Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Apasionante viñedo ibérico

  • Bartolomé Sanchez
  • 2005-01-01 00:00:00

Loable actitud del equipo que dirige Enrique Chueca en Bodegas Aragonesas. En su plan de trabajo procede como un pequeño elaborador, fundamentalmente en dos aspectos: uno de ellos es la pulcritud con que se presentan todos los vinos de su catálogo, que son muchos. El otro es la imaginación que prodigan, el entusiasmo puesto en la búsqueda del producto original, de pequeña tirada, el respeto por el entorno, el suelo o la variedad. Ellos resaltan a base de trabajo la personalidad del “terroir”. Ya dieron muestras con su “Fagus”, que en su día causó sensación y ahora es uno de los mejores garnachas de Aragón. En su afán por aportar novedades, ofrecen otra primicia, este original “Aixa”. Para cimentar este tinto se eligieron dos parcelas, La Sarda y Montealto, plantadas hace unos cuarenta años de Garnacha con una producción exigua, menos de un kilo por cepa. Como novedad, lo elaboran con la suma de varias añadas, concretamente de las cosechas del 2001, 2002 (mayoría) y 2003. La ley del blanco A pesar de que ya se elaboran grandes blancos en España, todavía este tipo de vinos son nuestra asignatura pendiente. Y no digamos en Rioja, donde la aventura de vender una botella probablemente se encuentre supeditada a la habilidad del vendedor más que al gusto del consumidor. Con esta perspectiva emprende Javier San Pedro su apuesta por un blanco diferente: el Caudalia. De las casi 90 hectáreas de su propiedad, ha elegido un pago llamado La Paúl, cerca de la cautivadora ciudad de Laguardia, con solo dos has. plantadas de Viura ya adulta. Cuidó la viña igual que para hacer su tinto más expresivo, incluso con rigurosa vendimia en verde. En el lagar la cosecha 2004 se ha comportado de manera especial, tardó en consumar la fermentación 46 días, todo un logro, porque la realizó en barricas de roble francés y americano, la temperatura no subió más allá de los 15º centígrados. Finalmente, tres meses de crianza en roble francés han modulado las formas de este vino en el que sobresale su gran armonía. Caudalia 2004 B. San Pedro.Camino de la Hoya, s/n. 01300 Laguardia (Álava). Tel. 945 62 12 04 bsanpedro@vallobera.com. D.O. Rioja Calificada. Precio: 9 euros. Tipo: Blanco crianza Variedades: Viura. Crianza: Tres meses en barricas de roble francés Fecha de entrada: 15/11/2005. Consumo óptimo aproximado: Cuatro años a 10° C. Puntuación: 8,7/10 1ª Cata: Color amarillo pajizo y muy pálido. No hay lugar a la transición, no existe velo, no hace falta espera para poder apreciar sus limpios aromas. Rápidamente enseña sus delicados matices florales y de fruta madura, ensamblados espléndidamente con la madera, proponiendo un leve toque especiado. Resulta un conjunto de gran frescura, y sobresale su equilibrado paso de boca. El final, con una agradable nota cítrica, es brioso, presto, nítido, del que destacamos, sobre todo, su gran armonía. Oxia Mágnum 2002 B. Aragonesas. Ctra. De Magallón, s/n 50529 Fuendejalón (Zaragoza). Tel. 976 86 21 53 bodegasaragonesas@bodegasaragonesas.com. D.O. Campo de Borja. Precio: 90 euros. Tipo: Tinto crianza. Variedad: Garnacha. Crianza: 18 meses en roble francés nuevo Fecha de entrada: 15/12/2005. Consumo óptimo aproximado: Siete años a 16/18° C. Puntuación: 9/10 1ª Cata: Destaca su juventud, con colores picota y violáceos con un fondo rubí. Tanto sus aromas como sus sabores proyectan la enorme frescura que derrocha el conjunto. Los recuerdos de frutillos de bosque tan nítidos, las especias, el acento mineral, una pizca de regaliz final preparan la sensación carnosa del paso de boca, su tanino bien maduro y aromático, la fresca armonía que glorifica el paladar. Desde luego es un vino para guardar, pero tan armónico que se puede disfrutar de él ahora, sin asumir por ello la sensación de cometer un infanticidio.

enoturismo


gente del vino