Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Gurús del vino

8C6M6I0T9A5C8M3H2E5P1G8C1A7H6N.jpg
  • Ana Lorente
  • 2019-02-28 00:00:00

¿Quién es quién en la crítica internacional de vinos? ¿Cómo marcan tendencia? He aquí los nombres, las firmas, que mueven el mercado y hacen temblar con sus calificaciones a las bodegas más importantes del mundo.

L a portada de cada número de The Wine Advocate recuerda que “nunca habrá un sustituto del gusto propio ni mejor aprendizaje que probar el vino personalmente”. Sin embargo, el gusto y el juicio crítico del equipo de Robert Parker, su fundador, no solo es seguido como el oráculo por parte de los aficionados, sino que ha modificado el estilo de elaboraciones de muchas bodegas para gustarle, para obtener de él una alta calificación. Este abogado norteamericano desarrolló su propio sistema de puntuación, que va de los 50 a los 100 puntos, es decir, no hay puntos por debajo de los 50 y no es hasta 60 cuando podríamos considerar un vino aprobado. En esa misma línea estan en general sus compatriotas, algunos salidos de sus filas como el venezolano Antonio Galloni, buen conocedor de Italia y creador de la potente empresa Vinous, o alguno de los competidores más reconocidos, como James Suckling o Stephen Tanzer, y, como medios, Wine Enthusiast o Wine & Spirits.
El sistema de puntuación de 20 puntos es más antiguo, se utilizaba como evaluación técnica por parte del departamento de Viticultura y Enología de la Universidad Davis (California) desde finales de los años 50 y en la valoración entraban parámetros químicos y técnicos, no solo los resultados de la cata organoléptica, siempre más o menos subjetiva.
La defensora de ese sistema ha sido Jancis Robinson, la Master of Wine británica que se encarga personalmente de la selección de la bodega de la reina de Inglaterra y que es un ejemplo de sensualidad y de alma en sus descripciones de vinos, por ejemplo, en el Financial Times. Tambien puntúan así Decanter, Gault & Millau, Vinum o Vin de France. Lo más encantador es cómo se define cada puntuación, ¡atentos a algunos términos!: 20 Excepcional, 19 Increíble, 18 Por encima de Superior, 17 Superior, 16 Distinguido, 15 Medio, 14 Mortalmente Aburrido, 13 Casi defectuoso o desequilibrado, 12 Defectuoso o desequilibrado.
Otros, sobre todo medios locales, puntúan también en escalas de 10 o de 5. En cualquier caso, los que concitan más seguidores son el sueco Andreas Larsson, elegido mejor sumiller del mundo en 2007 y que se caracteriza por catar siempre a ciegas (quien quiera, puede enviarle su vino a blindtasted.com junto con 299 euros); el británico Tim Atkins, que se fija en el trabajo de bodega y campo, no solo en la copa; o los ya mencionados Tanzer y Suckling, estadounidenses, que son la competencia más directa de Robert Parker.
Hay donde elegir y sobre todo comparar. Aquí nos decantamos por la independencia de nuestro Antonio Candelas. Faltaría más.

enoturismo


gente del vino