Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Se acerca el momento clave: la vendimia

8H5D1B8I8G8J5U9U8E6E8S3U0D5H9P.jpg
  • Juan Esteban
  • 2020-09-07 00:00:00

Redoblamos los esfuerzos para proteger la uva, que durante los meses de verano madura con pausa.


Nombre de la parcela: La Loma
Edad del viñedo:
36 años, plantado por Tomás Esteban
Variedades:
Tinta Fina y Albillo
Tipo de suelo:
Franco-arenoso con afloramientos calizos
Conducción:
Vaso
Densidad de plantación:
2.100 plantas por hectárea
Altitud:
800 metros
Extensión:
4,60 hectáreas
Pluviometría desde final de vendimia:
428 m2
Temperatura máxima y mínima julio:
38ºC y 9ºC


Envero
Comenzamos a ver las primeras uvas enverar (foto 1) la tercera semana de julio, lo que supone un adelanto con respecto a la añada anterior. La maduración de las uvas no se desarrolla siempre de forma homogénea, algo que en Valderiz nos gusta para conseguir mostos equilibrados. En agosto se están produciendo algunas tormentas, por lo que las próximas semanas son clave para determinar el momento de vendimia. Si todo sigue como hasta ahora, prevemos empezar la recolección sobre mediados de septiembre.


Trabajos en el suelo

La totalidad de nuestro viñedo está certificado como ecológico, por eso la labor en el campo se intensifica, sobre todo en años complicados como lo está siendo este 2020. Durante el mes de julio hemos pasado el rodillo (foto 2) para limpiar el suelo de malas hierbas. También hemos levantando polvo con el tractor (foto 3), ya que este ejerce de protección natural en las bayas. Además, en el caso de que haya llovido, ayuda a secar las uvas y, por lo tanto, a evitar la aparición de enfermedades.


Aclareo de racimos

Una de nuestras obsesiones es tener cepas equilibradas, por eso durante las semanas previas a la vendimia hacemos despuntes, con el objetivo de controlar la vegetación de las plantas. Otros de los trabajos que hemos realizado son el aclareo de racimos (foto 4) y la limpieza de agraces. Aunque la presente campaña viene más corta que la pasada, siempre controlamos los rendimientos, primando la calidad sobre la cantidad. En la parcela de La Loma, el rendimiento por hectárea estimado es de 5.000 kilos.




enoturismo


gente del vino