Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Cata Bordeaux: Longevos y secos

  • Redacción
  • 2009-05-01 00:00:00

Alrededor de un año y medio después de la cata de las muestras de barrica de vinos en primeur, Barbara Schroeder y Rolf Bichsel han analizado una vez más con lupa esta compleja añada de 2006 de vinos de Burdeos, pero ahora embotellados. La de 2006 es una añada de vinos de Burdeos clásicos, longevos y secos, pero no del todo. Porque las diferencias entre finca y finca son considerables. Por ello, quienes no hayan comprado en primeur, ahora lo harán muy selectivamente: Pomerol es una buena elección, pero es una de las más caras de la orilla derecha; Fronsac constituye una alternativa más asequible. Publicamos a continuación tan sólo las catas que merecieron como mínimo una puntuación de 15,5. Un año de vinos de Pomerol angulosos y secos, pero también muy carnosos. Sólo los más grandes vinos deben madurar mucho tiempo, a los demás habrá que vigilarlos muy de cerca: podríamos estar guardando en la bodega unos vinos que, dentro de algunos años, quizá no sean más que alcohol y taninos secos. 19 Château La Conseillante Este vino nos deja con la boca abierta. Incluso en esta fase difícil, supera más que ampliamente a todos los demás, pues aúna casta, densidad, frescor, frutalidad de uvas, elegancia y pulido: decididamente es el mejor vino de Pomerol del año. 2016 a 2030. 18 Château Feytit Clinet Soberbia ya la muy prometedora y compleja nariz, excelente este vino también en el paladar, denso, mucha casta, tremendamente largo, ciertamente todavía cerrado, pero eso es normal en esta fase. Cumple lo que prometía en la cata en primeur: es un vino magnífico. 2014 a 2020. 18 Château L’Evangile Maravillosa nariz de ensueño, con una aromática compleja, especiada y floral, sin dureza alguna, más bien taninos elegantes y refinados que se extienden pausadamente en la boca, llenan el paladar y están presentes sin resultar pesados ni ardientes. 2012 a 2020. 18 Château Pétrus Complejo, seco, denso y muy largo, con taninos muy refinados y hermosos, comprometidos con la elegancia y la casta. Muy cerrado, como siempre en este estadio, es un vino al que habrá que esperar con paciencia. 2015 a 2030. 18 Château Trotanoy Tremendamente denso y aterciopelado, taninos secos pero no agresivos, una increíble casta, gran longitud aromática: un vino excelente, aún mejor que en primeur. Imprescindible dejarlo madurar. 2016 a 2026. 18 Vieux Château Certan De una gran casta, con los taninos secos clásicos del VCC, el final largo, rico y especiado; un vino excelente con personalidad propia, realmente impresionante, que debe madurar. 2016 a 2030. 17,5 Clos du Clocher Compleja aromática muy prometedora, tremendamente denso, compacto, aterciopelado, sin dureza ni rusticalidad. Excelente, lleno de carácter, debe madurar. 2014 a 2022. 17 Château Beauregard Soberbia aromática con aromas de flores y frutillos, también notas especiadas; en boca denso y bien estructurado, taninos aterciopelados, final largo y muy preciso: un vino magnífico. Lo valoramos con mucha cautela en primeur, pero hoy merece un punto más. 2013 a 2020. 17 Château Clinet Resulta tremendamente fresco y juvenil, jugoso, denso, termina largo y con fruta marcada; posee elegancia y casta. Excelente, aún mejor que en primeur. 2012 a 2020. 17 Château La Fleur Pétrus Denso y con mucha casta, largo final frutal-mineral, ya se intuye su futura elegancia. Un buen vino con personalidad propia. 2012 a 2020. 16,5 Château Hosanna Todavía muy reservado, pero aterciopelado, denso, lleno y sensual; es evidente que ha crecido: el vino embotellado nos impresiona aún más que la muestra en primeur. 2013 a 2018. 16,5 Château Le Gay Aunque las notas de madera nueva predominan en la nariz y en el paladar, resultan soportables gracias a la gran casta y frescor, la densidad y longitud de este vino. Una discreta nota amarga en el final. 2012 a 2018. 16,5 Château Petit Village Todavía muy cerrado; compacto y denso, final prolongado, anguloso, pero también frutal, excelente potencial: cumple lo que prometía en primeur. 2014 a 2020. 16 Château La Croix Denso, taninos muy prietos pero no agresivos y todavía juvenilmente angulosos, final frutal; con la crianza se convertirá en un vino elegante y agradable. 2011 a 2016. 