Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

El vino se moviliza frente al coronavirus

8O5A0E1H1U6A2A1B4D7C1F9G6S4J9T.jpg
  • Redacción
  • 2020-05-07 00:00:00

Catas y brindis virtuales, subastas de vino solidarias, donación y fabricación de material sanitario, ayudas al sector vitivinícola... Las bodegas y denominaciones de origen españolas plantan cara al COVID-19 con una dosis extra de sacrificio, lucha e imaginación.


Nuestro mundo del vino, tan fuerte y vulnerable a la vez, ya sabe lo que es luchar contra un invasor diminuto que todo lo arrolla: todavía escuece la cicatriz al recordar su némesis histórica, la filoxera; pero el COVID-19 le ha arrebatado el puesto de enemiga pública número 1. Al igual que entonces, viticultores y bodegueros han mostrado su lado más aguerrido y solidario, y se han lanzado a la batalla contra el coronavirus sin pensárselo. Y lo han hecho a través de iniciativas muy diferentes: fabricación y donación de material sanitario, campañas para recaudar fondos, originales catas virtuales para hacer más llevadero el confinamiento, #EnoturismoParaSanitarios... Además, algunas denominaciones de origen ya han aprobado medidas extraordinarias para mitigar el impacto que ha causado esta crisis en el sector vitivinícola (el confinamiento de la población y el cierre de bares y restaurantes ha reducido las ventas de vino de forma drástica, a pesar del aumento en el consumo de los hogares).
En el complejo escenario en el que vivimos, la adaptación es clave para la supervivencia, y encontramos cientos de ejemplos de cómo se están habituando las bodegas al nuevo statu quo mundial. Algunos tan divertidos como el de Stone House Urban Winery, en Maryland, donde el encargado de repartir las botellas (nunca más de dos por viaje) a los clientes es el simpático y diligente Soda, ¡un perro!
Pero nosotros nos vamos a quedar dentro de nuestras fronteras –y de nuestras casas, claro– y os vamos a contar lo que están haciendo las bodegas y denominaciones de origen españolas (imposible recopilar todo porque el movimiento en el sector ha sido tremendo, es una muestra representativa de las muchísimas iniciativas que se han llevado a cabo).  


Primera línea de fuego
El material sanitario es fundamental en la lucha contra el COVID-19, y son muchas las bodegas que han apostado por fabricar y donar mascarillas, gel hidroalcohólico, guantes y batas desechables... Es el caso de Torres, que se ha unido a la iniciativa ciudadana CV19_FAB_Vilafranca, y utiliza sus impresoras 3D para fabricar los arcos de los protectores faciales, que envían al Hospital Comarcal de l’Alt Penedès y otros centros (también han donado 30.000 mascarillas quirúrgicas adquiridas gracias a la intermediación de su filial en China). O de Félix Solís Avantis, que ha donado 500.000 mascarillas traídas desde China a la Junta de Castilla-La Mancha. Pero estos solidarios ejemplos se repiten por todo el país: La Rioja Alta, S.A. ha entregado 4.000 unidades de guantes desechables y una decena de batas en el Hospital de San Pedro de Logroño; González Byass ha puesto a disposición del Gobierno y de las Comunidades Autónomas de Madrid, Andalucía y Castilla-La Mancha algunas de sus instalaciones para la fabricación y suministro de alcohol sanitario y gel hidroalcohólico (ya han comenzado a fabricar y distribuir los primeros 5.000 litros de gel higienizante de manos); Raventós i Blanc también ha puesto sus instalaciones a disposición de las autoridades para convertirlas en hospital de campaña si fuera necesario; la Asociación Profesional de Bodegas Artesanas de Sanlúcar de Barrameda ha solicitado el uso del alcohol para elaborar geles hidroalcohólicos; Bodegas Fernando Castro ha donado 1.000 mascarillas; Bodegas Coviñas ha hecho algo más de 200 pantallas protectoras y filamentos para mascarillas en colaboración con el ingeniero requenense Jacinto Muñoz; Pernod Ricard ha ofrecido su planta de Manzanares (Ciudad Real) para la fabricación de gel hidroalcohólico; el Grupo Marqués del Atrio ha donado 10.000 mascarillas a las autoridades sanitarias de La Rioja y Navarra; Fincas de Azabache ha entregado al Gobierno de La Rioja 1.300 mascarillas (regalo de su importador chino)...
También se han puesto en marcha algunas subastas de vino muy especiales, como las que han lanzado Artisan Wine Attraction para recaudar fondos destinados a la investigacion de la vacuna para el COVID-19; Dehesa de los Canónigos, que ha destinado la recaudación de una cata virtual solidaria para la que donó 100 estuches de vino por valor de 7.000 euros a la compra de material para el Hospital Clínico de Valladolid, o Hermanos Pérez Pascuas-Viña Pedrosa, que ha donado un 25% de su Estuche Solidario al Plan Cruz Roja Responde frente al COVID-19.
Y otras muchas acciones: Raventós i Blanc (también han donado sus vinos Can Sumoi a asociaciones y cocineros que llevan comida a los más desfavorecidos), Rovellats y Bodegas Lecea regalan visitas y catas exclusivas a los sanitarios para agredecer su lucha diaria; la iniciativa #EnoturismoParaSanitarios, puesta en marcha por Carlos Águila, fundador de Guardian of Wine, aglutina ya más de 70 bodegas y consejos reguladores de todo el país  que ofrecen diferentes paquetes enoturísticos a los sanitarios para agradecer y premiar su esfuerzo y sacrificio; Grupo Bodegas Palacio 1894 destinará un 10% de sus ventas a las personas sin hogar; Bornos donará el 10% de las ventas de su tienda online al Banco de Alimentos; Bodegas Pinea ha impulsado una campaña solidaria para donar todas las ventas de su tienda online a la hostelería (#QueremosSeguirBrindando); Bodegas Barbadillo ha donado a la Asociación de Hostelería de Sevilla el equivalente a las 1.000 cajas de edición limitada de su campaña #AlumbradoenelBalcón para celebrar la Feria de Abril en casa; Bodegas Monteabellón ha donado medio millar de botellas de vino para el Hospital Comarcal Santos Reyes de Aranda de Duero; la D.O. Rueda ha destinado la recaudación de Los bares en el corazón a la compra de acetato (uno de los materiales que se utilizan en la fabricación de mascarillas); la D.O. Ribera del Duero se ha sumado a la campaña Salvemos Nuestros Restaurantes, impulsada por ElTenedor para ayudar al sector hostelero (¡ya ha recaudado más de 200.000 € para 1.500 restaurantes!); Bodegas Masaveu participa en la iniciativa gastronómica #juntossaldremos para recaudar fondos destinados al Plan Cruz Roja Responde; Bodegas Muga y Bodegas Arzuaga se han unido en la campaña No estáis solos para apoyar la labor de Cáritas con las personas mayores...


