Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Burdeos 2008, orilla derecha. Para mentes despiertas

  • Redacción
  • 2011-03-01 00:00:00

Recomendamos ser muy selectivos a la hora de comprar la añada de 2008. Porque solo los mejores terruños han producido grandes vinos. Y muchos no se podrán beber hasta pasados 15 o 20 años La serie de las grandes añadas de Burdeos no tiene solución de continuidad. La de 2009 se considera la mejor cosecha de todos los tiempos. De momento, porque los taimados barones bordeleses ya están intentando situar la de 2010 en una posición similar. O, al menos, como “la mejor añada de Burdeos clásico de todos los tiempos”, según declaró ante las cámaras, sin sonrojarse, un propietario de finca de Burdeos. Y mientras miramos de soslayo nuestra hucha para comprar vino, cada vez más flaca, y nos preguntamos si aguantará otra añada de especulación y si estamos dispuestos a pujar contra los nuevos y ricos barones de la industria china por unas cuantas botellas de vino superior, la cosecha de 2008 está colocada en los estantes de los supermercados. Tampoco esta añada es barata, pero al menos es clásica. Lo cual, en Burdeos, quiere decir: un año de maduración justa, en el que solo los mejores terruños producen grandes vinos. Los aficionados a este estilo que estén dispuestos a esperar entre 10 y 15 años no han de tener reparo en guardar en la bodega algunas botellas. Pero deberán elegir con cautela y buscar vinos hechos con inteligencia, es decir, que se presenten pulidos y con finura, sin exceso de extracto ni trucos sucios con madera nueva. En las páginas siguientes encontrarán, junto a las notas de cata de los vinos más importantes de la región, multitud de consejos para comprar sobre seguro. Para ello, inevitablemente hemos tenido que ceñir nuestra selección a los vinos (clasificados) más conocidos de las denominaciones más importantes, además de algunos nombres que situamos al mismo nivel y también una selección (demasiado escueta) de Fronsac. Catas realizadas por: Rolf Bichsel y Barbara Schroeder 15,5 Château Guillot Cata: Agradablemente jugoso y frutal, blando y suave, taninos maduros con grano perceptible, final fogoso y especiado: calificación claramente más alta que en primeur. 2014 a 2017 Château La Croix de Gay Cata: La muestra resulta tremendamente cuidada, solo el final presenta notas algo ásperas: posee frescor y casta. Una evolución muy satisfactoria. 2014 a 2020 Château La Violette Cata: Chocolate, frutillos y acentos florales, jugoso, carnoso, taninos aterciopelados, final fogoso; un placer. 2013 a 2018 Château Le Bon Pasteur Cata: Se presenta tremendamente cuidado, mucha madera nueva que oculta a la perfección los taninos algo difusos. 2014 a 2020 Château Montviel Cata: Interesante aromática especiada-floral; presenta casta y frescor, la acidez es perceptible, los taninos son densos y suaves, el final es seco. Agradable. 2014 a 2019 Château Rouget Cata: Suave, frutal, alegre, tan sólo un poco demasiado marcado por la madera, pero muy complaciente, final de chocolate; un placer. 2013 a 2018 Château Vieux Maillet Cata: Hechuras compactas, taninos maduros, crujientes, aterciopelados y muy precisos, tan solo el final un tanto demasiado marcado por la madera, por ello adquiere componentes ligeramente secos, por lo que sube aún más su calificación. 2014 a 2020 Château Gombaude Guillot Cata: Seductor y marcado por la madera, pero también componentes agradablemente florales y bayas rojas; fresco y jugoso, taninos vigorosos aunque algo difusos, robusto, potente, largo: posee carácter. 2014 a 2022 16 Château du Domaine de l’Eglise Cata: Especias y frutillos negros en la nariz, mucho jugo y frescor en boca. Posee temperamento y personalidad. 2015 a 2022 Château Le Gay Cata: Soberbia textura, taninos perfectamente maduros y a la vez muy frescos, el final largo, fogoso-frutal, madera perceptible pero bien integrada; un vino de excelentes hechuras, moderno y complaciente. 2014 a 2022 Château Mazeyres Cata: Pocos vinos de Pomerol son tan agradables, frescos y jugosos… ¡y no solo en esta añada! Ha mejorado aún más con la crianza y dentro de pocos años será un verdadero placer. Ideal para la mesa. 2014 a 2022 Château Petit Village Cata: Rico en extracto, carnoso, taninos pulidos: excelentes hechuras, fiable. 