La mayoría de ellas aún brillan fulgurantes. Brunelos históricos 1. Biondi-Santi – Brunello Riserva 1964 Un vino del siglo sobresaliente, de los tiempos anteriores a la DOCG, grácil y frutal en nariz, en el paladar lleno y jugoso: sencillamente intemporal. 2. Costanti – Brunello 1967 Celebra su cumpleaños, es tan viejo como la propia denominación de origen garantizada DOCG, excelentemente madurado y delicadamente elegante, que ha conservado su vivacidad. 3. Argiano – Brunello Riserva 1977 Notas minerales y maduros aromas frutales en la nariz; en el paladar todavía jugoso y lleno, transportado por una acidez con casta. 4. Il Paradiso di Manfredi – Brunello 1985 Aromática sabrosa y especiada, en boca muy equilibrado, termina largo. 5. Campogiovanni – Il Quercione Riserva 1990 Nariz opulenta, textura jugosa, final elegante. ¿Qué más se puede pedir? 6. Tenuta Friggiali – Brunello 1995 Nariz seductora, en el paladar juvenil y crujiente, taninos con casta y un fascinante final frutal.

enoturismo


gente del vino