Diversión confinada

La lista de acciones solidarias es inagotable, pero también la de propuestas para relajarnos y divertirnos con vino en tiempos de confinamiento: brindis (a través de la campaña #brindoportusalud, Vintae anima a subir brindis a redes) y catas virtuales que organizan denominaciones de origen como Navarra –proponen un brindis con sus vinos todos los viernes a las siete en las ventanas–, Jumilla –con sus atractivas sesiones de cata de #convinamiento, a las que se unen miles de personas– o la D.O. Empordà –forman parte de la campaña #EmpordaDesdeCasa–, e infinidad de bodegas –Bodegas Protos ha realizado la primera cata en streaming de su historia, Bodegas Familiares Matarromera nos ha guiado en un recorrido virtual a través las diferentes denominaciones en las que están presentes, Familia Fernández Rivera comparte catas y visitas virtuales a través de sus redes sociales, Pequeñas D.O.'s ha lanzado sus curiosas videocatas, Bodegas Corral ha desvelado en directo las claves de Don Jacobo Vendimia Seleccionada 2018...–; #wineconcerts (los organiza #yomequedoencasaconunbuenvino).
Y también cursos online gratuitos como los que imparte la Rioja Wine Academy o programas de formación como el que promueve la OIVE para Escuelas de Hostelería; dinámicas charlas y encuentros como los Diálogos de Montilla-Moriles, los Planes con vino en casa de González Byass (entre ellos el Antonio Flores Live) o las diferentes propuestas de la D.O. Jerez (maridajes, origen de sus vinos, etc.) o Marqués de Murrieta (#EnCasaconMurrieta); cine con vino (la D.O. Rueda ha subido a la web una selección de los cortos que han participado en el Festival Rueda con Rueda), música (#EnCasaConRueda, que apoya a artistas de Castilla y León, las sesiones de #baresenelcorazon...) y libros (la D.O. Manchuela ofrece en formato PDF un precioso cuento infantil que pone en valor la cultura del vino); magia (#EnCasaConRueda); fiestas (como la Feria de Abril en casa que nos han propuesto La Guita y Barbadillo); Manualidades en casa con Bodegas Riojanas, enoturismo (el Club de Producto Rutas del Vino de España invita a viajar sin salir de casa con su programa de directos de Instagram Vinos y Vivencias en las Rutas del Vino de España); visitas gratuitas (Te Mereces un Rioja es la campaña que ha lanzado la D.O.Ca. Rioja para agradecer el esfuerzo de toda la sociedad mediante una invitación a visitar Rioja una vez haya pasado la situación de emergencia: ¡hasta 70 bodegas de la D.O. ofrecen 15.000 visitas gratuitas!)... e incluso jugosos concursos que ponen a prueba la creatividad de los confinados, como el Cuarentena Film Festival de la D.O. Rueda.


Ayudas directas a bodegas
En cuanto a los planes económicos para paliar los efectos de la crisis en el sector, hay algunas denominaciones de origen –Rioja, Terra Alta, Cava, Montsant y Penedès han sido de las primeras en aprobar medidas extraordinarias– que ya han anunciado ayudas directas a viticultores y bodegas, reducción de cuotas, aplazamiento de pagos, apoyo a la promoción, acciones para incentivar el consumo de productos de proximidad o programas de recuperación. Asimismo, la FEV ( Federación Española del Vino) ha solicitado apoyo al Ministerio de Agricultura mediante la reactivación del canal Horeca o la flexibilización de las medidas de ayuda al sector vitivinícola.
Y si de algo estamos convencidos a pesar de la incertidumbre imperante es de que el mundo del vino también se repondrá de esta mordedura (que no ha sido la primera ni será la última). Porque como dice la OIVE en su precioso vídeo de apoyo al sector: "Nuestros viticultores y bodegueros que se esfuerzan cada día, saben mejor que nadie que el vino tienen la respuesta: todo es cuestión de tiempo”. Y #Volveremosabrindar.

enoturismo


gente del vino