2016 a 2022 Château Providence Cata: Complejo en nariz, frutal y seco, pero sin dureza: denso, lleno, con casta, largo. Agradable. 2016 a 2022 Clos René Cata: Posee encanto, finura y elegancia, excelentes hechuras, fresco y jugoso, suave y alegre: un Pomerol ideal para sibaritas. 2012 a 2018 Château Hosanna Cata: Menos expresivo que en primeur, pero con taninos densos, crujientes a la vez que suaves y aterciopelados, solo en el final algo duros. 2015 a 2020 16,5 Château Beauregard Cata: Ha ganado en finura y equilibrio, los taninos resultan pulidos a la par que frescos, el final es frutal y largo: agradable. 2014 a 2022 Château Clinet Cata: Aterciopelado, lleno en boca y con un gran frescor, taninos densos, intensos y jugosos, y un final interminable; excelente en su estilo. 2014 a 2020 Château Feytit Clinet Cata: Robusto y con aristas, los taninos densos, jugosos y ya apenas angulosos; con la crianza ha ganado en pulido. Excelente. 2015 a 2022 Château La Fleur Pétrus Cata: Nariz floral de rosa y violeta; suave, lleno en boca, suficientemente seco y fresco. Fiel a su estilo, recomendable. 2016 a 2022 Château Certan de May de Certan Cata: Excelente calidad de los taninos, gran intensidad aromática, frescor y longitud, lleno de vigor y casta: muy agradable, merecerá 17 puntos. 2018 a 2025 17 Clos du Clocher Cata: De la máxima densidad, casta y frescor, taninos perfectamente madurados, solo el alcohol resulta algo molesto en el final. Un gran vino que aún debe madurar. 2015 a 2025 17,5 Château L’Evangile Cata: Ya es asombrosamente seductor y uno de los vinos más aromáticos en esta fase, aterciopelado y fresco, equilibrado, solo en el final un poco difuso; muy buen vino, equilibrado y amable. 2014 a 2026 Château La Conseillante Cata: Posee el delicado especiado de los grandes vinos, con taninos jugosos y con casta, elegante frescor borgoñón, luego perceptible alcohol: quizá no sea uno de los vinos más grandes de esta finca excepcional, pero aun así es excelente. 2016 a 2030 18 Château Pétrus Cata: De estilo mayestático, taninos de excelente calidad y frescor, denso, compacto y largo, también fogoso: vino soberbio que, por supuesto, debe madurar mucho tiempo. 2020 a 2050 Château Trotanoy Cata: Equilibrado de principio a fin, muestra complejidad, plenitud, firme frutalidad, vigor, frescor, pero también sofisticación: todo obedece a las leyes de la armonía. Genial, y aún mejor que en primeur. 2018 a 2028 15,5 Chapelle d’Ausone Cata: Compacto, con materialidad, extracto perceptible, taninos robustos. 2014 a 2018 Château Beau Séjour Bécot Cata: Domina la madera, pero los taninos resultan más frescos y densos que en primeur. No obstante, le falta algo de casta y precisión. 2014 a 2020 Château Corbin Cata: Jugoso y lleno en boca, denso, vigoroso y largo, taninos perfectamente integrados, final fogoso: muy agradable y recomendable. 2015 a 2022 Château Côte de Baleau Cata: Jugoso, compacto, seco, especiado final de chocolate; fiable y equilibrado, buen potencial. 2013 a 2018 Château Guadet Cata: Ha digerido bien la crianza, resulta equilibrado y fresco, elegante y bien hecho. Una evolución muy satisfactoria. 2015 a 2022 Château Faugères Cata: Muy complaciente, marcadamente especiado y frutal, compacto, jugoso, suave y redondo. 2014 a 2020 Château Fonroque Cata: Nariz de cerezas y otros frutillos; jugoso en boca, tremendamente fresco, anguloso y robusto, tiene personalidad propia, es un placer. 2014 a 2019 Château Franc Mayne Cata: Frutal y jugoso, tremendamente fresco, solo el final aún resulta algo seco: fiable y recomendable. 2015 a 2020 Château La Gomerie Cata: Claramente frutal, con una marcada aromática de cerezas y grosellas; los taninos son densos, compactos y a la vez suaves, sin dureza. Puede madurar. 2014 a 2020 Château Pavie Macquin Cata: Rico en extracto, taninos ásperos, robustos y un tanto verdes; imprescindible que madure para alcanzar un mayor equilibrio. 2015 a 2022 Château Trottevieille Cata: Frescas notas de hierbas aromáticas; taninos secos, todavía no enteramente maduros, que terminan algo abruptos. Apuesta por el frescor y el carácter, no por el volumen. 2013 a 2018 Le Petit Cheval (Cheval Blanc) Cata: Seductora nariz de violetas y pimienta; al principio jugoso y lleno en boca, luego robusto y anguloso. Algo menos de madera nueva sería mejor. 