Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Vinoterapia: Bañarse en vino

  • Redacción
  • 2010-04-01 00:00:00

Seguramente, a más de uno sorprenda este nuevo concepto, esta diversidad en torno al mundo del vino que ya empieza a propagarse y tener cientos de adeptos por toda España. Tenemos claro que el vino, tomado con moderación, produce beneficios. Sin embargo, muy pocos hemos tenido experiencias saludables sin beberlo, es decir, como producto de belleza o relajación. La idea nace de fusionar las terapias alternativas y las propiedades terapéuticas del vino. La enoterapia o vinoterapia, como se la conoce, tiene su origen en Francia, concretamente en Graves, en las sinuosas colinas de Burdeos que esbozan un paisaje teñido de majestuosos castillos y viñedos de ensueño. Es el entorno idílico. Este nuevo concepto de belleza, relajación y mejora de la salud consiste en una serie de tratamientos que se aplican al cuerpo, con productos que tienen su origen en los agentes antioxidantes de la uva, en el mosto, en el vino o de aceites derivados. Según los estudios realizados, con la aplicación de estos artículos de belleza y tonificación, se consigue reducir el abdomen, afirmar los glúteos, rejuvenecer los músculos y la piel y tonificar los senos. La relajación se consigue con masajes a base de pulpa de uva fresca y aceites esenciales, que pueden provenir de distintas uvas, según sus propiedades. Por ejemplo, de la uva blanca Sauvignon Blanc, se dice que tiene propiedades tranquilizantes, o el Cabernet Sauvignon, que ayuda a eliminar las células muertas. El vino, en general, es conocido por su poder antioxidante y, se intuye que también ayuda a evitar el envejecimiento de la piel. Con la crema de extractos de uva o aceite de semillas, se pueden reducir las arrugas o el deterioro de la piel, sobre todo en verano cuando sometemos a nuestro cuerpo al suplicio de los rayos solares. Para mejorar la circulación, un buen hidromasaje con extractos de uva y sales biológicas, es de los más satisfactorio y efectivo. En resumen, existen infinidad de bodegas y balnearios por toda España, que incluyen la vinoterapia dentro de sus circuitos, o simplemente venden los diversos cosméticos. Verdad o marketing, no hay duda que una buena hidratación de la piel y un masaje aplicado por un profesional, son beneficiosos sea cual sea el producto que apliquemos. En el caso de las propiedades del vino, ya son muchos años revindicando sus beneficios y esto no es nuevo para nadie.

enoturismo


gente del vino