Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Precisión en el campo, éxito seguro

8E9L9O0F0R2G8L6N9M7O3F8P0U8M0C.jpg
  • Juan Esteban
  • 2020-06-16 00:00:00

Una adecuada puesta a punto de la planta hará que la cosecha sea equilibrada y disminuya el riesgo de enfermedades.


Nombre de la parcela: La Loma
Edad del viñedo: 36 años, plantado por Tomás Esteban
Variedades: Tinta Fina y Albillo
Tipo de suelo: Franco-arenoso con afloramientos calizos
Conducción: Vaso
Densidad de plantación:
2.100 plantas por hectárea
Altitud: 800 metros
Extensión: 4,60 hectáreas
Pluviometría desde final de vendimia: 398 m2
Temperatura máxima y mínima mayo: 31ºC y 2ºC


Poda en verde

Se trata de eliminar todos aquellos tallos no productivos, o de casquera, además de todos aquellos que llamamos pantalones, es decir, los que están debajo de la propia formación de la cepa y crecen desde los troncos. En Valderiz dejamos un tallo por cada yema que hemos considerado productiva –en formación en vaso, unos 15 tallos– y prescindimos del resto (foto 1). De esta manera, conseguimos que la acumulación de nutrientes se concentre en los tallos que tienen los racimos productivos y, además, logramos una mejor ventilación.


Control de malas hierbas

En Valderiz no empleamos productos químicos para el control de malas hierbas, sino que labramos el suelo con el tractor para limpiarlo (foto 2). Aunque trabajamos las cubiertas vegetales, un crecimiento excesivo de la vegetación en primavera podría hacer competencia a las propias cepas por los nutrientes. Por otro lado, en las parcelas plantadas en espaldera (foto 3) estamos subiendo los alambres para ayudar a la correcta disposición de las hojas con el objetivo de que los racimos tengan una exposición solar adecuada, además de buena aireación.


Despuntes

En la última semana de mayo hemos comenzado a despuntar las parcelas en vaso, como es el caso de La Loma, para evitar que el viento rompa los tallos y favorecer el desarrollo del ‘nieto’. De esta forma, ayudamos a que los racimos reciban todos los nutrientes oportunos para un adecuado crecimiento. Esta práctica (foto 4), sin embargo, conlleva que haya que hacer dos pasadas en el viñedo y, por lo tanto, un coste adicional: una para cortar el crecimiento en vertical del tallo y otra para cortar los tallos secundarios que se han entrelazado con los racimos y dificultan la ventilación.


enoturismo


gente del vino