2013 a 2018 Virginie de Valandraud Cata: Nos gusta esta segunda marca de Château Valandraud por su estilo informal y directo: denso, intenso, fresco y lleno de temperamento, el final muy marcado por la casta y la madera. 2015 a 2020 16 Château La Gaffelière Cata: El principio jugoso e intenso, luego taninos recios, robustos y secos, en el final algo amargos. Posee carácter, pero debe madurar. 2015 a 2022 Château Troplong Mondot Cata: Hermosa nariz de violetas y especias; taninos frescos a la par que intensos, densos y bien integrados, largo final especiado: uno de los mejores vinos de esta finca hasta la fecha, por su equilibrio. 2016 a 2026 Château Valandraud Cata: Seductora aromática de canela y clavo; denso y rico en extracto, con taninos frescos, jugosos y secos, y un largo final frutal. Para nuestro paladar, coquetea excesivamente con la madera, pero es coherente y consecuente. 2016 a 2020 Clos Saint Martin Cata: Madera perceptible, pero también una textura jugosa y frutal, los taninos frescos y bien integrados. Muy agradable. 2015 a 2022 16,5 Château Beauséjour Duffau Lagarrosse Cata: Enteramente consagrado a la frutalidad; ya en la nariz, aromas de picotas; los taninos son jugosos, intensos, pero con el necesario frescor y aspereza, el conjunto ha mejorado desde la cata en primeur y ha alcanzado más equilibrio. 2013 a 2023 Château de Pressac Cata: Porque siempre calificamos con más severidad aquello que amamos, pues lo que no nos gusta simplemente lo toleramos, despachamos en primeur este magnífico vino con tan solo 15,5 puntos. Pero es tan jugoso, tan lleno de temperamento y carácter, su final es tan prolongado, que nos llena de satisfacción poder situarlo en el rango que merece. 2016 a 2025 Clos Fourtet Cata: Seductora nariz de especias y bayas negras; taninos densamente entretejidos, compactos y con casta, un largo final de frutillos con potencial para la guarda. 2015 a 2022 17 Château Belair Monange Cata: Esta primera cosecha vinificada por Christina Moueix posee la máxima casta, aspereza, densidad y longitud, y aun así no traiciona a su terruño y, con ello, tampoco a su estilo: muy agradable. 2016 a 2026 Château La Serre Cata: Esta es la clase de vino que adoramos: elegancia total, pero también firmeza, densidad, plenitud en boca y una gran persistencia. 2015 a 2025 Château Magdelaine Cata: Todo es concordante: la textura crujiente, los taninos suaves pero también vivaces, la aspereza, la longitud. Como siempre, consagrado a la elegancia y el encanto. 2016 a 2024 Château Pavie Cata: Increíblemente marcado por la frutalidad, intenso, denso, lleno de temperamento, con notas de café y moca en el final; perfectamente vinificado, pero destinado al paladar internacional. 2014 a 2022 17,5 Château Angélus Cata: Atractivos aromas de bayas, notas de especias y madera de cedro en la nariz; los taninos son de una precisión increíble, denso, compacto a la par que elegante, el final es jugoso y decididamente largo: excelente, fiel a su estilo, sin por ello dejar de reflejar su añada. Con la crianza ha ganado aún más complejidad. 2015 a 2025 Château Canon Cata: De los vinos más elegantes y amables de su clase: suave, fresco y delicadamente estructurado, sin renunciar a la densidad y las hechuras firmes. 2015 a 2025 Château L’Arrosée Cata: Posee la nariz compleja de los grandes vinos, el equilibrio óptimo entre fuego y elegancia, con taninos delicados y perfectamente integrados, y un interminable final de frutillos, es un vino extraordinario. 2018 a 2028 18 Château Ausone Cata: Uno de los vinos verdaderamente grandes de esta cosecha, tremendamente fiel a su estilo: aromática intensa y compleja, los taninos son densos y frescos, además de poseer la necesaria casta. En primeur lo calificamos de mayestático, y en verdad lo es, con fuego, especiado y carácter. 2018 a 2030 16 Château Les Trois Croix Cata: Excelente calidad de la fruta, mucho frescor, taninos sedosos a la par que compactos y firmes: el más elegante de los vinos de Fronsac. 2016 a 2026 Château Moulin Pey Labrie Cata: Anguloso y robusto, como es su estilo propio, hecho para una larga guarda: para amantes de los vinos vigorosos, marcados por los taninos. 2010 a 2030 Château Villars Cata: Aunque sus hechuras aún resultan muy estrechas y compactas, sin embargo el pulido de los taninos ha ganado decididamente, el final es frutal y el conjunto denota coherencia. Una evolución muy satisfactoria. 