16 Château Le Bon Pasteur Interesante aromática de uvas de maduración muy justa, hierbas aromáticas, té; buenas hechuras, de corte clásico, taninos excelentes y finamente estructurados, como mucho la nota amarga en el final estorba un poco en esta fase. 2012 a 2018. 16 Château Gazin Comienza aterciopelado y denso, luego pasa a los taninos duros y todavía un tanto difusos, el final bastante largo. Como es habitual, muy cerrado en este estadio, debe madurar un poco. 2013 a 2018. 16 Château Nenin Tremendamente frutal en la nariz, con notas de casis y frambuesa; seco y anguloso en boca, fresco y lleno de casta, con una asombrosa acidez, pero sin notas verdes o inmaduras. Se presenta con más casta y menos ancho que en primeur. 2013 a 2020. 16 Château Providence Perceptible casta, largo final frutal. Aún cerrado, pero ya bien perfilado. 2012 a 2018. 15,5 Le Blazon de L’Evangile Más sencillo en su expresión que el vino superior y algo más herbáceo, con patentes notas de Sauvignon, redondo, perceptible dureza en el final. 2011 a 2015. 15,5 Château du Domaine de l’Eglise Compacto, seco, muy cerrado, pero sin dureza ni rusticalidad. Fiable y bueno, hay que dejarlo madurar. 2013 a 2018. 15,5 Château Latour à Pomerol Aterciopelado, equilibrado, sin dureza: con la crianza se convertirá en un vino redondo y armónico. 2011 a 2016. 15,5 Château Mazeyres Fresco, bien dibujado, con casta, termina frutal y con densidad media, un vino agradable. 2012 a 2016. 15,5 Château Rouget Notas de madera nueva; el principio es suave y delgado, termina frutal, aunque algo seco y con la madera todavía demasiado marcada, pero en esta fase es normal. 2011 a 2016. Los mejores crus de esta appellation tienen estilo, aunque habría que clasificarlos ligeramente por debajo de los de Pomerol. Muchos vinos del segmento intermedio tienen demasiado extracto y demasiados taninos amargos, a menudo potenciados por el uso excesivo de la madera. 18,5 Château Cheval Blanc Un Cheval Blanc verdaderamente inspirado de cabo a rabo, con su discreto aroma floral; fino y suave, posee la máxima elegancia, taninos sofisticados, frescos, nobles, pulidos,, y un delicado final interminable de bayas perfectamente maduradas. ¡Grandioso! 2015 a 2028. 18 Château Ausone Potente, inaccesible, francamente imbebible en este estadio, con taninos duros como el acero, pero a la vez su aromática tiene mucha clase, con el típico especiado de cedro, hierbas aromáticas y té... Debe madurar mucho tiempo. 2016 a 2030. • 17,5 Château Angélus Todavía muy cerrado; soberbia textura aterciopelada, denso, taninos sin dureza, largo final frutal; francamente equilibrado a pesar de hallarse en este difícil estadio, con potencial para la elegancia. 2012 a 2022. • 17,5 Château Belair Soberbia textura jugosa, largo y fresco final sobre notas de cereza y especias orientales: un vino excelente y seductor, aún mejor que en primeur. Debe madurar. 2014 a 2026. • 17,5 Château Canon Todavía muy cerrado pero tremendamente denso, voluminoso, fogoso y, aun así, con potencial para la elegancia, largo final frutal. Uno de los grandes vinos del año. 2014 a 2024. • 17,5 Château Figeac Fragancia de frutillos y especias; muy evidentes notas de Cabernet Sauvignon y, con ellas, una alusión clara a la finca; denso y seco en boca, anguloso, pero también largo, con un final de pimienta; es exactamente el tipo de vino que hay que guardar a buen recaudo durante años, porque será imbebible hasta que un buen día se revele como un auténtico clásico excelente y complejo. Para aficionados irredentos. 2016 a 2026. • 17,5 Château L’Arrosée Seductora aromática de cedro y especias; denso pero sin exceso de extracto, más bien al contrario, perfectamente equilibrado, con taninos finamente estructurados, frescos y jugosos, y un largo final frutal. Un gran vino. 2014 a 2022. 17 Château Pavie Mucha madera nueva, enorme extracto, mucho alcohol, también es jugoso, sólo el final resulta un tanto amargo y demasiado duro: si bien menos extracto y menos madera habrían significado más elegancia. Un vino internacional, moderno. Por ello recibe esta calificación, no por constituir la expresión de un gran terruño. 2012 a 2018. 17 Château Pavie Macquin Como siempre en esta fase, prácticamente imbebible, de una frutalidad pura, con acidez perceptible y taninos crujientes, el final largo y floral, hecho para una larga crianza. Recuerda a un Nuits Saint Georges. 