Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Autòcton 2007. La fusión como un juego

  • Redacción
  • 2010-05-01 00:00:00

En el mundo del vino hay cosas intocables. Y desde luego la libertad de acción, la creatividad o la independencia son reglas sagradas e indiscutibles. Por ello es verdaderamente loable esta obra llevada a cabo al alimón dos de los bodegueros más inquietos de Mallorca: María Antonia Oliver, responsable de la antigua empresa de la D.O. Binissalem Bodegas Ribas, y Miquel Gelabert, en la D.O. Pla i Llevant. La idea surgió en una de esas pausas mágicas de las ferias, momentos de euforia donde la imaginación vuela y se ponen en marcha cientos planes... que van a parar al cesto de los deseos incumplidos. La idea, que puede parecer descabellada, es una genial forma de reunir lo más original de la isla, el vino mediterráneo total. El proyecto trataba de fusionar las variedades autóctonas que se dan en Binissalem -como la Manto Negro o, si existiese, la Gargollassa- con las que se cosechan en la D.O. Pla i Llevant -la Callet y la Fogoneu- u otras escasísimas variedades autóctonas incomprensiblemente no autorizadas que salpican el viñedo isleño. La experiencia se inició en 2004, aunque el primer vo en el mercado sería este de la cosecha 2007. Cada bodega elabora sus variedades por separado, con una ligera variante: Javier (enólogo e hijo de María Antonia) usa toneles de 500 litros para la crianza de su tinto; Miquel, barricas de 250. Cuando deciden que está listo, hacen las correspondientes catas para forjar el coupage final. Y ensamblarán los vinos elegidos para llenar sólo 1.500 botellas de este vino llamado -como no podía ser de otra forma- Autòcton, que ve la luz bajo el amparo de Vi de la Terra Mallorca, de excelente color, muy bien estructurado, con carnosidad y un tanino maduro y expresivo que hasta la fecha se ha vendido en el extranjero y a algún particular. Las dificultades para adquirir estas botellas son las habituales de las que vienen a esta sección, pero esta vez al menos hay dos fuentes donde dirigirse: Bodegas Ribas, en Consell, o Miquel Gelabert Vins, en Manacor. Si estuviese agotado, con un poco de paciencia podrá adquirir la cosecha 2008, en estos momentos madurando en la paz de los botelleros. autòcton 2007 Vi de la Terra Mallorca Miquel Gelabert Vins Tel. 971 821 444 / www.vinsmiquelgelabert.com Bodegas Ribas Tel. 971 622 673 / www.bodegaribas.com Precio: 20 E.

enoturismo


gente del vino