Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Vendimia 2020: el gran reto

4I1D5B4D0L3P9G2G1E9O8O2G3J0Q4D.jpg
  • Juan Esteban
  • 2020-10-05 00:00:00

A las ya de por sí complicadas condiciones por culpa de la pandemia, se han unido unas inesperadas lluvias.


Nombre de la parcela: La Loma
Edad del viñedo:
36 años, plantado por Tomás Esteban
Variedades:
Tinta Fina y Albillo
Tipo de suelo:
Franco-arenoso con afloramientos calizos
Conducción:
Vaso
Densidad de plantación:
2.100 plantas por hectárea
Altitud:
800 metros
Extensión:
4,60 hectáreas
Pluviometría desde final de vendimia:
489 m2
Temperatura máxima y mínima septiembre:
31ºC y 0ºC



Antes de la vendimia

Como habíamos vaticinado, la vendimia se inició a mediados de septiembre, el día 17, tras un verano muy seco con lluvias en forma de tormenta a primeros de septiembre. Comenzamos recolectando algunas de las parcelas más importantes: Tomás Esteban, una parte de Juegabolos y una parte de La Loma (foto 1), todas ellas plantadas en vaso. El objetivo era evitar posibles enfermedades, como la botritis, debido a la complicación del tiempo. En Valderiz tenemos un estricto protocolo antiCovid y todos los trabajadores se someten a pruebas de control asiduamente.


Inicio de la campaña

A los tres días de empezar la vendimia (foto 2) cayeron 60 litros de agua en menos de 48 horas. Esto cambió bastante los parámetros analíticos de las uvas, aumentando el peso por baya en un 12%, si bien la acidez aumentó y el pH se mantuvo. Por fortuna, no se registraron problemas fúngicos, por lo que decidimos continuar una vez pasadas las lluvias con las parcelas destinadas a los vinos más jóvenes de Valderiz. Cuando las bayas se diluyen, es preciso ser más escrupulosos en bodega, tanto en la selección en mesa como en la elaboración.


Recolección manual

Las uvas son recogidas a mano, se llenan los conachos (que es como llamamos a los banastos en Roa), se vierten en un pequeño remolque y después se hace una doble selección; primero, una manual de los racimos (foto 3) y más tarde una óptica. Estimamos que la vendimia terminará hacia el final de la primera semana de octubre, antes de que aparezcan de nuevo las precipitaciones. Hasta el momento, en Valderiz estamos muy satisfechos con la calidad de la uva (foto 4) y las cualidades de los primeros mostos.





enoturismo


gente del vino