2016 a 2024 17,5 Château Moulin Haut Laroque Cata: Máxima complejidad en la nariz, con componentes florales y especiados, y una pizca de frutillos maduros, pero no sobremadurados; el paso de boca es firme y lleno, resulta denso y aterciopelado, prolongado y elegante a la vez, a pesar de tanto vigor: ¡un pequeño Pétrus! Sobresaliente. 2020 a 2030 Con personalidad propia Château Cadet Piola Saint-Émilion 16,5  La familia Jabiol ha tenido que desprenderse de Cadet Piola. Esta será su última cosecha. El único consuelo es que su vecino, Larmande, es quien hoy se ocupa de la finca. Por ello, en lo sucesivo, también podrán embotellarse aquí, en uno de los mejores terruños de Saint-Émilion, los vinos con carácter que posean un especiado particular y una expresión individual. Cadet Piola 2008 es un vino distinto a todos los demás; tremendamente complejo con sus notas de hierbas para infusiones, flores y especias; luego marcadamente fresco, jugoso y muy largo, con taninos frescos sin ser toscos. 2017 a 2025. El mejor precio Château Larmande Saint-Émilion 17.00  Los grandes vinos de Burdeos no tienen por qué costar una fortuna. Pero tampoco pueden ser baratos. En cuanto a su calidad, su carácter propio y sus hechuras impecables, Larmande es una verdadera ganga, precisamente en esta añada. Magnífica aromática de cerezas, vainilla y otras especias empleadas en pastelería; jugoso y fresco, crujiente y largo, taninos perfectamente madurados: una de las mejores compras de la región y de la añada. Nos enamora Vieux Château Certan Pomerol  ¿Qué es lo que nos gusta del Vieux Château Certan? El hecho de que nunca se doblega, sin florituras, sin salidas de emergencia, sin maquillaje. Lo cual quiere decir que, algunas veces, decepciona incluso en las más grandes añadas, pero en cambio se presenta en su máxima excepcionalidad en los años difíciles. Se sitúa a muchas millas de distancia de la fría perfección, está en el centro del país de la inspiración. De la mayor complejidad, casta, densidad y plenitud, al mismo tiempo equilibrado y fresco, intenso y largo, jugoso y potente: completo y singular, es el mejor vino del año. 2015 a 2025. 19 Momento óptimo para beber Los grandes vinos de Burdeos hoy maduran más lentamente Si la degustación en primeur aún provoca una especie de alegría (en esa fase, los vinos son decididamente frutales), en la cata posterior, algunos meses después del embotellado, los grandes vinos de Burdeos están justo en su peor estadio. La parte buena es que uno puede concentrarse en lo esencial: calidad de los taninos, integración de la madera, equilibrio, potencial aromático. La parte mala es que no es precisamente un placer beber casi ninguno de estos vinos en esta temprana fase rebelde. Porque los grandes vinos de Burdeos están hechos para una larga guarda. Los aficionados a los tintos jovencísimos pueden encontrarlos en casi cualquier parte del mundo. No solo en la Gironda. Debajo de las notas de cata hemos añadido la fecha en la que estimamos que el vino estará en su momento óptimo para beber. Pero atención: no se trata de una fecha de caducidad. Procuramos mantener la amplitud de este periodo lo más estrecha posible, es decir, indicamos la fecha más temprana y el ciclo más corto. Cuanto más grande sea un vino, tanto más puede ampliarse este periodo. Los burdeos clásicos actuales no maduran más deprisa que antes, más bien al contrario. Hoy disfrutamos con deleite añadas como 1979, 1982, 1988, 1989, 1990, 1993 y 1994. Por consiguiente, no abriremos las botellas de nuestros vinos favoritos de 2008 antes de 2025. El descubrimiento Château Dalem Fronsac 17  Dalem es una de las fincas de calidad más antiguas de Fronsac. Bajo la dirección de Brigitte Rullier, la finca ha dado otro paso más hacia la excelencia y, como muy tarde en esta añada, forma parte de las mejores cincuenta fincas de entre las superiores de Burdeos. Los taninos de la cosecha de 2008 son aterciopelados y de una categoría casi increíble, la aromática es perfectamente limpia y precisa, el final cremoso y frutal: una de las mejores botellas de esta finca catadas hasta la fecha y una inmejorable compra para aquellos más interesados por el contenido que por un nombre famoso. 2018 a 2028.

enoturismo


gente del vino