Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

La Mancha cambia de color

  • Redacción
  • 2002-12-01 00:00:00

Con toda naturalidad, sin armar revuelo, en La Mancha se aprecia un cambio de color, del blanco al tinto, pero sobre todo, de calidad. Viñedos que representan la avanzadilla de lo que dará de sí La Mancha enológica en un futuro muy cercano. Los ríos de vino blanco que tradicionalmente se han elaborado en La Mancha dejan paso a unos tintos que asombrarán a los consumidores y conocedores que no estén muy al tanto de ellos. Es incuestionable la notable calidad de los tintos jóvenes manchegos. Y no son, afortunadamente, ejemplos aislados, trabajos de algún enólogo vidente. Ya forman un numeroso grupo que construyen con su limpia frutosidad su arma más poderosa. Son una baza sólida para el despegue total de esta denominación de origen, que, además, con su excelente relación calidad/precio, se abrirán paso sin duda en un extenso mercado del futuro. Aunque lo más notable de esta cata ha sido el alto nivel de los crianzas y reservas. Aquí la Tempranillo (o Cencibel) saca a relucir su propiedad maravillosa de envejecer bien. Acompañada de una Cabernet más madura, sin aquellos vegetales pimentosos de los comienzos. También se hacen notar el carácter de una Merlot muy sedosa y una Sirah corpulenta y frutosa, de la que se espera grandes hazañas en esas tierras. Entre todas estas variedades y el adelanto tecnológico y cambio de mentalidad de los enólogos, se abre todo un mundo nuevo en La Mancha. Vinos con la madera nueva, o de un par de años, perfectamente integrada, de fino buqué y elegante recorrido en el paladar. Vinícola de Tomelloso, Sdad. Coop. Ltda. Torre de Gazate Reserva 1998 14,5 Algo desvestido de color, limpio, con ricos aromas de reducción. En boca se desenvuelve mejor mostrando ciertos atributos que imperan en su equilibrio y fácil paso de boca. 2002 a 2004. Bodegas Centro Españolas Allozo Reserva 1999 14,5 Cierto dominio de sus aromas terciarios (cuero, incienso y clavo), con fruta roja madura. Carnoso, de fácil paso, equilibrado en su conjunto con un recorrido armónico correcto. 2002 a 2003. Virgen de las Viñas Tomillar Reserva 1997 14,5 Bien vestido de color. Notable reducción que se va abriendo, con recuerdos de cuero usado, animales y maderas aromáticas. Equilibrado, con peso de fruta y cierto toque goloso. Tiene un buqué clásico con paladar frutoso. 2002 a 2004. Coop. Jesús del Perdón Yuntero Merlot 2000 14,5 Limpio, con expresión varietal aunque todavía falta la integración de la madera, que se muestra muy evidente. Posee estructura, acidez vigorosa bien conjuntada y tanino algo secante por pulir. Se recomienda un tiempo más de botella. 2002 a 2005. Vinícola de Castilla Guadianeja Reserva Especial 1997 15 Gran cambio el que se muestra en este vino. Buena intensidad de color, complejo, donde se aprecia el trabajo bien hecho. En boca está muy vivo, pleno de juventud, con tanino granuloso algo secante que necesita pulir y un amargo final que sujeta el vino. 2002 a 2007. Bodegas Centro Españolas Allozo Crianza 1999 15 Un varietal de Tempranillo fresco, limpio, con delicado fondo de tostado de barrica (trufa, cacao). En boca es goloso, jugoso, envolvente, se desarrolla muy bien, manteniendo su estructura aunque se queda algo corto. 2002 a 2006. Parra Jiménez Parra Celsius 2000 15 Buen color, gran poderío de frutosidad (ciruelas, fresas), la madera perfectamente ensamblada. Tiene un paso de boca goloso que impregna el paladar con cuerpo y tanino sedoso. Necesita un tiempo en botella para redondearse. 2002 a 2007. Bodegas Naranjo, S.L. Viña Cuerva Reserva 1996 15 Bien hecho, se impone su buena fruta con el discreto acompañamiento de madera. En boca está muy vivo, con carnosidad, y apenas se aprecia evolución. El tanino es sedoso y bien formado. 2002 a 2005. Cosecheros Embotelladores Cuevas Reales Reserva 1996 15 El color está muy vivo, algo cerrado de aromas que se abren tras agitar la copa. Después aparecen frutos maduros, incienso y algo de monte bajo. Lo mejor es su paso sedoso, con agradable toque goloso, estructura y buena armonía del conjunto. Necesita un jarreado para oxigenarse. 2002 a 2005. Altozano Altozano 1999 15,5 Un vino de factura moderna, con la nariz limpia y frutosa del mejor Tempranillo manchego, y el añadido de Merlot y Syrah; notas de mora silvestre, grosella y arándano, perfectamente integradas en la madera nueva. Amplio, redondo y notablemente sabroso. 2002 a 2005. Bodega Familia Martínez Bujanda Finca Antigua Tempranillo 2001 15,5 Buena expresión varietal, muy claro, limpio, con la madera muy bien medida. En boca resalta su magnífca acidez y la carnosidad de la fruta. Buen equilibrio de conjunto. 2002 a 2005. S. Coop. La Magdalena Vega Moragona Crianza 1999 15,5 Un varietal de Tempranillo maduro, con buenas hechuras y aromas bien definidos. Es jugoso, amable, perfuma toda la boca con aromas de grosella, flores tipo violeta y un toque de humo. Está muy armónico aunque le falta suavizar el tanino. 2002 a 2006. Santa Rita S.A.T. Varonés Reserva 1995 15,5 Deliciosa la frutosidad con la que se expresa este vino. Muy vivaz, con perfecta armonía de la crianza en barrica. Tiene un toque goloso en la entrada, amplitud, el tanino está bien trabajado aunque le falta pulir en botella. Sus atributos le auguran buen futuro. 2002 a 2008. Bodegas Fontana Fontal Crianza 1999 15,5 Hay algo de reducción que se limpia tras agitar. Los aromas son muy delicados, fruta roja (grosella), especias y una madera perfectamente integrada. Equilibrado, carnoso, envolvente y sin aristas que molesten en su recorrido. Bien concebido. 2002 a 2006. Bodega El Vínculo Vínculo Crianza 2000 15,5 Envuelve la atmósfera de aromas de fruta roja y negra muy madura, guindas en licor y tinta china con la madera muy escondida. En boca es corpulento, con peso de fruta, cierta golosidad que lo hace más fácil de beber y un amargo final bien contrastado. 2002 a 2006. Nuestra Señora de la Cabeza Casa Gualda C&J 2000 15,5 Profundo color rojo picota con aromas concentrados de frutillos negros, delicados toques de especia y anís estrellado. Es todo fruta, con cuerpo, llena la boca con cierta sequedad de tanino amable que se pulirá en botella. 2002 a 2008. Bodega El Vínculo Vínculo Reserva 1999 16 El color está impecable. Se aprecian aromas minerales de pizarra, algo atípico, con potentes notas frutosas y de cuero nuevo. En boca se expresa mejor que en nariz, fresco, con tanino vivo bien trabajado y final aromático de trufa y humo muy bien desarrollado. 2002 a 2008. Bodegas Leganza Condesa de Leganza Crianza 1999 16 Muy limpio, con buena intensidad. Se aprecia finura en el trabajo de las maderas, imponiéndose la fruta. En boca se aprecia mucho mejor, jugoso, con buena carga frutal y final aromático. 2002 a 2006.

enoturismo


gente del vino