2016 a 2025. 16,5 Cadet Piola Aún muy cerrado, pero claramente frutal, con un marcado final de cerezas y grosellas, los taninos son densos, compactos y todavía muy juveniles, pero sin amargor. Un buen vino que debe madurar. 2014 a 2020. 16,5 Château de Pressac Compacto, denso, fresco, final seco-frutal; todavía cerrado, pero con un excelente potencial. 2013 a 2018. 16,5 Château Grand Mayne Todavía muy cerrado; compacto y denso, taninos maduros estrechamente tejidos, sin dureza, largo final frutal. Una categoría más que en primeur. 2014 a 2020. 16,5 Château La Serre A pesar de su estilo aún muy juvenil y su acidez perceptible, sus taninos vivaces y sus notas de madera absolutamente exactas, domina la impresión de frutalidad y la aromática de frutillos rojos; su tendencia se inclina hacia la elegancia y la casta. 2012 a 2018. 16,5 Château La Tour Figeac Hechuras densas y firmes, largo final fogoso, pero también frutal-floral; un buen vino, resulta más equilibrado que en primeur. 2013 a 2018. 16,5 Château Troplong Mondot Soberbia nariz frutal; denso y lleno en el principio, rico en extracto, largo pero sin amargor ni severidad, más bien de una longitud aterciopelada; incluso supera su impresión en primeur, ya de por sí muy positiva. Uno de los mejores Troplong de los últimos años. 2014 a 2024. 16 Château Beau Séjour Bécot Compleja aromática floral; con una riqueza en extracto fuera de lo común, denso e intenso, pero los taninos aún algo difusos; se echa de menos la elegancia y amabilidad habitual de este vino en esta fase temprana. 2014 a 2020. 16 Château Bergat Todavía muy joven, pero tremendamente denso, final largo de especias y frutillos: puede madurar. Una vez más, muy recomendable. 2014 a 2020. 16 Château Haut Corbin Denso, taninos suaves y a la vez firmes, madera bien trabajada, largo final frutal: un vino sorprendente y muy hermoso. 2012 a 2018. 16 Château Larmande Todavía cerrado y marcado por la crianza, pero de un hermoso equilibrio y frescor, con potencial para la elegancia, tan sólo el final es un poco amargo y granuloso; aun así, absolutamente fiable. 2013 a 2018. 16 Château Magdelaine Compacto pero también frutal, los taninos son frescos y sólo en el final algo granulosos; todavía cerrado, con potencial para la elegancia. 2012 a 2020. 16 Château Pavie Decesse Púrpura intenso; nariz de cerezas y madera nueva; rico en extracto, pero sin amargor, tremendamente pleno y fogoso: excelentes hechuras, moderno, rico en alcohol, para amantes de este estilo de vino. 2012 a 2016. 16 Clos Fourtet Comienza jugoso, se muestra aterciopelado y denso, con taninos perceptibles y algo duros, termina fogoso: debería buscar más equilibrio. 2014 a 2020. 15,5 Chapelle d’Ausone Elegante y fresco, taninos firmes y bien integrados de densidad media. 2013 a 2018. 15,5 Château Beauséjour Especiado, seco, con taninos angulosos que terminan un tanto abruptos; debería madurar. 2012 a 2018. 15,5 Château Bellefont Belcier Denso y equilibrado, taninos ciertamente aún juveniles, pero que en tres o cuatro años se redondearán hasta la suavidad; buenas hechuras, agradable. 2012 a 2016. 15,5 Château Cadet Bon Floral y especiado, suave, delicado, fresco, elegante, largo; placentero. 2012 a 2016. 15,5 Château Fonplégade La madera está presente, pero la delicadeza de los taninos y la textura frutal lo equilibran. Recomendable, pero no se debe dejar madurar mucho más tiempo. 2011 a 2015. 15,5 Château Franc Mayne Denso, con taninos suaves y un final frutal: agradablemente equilibrado, ha evolucionado favorablemente. 2011 a 2016. 15,5 Château Guadet Denso, jugoso, lleno de casta, con un final aún seco, pero impresionantemente largo y fogoso. Posee carácter, debe madurar. 2014 a 2020. 15,5 Château La Clotte Todavía muy marcado por la crianza; compacto, rico en extracto, taninos sólidos y duros, madera presente, final lleno de temperamento. 2013 a 2017. 15,5 Château La Gomerie Fragancia de madera nueva y frutillos negros; el principio aterciopelado, aunque luego le falta algo de sustancia para sostener la madera; por ello el final resulta difuso y seco. 2012 a 2016. 