Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Caminando hacia la elegancia

9C8I9G0P3M0G2Q9N4P6J6E6N7D0P4U.jpg
  • Antonio Candelas
  • 2019-12-03 00:00:00

Toro es una de esas tierras donde la paradoja de la viticultura se cumple hasta sus últimas consecuencias. La austeridad de los suelos y el rigor climático que atiza inmisericorde las viñas de Tinta de Toro son las claves para garantizar una riqueza sin precedentes en sus vinos. Un patrimonio aromático que va acompañado de un poderío y un carácter inusual en el resto de ubicaciones vitícolas. Toro es así: exuberante, rotundo, incontestable. Y menos mal que es así, porque ahí está el secreto para que el tiempo teja esa contundencia de sensaciones y opulencia de matices para darnos una elegante trama con la que embelesarnos.
Esto lo saben bien los hermanos San Ildefonso. Roberto y Javier son los responsables de Finca Sobreño y, desde hace unos años, Paloma, hija de Roberto, también aporta su esfuerzo y conocimiento. Este proyecto nació en 1998 y desde entonces se trabaja sin descanso para encontrar el verdadero carácter de la uva en las diferentes elaboraciones. Nos hemos detenido en el Finca Sobreño Selección Especial para demostrar lo generoso que ha sido el tiempo con unas añadas que, si bien es cierto, fueron muy adecuadas para conseguir una uva de calidad, los hermanos atinaron en determinar el momento justo de vendimia, elegir el roble americano en el que guardar el vino y saber cuándo sacarlo –14 meses de crianza– para que la evolución continuara en la botella. Emoción es lo que hemos experimentado en esta última cata vertical del año en la que hemos vivido cómo ha ido creciendo el vino en todos sus registros, mostrando una elegancia que sus creadores siempre estuvieron convencidos de poder encontrar.


Finca Sobreño Selección Especial 2000
Tinta de Toro. 14,5% vol. D.O. Toro
No tengáis prisa en disfrutarlo. Dejad que pase tiempo porque la evolución una vez abierto es muy buena. Encontramos aromas de fruta escarchada y encurtidos que se van abriendo hacia notas de té y tabaco, especias dulces y ebanistería. Al fondo, toques de grafito. La profundidad que aporta la variedad permanece y hace que no pierda personalidad. En el paladar, el tanino se muestra vivo, pero completamente domado y nos acaricia durante el recorrido. El final es de esos que te hacen reflexionar por su elegancia, complejidad y refinamiento.


Finca Sobreño Selección Especial 2005
Tinta de Toro. 14,5% vol. D.O. Toro
Año en el que la brotación fue impecable y la maduración perfecta, con lo que el tanino se forjó pausadamente para que en el futuro fuera moldeado con precisión por el tiempo. La expresión en nariz es soberbia. Destacan las notas de fruta madura (ciruelas, moras), regaliz, tinta china y una barrica perfectamente integrada que apenas interviene. Al fondo, un apunte propio de esta variedad que resulta casi adictivo. En boca aún muestra su buena estructura, es carnoso y con mucho volumen. Final sorprendente con recuerdos frutales muy nítidos.


Finca Sobreño Selección Especial 2010
Tinta de Toro. 14,5% vol. D.O. Toro
Probablemente a nivel de viñedo fue el año más equilibrado de los cuatro, y eso indudablemente se nota. Los racimos eran abiertos, con uvas pequeñas que auguraban una gran concentración. De todos es el que mantiene mejor el carácter de la zona y de la uva. Es profundo en nariz y perduran los aromas de fruta madura, cacao, balsámicos en forma de hierbas de monte y una complejidad deliciosa. En boca despliega una acidez magistral que hace que se aprecie el buen estado de salud de sus matices. Largo, poderoso y muy longevo.


Finca Sobreño Selección Especial 2014
Tinta de Toro. 14,5% vol. D.O. Toro
Esta es una añada en la que todo lo que ocurrió benefició a la variedad. Esto prácticamente asegura un futuro prometedor. Hoy sorprende que, aun habiendo pasado cinco años, la juventud de sus matices domina el vino. La fruta negra se comporta con mucha frescura y la crianza se nota en forma de aromas torrefactos, cremosos y de especias (canela). En boca, el tanino es de una gran calidad por su nobleza y amabilidad, aunque aún se muestra robusto. Es concentrado, licoroso en el posgusto y con gran persistencia. Habrá que seguirlo de cerca.


enoturismo


gente del vino