Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Eva Ugarte: “No me fío de la gente que no bebe vino”

8Q9B0R0C1Q1Q7N6P9L7C5C9I5C9E4L.jpg
  • Laura López Altares
  • 2019-03-29 00:00:00

La pizpireta y camaleónica Eva Ugarte triunfa con la segunda temporada de 'Mira lo que has hecho', junto a Berto Romero. Compartimos brindis y confidencias feroces con ella.


Tu papel en Mira lo que has hecho te valió la nominación a los Feroz, ¿qué significa Sandra para ti?

A  nivel de repercusión, es mi papel más importante. Sandra es un personaje muy mimado, está muy bien escrito. Y da mucho poderío, una madre de por sí es el power, todo nace de una madre. Sandra te conecta con tu propia madre interior, y a mí me ha aportado mucha responsabilidad, mucho orden. Es un personaje muy fuerte, una luchadora. Si me viera en las situaciones que hemos vivido juntas, le pediría consejo. Es un titán, aprendo mucho de ella. Y todo lo que viví en los Premios Feroz con mi familia y mis amigos... ¡fue espectacularmente bonito!


Dices que Sandra te conecta con tu madre interior... ¿ahora  ves la maternidad con otros ojos?

L a verdad es que me di cuenta de que tenía un morro impresionante cuando decía en mis primeras entrevistas que ahora estaba más preparada para la maternidad. Porque yo doy de mamar a mi bebé, dejo el muñeco y me voy de cañas con mis compañeros. Sí puedo decir que tengo más conciencia o cercanía sobre el mundo de los niños y la maternidad, pero no experiencia. Y tengo ganas de ser madre, pero con las circunstancias adecuadas. Ves que efectivamente un hijo te cambia de verdad la vida, es la mayor responsabilidad del mundo.


Háblanos de tus proyectos de futuro, ¿algún otro personaje icónico en el horizonte?

Q ué guay eso de hablar de "proyectos de futuro". Pues ahora mismo estoy grabando una serie para Telecinco que se llama Madres, ¡es que es un gran tema la maternidad! Es una serie con muchas mujeres, hay cuatro directoras. La protagonizan Belén Rueda, Aida Folch y Carmen Ruiz, pero somos un elenco muy amplio. Y mi papel es el de una ginecóloga: he pasado de ser anestesista a ginecóloga, ya tengo mi propio despacho, estoy muy contenta (risas). Es un proyecto con muy buena pinta, con una sensibilidad especial. ¡Ya lo veréis!


¿Cuáles son tus directores favoritos?, ¿y qué retos interpretativos te planteas?

U y, personajes con superpoderes, ¡me apasionan las pelis de superhéroes! ¿Y podemos hablar de Christopher Nolan, por favor? Me encantaría salir en una peli suya, casarme con él… tener cualquier tipo de relación con Nolan (risas). Y Shyamalan también me encanta. Múltiple es bestial, me ha generado un pique como actriz. Me encantaría hacer lo que hace James McAvoy. Yo soy muy camaleónica, cambio mucho, y un personaje así sería un gran reto. También algo con viajes en el tiempo, grandes historias de amor… ¿y en el Caribe te he dicho que me gustaría hacer algo? (risas)     


¿Cómo es tu relación con el vino?, ¿tienes alguna historia curiosa relacionada con él?

M e fascina. El otro día me cené una botella de vino con una amiga, literalmente (risas). No, en serio, sí que hay una historia muy curiosa: mi familia hacía vino en Valdepeñas, y algo de mis ancestros me ha llegado, ¡soy muy exquisita con los vinos! He ido a varias catas, hice una campaña de Ramón Bilbao... Creo que el buen vino, como una buena película, tiene arte, y el poder de la transformación, es sanador. ¡No me fío de alguien a quien no le guste el vino! Viene de la vid, de nuestra tierra. Y cuando valoramos nuestro vino, valoramos nuestra tierra.


Y además de los superhéroes,  Nolan y el buen vino, ¿tienes alguna otra pasión confesable?

P ues las artes marciales me encantan (risas). Me apasioné con Kill Bill y me dio por ahí (más risas). Estaba en una etapa de búsqueda, y tenía una amiga, Irene Anula, que era maestra de muay thai. Empecé a probar, a investigar… me fascinó. Luego pasé a otras artes marciales más de concentración, como el kung-fu, que es buscar la excelencia con el mínimo esfuerzo, ¡eso me flipa! Yo soy muy nerviosa, y las artes marciales me han enseñado a estar presente, generan mucha conciencia corporal. Creo que cuando uno se domina a sí mismo, ya puede ejercer otro tipo de poder…










enoturismo


gente del vino