15,5 Château Larcis Ducasse Nos gusta su vena frutal, su casta y su frescor. Los taninos están muy presentes en este momento y todavía resultan importunos; debe madurar un poco, y entonces podría recibir una calificación de medio punto más. 2013 a 2018. 15,5 Château Rol Valentin Compacto, seco, fresco, de densidad media: como debe ser. 2011 a 2017. 15,5 Château Trotte Vieille Rico en extracto, anguloso, seco, final fogoso; le falta equilibrio, resulta un poco decepcionante en esta fase. 2014 a 2020. 15,5 Clos Saint Martin Mucha madera nueva, extracto perceptible; la madera, que recuerda al café con leche, también está muy presente en el final y predomina sobre la frutalidad. 2013 a 2018. La mejor appellation de la orilla derecha. Los vinos poseen un enorme frescor, plenitud y densidad, por lo cual representan con exactitud el estilo de la zona. Los aficionados a los vinos vigorosos, plenos, y gran capacidad de guarda que no quieran pagar por ellos un precio exagerado, podrán encontrar aquí lo que buscan. 18 Château Moulin Haut Laroque ¡Qué maravilla de vino! Con una enorme casta y densidad, complejidad aromática, vigoroso, de un equilibrio mayestático que vuelve accesible el vino ya en este estadio temprano: puro terruño en una de las mejores añadas que haya producido jamás esta finca excepcional. Dentro de algunos meses se cerrará y será prácticamente imbebible durante unos años. 2016 a 2030. 17 Château Dalem Posee casta y frescor, una soberbia textura muy intensa, el final largo, denso y frutal, la madera perfectamente equilibrada: un vino magnífico, todavía mejor que en primeur. 2014 a 2020. 17 Château Les Trois Croix Aún muy cerrado, algo normal en esta fase; pero posee una enorme densidad, con taninos muy prietos de una excelente calidad y una gran longitud aromática. 2014 a 2025. 17 Château Moulin Pey Labrie Tremendamente denso y carnoso, pleno y fogoso, debe madurar mucho tiempo. 2014 a 2026. 17 Château Villars Pura casta, gran densidad, temperamento y fuego, longitud e inmensa calidad de los taninos: un vino lleno de carácter muy al estilo de los “más italianos” de entre las appellations del bordelés. Imprescindible dejarlo madurar. 2014 a 2025. 16 Château de la Rivière Seductora nariz de madera nueva: denso, gran casta y densidad, con un final largo aún marcado por la crianza, pero lleno y frutal: imprescindible que madure, pero cumple sus promesas de la cata en primeur e incluso puede aumentar la nota. Agradable. 2014 a 2020. 16 Château Fontenil Compacto, denso, taninos aterciopelados y un final floral-frutal. Todavía muy cerrado, pero de excelentes hechuras y bien pertrechado para la guarda. 2012 a 2020. 16 Château la Vieille Cure Jugoso, denso, taninos magníficamente frescos, prietos y sin dureza, el final largo y frutal: ¡incluso supera nuestras ya de por sí grandes expectativas! 2012 a 2018. 15,5 Château du Gaby Compacto, rico en extracto, anguloso, mucha madera en un final algo seco, pero también bastante sustancia. Todavía está buscando un poco su equilibrio. 2014 a 2018. 15,5 Château la Dauphine De una asombrosa elegancia ya en esta fase, pero no por ello demasiado delgado ni prematuramente maduro, más bien al contrario, francamente denso y fresco, agradable aromática de flores y frutillos en el final: perfecto para los amantes de los vinos clásicos. 2010 a 2016. No en todos los terruños de la orilla derecha del Gironda y del Dordoña han madurado de manera óptima las variedades Merlot, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon y Malbec. No obstante, 2006 no es un año de burdeos “pequeños”. Sí que hay buenos vinos, pero es necesario descubrirlos. A continuación, una pequeña selección. 16 Château Bel Air la Royère Blaye Nariz marcada por la madera; tremendamente concentrado y denso pero sin amargor, frutal a pesar de la madera y sólo en el final algo seco: ciertamente internacional y moderno, pero también con excelentes hechuras; es como un sucedáneo del Pavie, pero de Blaye. Recibe la nota por sus soberbias hechuras, no por la tipicidad. 2011 a 2016. 16 Château Les Jonqueyres Premières Côtes de Blaye Denso, frutal, hechuras firmes, recio pero sin amargor, posee carácter. Un buen vino que puede madurar. 2012 a 2018. 15,5 Château Penin Les Cailloux Bordeaux Supérieur Buenas hechuras, taninos aterciopelados aunque algo secos en el final; un buen vino que puede madurar. 2011 a 2016.

enoturismo


gente del vino