Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Regalo de aniversario

  • Redacción
  • 2010-04-01 00:00:00

Año de nieves y de bienes para Valdemar. La bodega cumple un cuarto de siglo mientras sus viñas todavía conservan retazos blancos de ese manto de invierno que cuando llegue el tiempo seco serán reservas de agua. Y celebra el aniversario con el mejor de los regalos, con otra bodega para sus nuevos vinos. Vanguardista, deslumbrante: Inspiración. En 1981, noventa y cinco años después de que naciera el primer vino en la primitiva bodega familiar, Jesús Martínez Bujanda, que bien merecería el sobrenombre de el Pionero, empezó a construir en Oyón, a pocos kilómetros de Logroño, un complejo considerado en su momento como una de las mejores instalaciones del mundo, una bodega con la tecnología más visionaria, la que hoy en sus manos y en las de sus hijos, Ana y Carlos, es bodegas Valdemar. La renovación empezaba por elaborar exclusivamente con viñedo propio, una práctica poco frecuente en La Rioja que les garantizaba independencia frente a los precios y calidades de los viticultores. Ya dentro de la nave de elaboración, con su formación de ingeniero, instaló algunos de los primeros depósitos europeos con control de temperatura para una fermentación totalmente medida y cuidada. Y así, con una constante investigación de los métodos de vinificación y con la filosofía de lucir la uva -el intenso carácter frutal en sus vinos-, nacieron, por ejemplo, los rosados por el método de sangrado, el tinto joven obtenido por maceración carbónica o su innovador blanco fermentado en barrica. Y perfeccionaron la maduración, el envejecimiento, con dos naves con capacidad de más de 14.000 barricas dotadas con sistema de ventilación y renovación diaria del aire donde crianzas, reservas y grandes reservas Conde de Valdemar envejecen en barricas de roble americano y francés. Nuevos tiempos, nuevas copas Con ese talante imparable vio la luz en 2003 una edición limitada bautizada como Inspiración. Aquella vendimia procedía de los mejores viñedos de la casa y fue seleccionada hasta la extenuación y acunada el tiempo justo en las mejores maderas. La originalidad y el éxito, materializado en altas puntuaciones en todas las guías, dieron pie a toda una gama, Inspiración Valdemar, que con el tiempo se ha independizado hasta estrenar este año bodega propia. Bajo ese rótulo elaboran vinos con una personalidad muy marcada, pero siempre con la referencia del carácter Rioja, es decir, basados en variedades de uvas de esta tierra, sea una selección especial de las mejores cepas de tempranillo que esta bodega tiene en La Rioja, con varietales minoritarios, olvidados o recién aparecidos como como Graciano, Maturana o la experimental tempranillo blanca. Pequeños y grandes detalles La experiencia es ya una sólida realidad que se ha ganado por méritos y por necesidad una flamante bodega independiente con su nombre propio, envuelta en elegantes maderas y diseñada, como siempre, con criterios de eficacia sin olvidar la estética más elegante y sorprendente a base de juegos de luz y perspectivas de sobrias líneas rectas. Se abre a una amplia sala de recepción con cámara anexa en la que la uva, en cajas, se enfría recién vendimiada para elaborarla a la temperatura ideal y sin que pierda su plenitud de aromas y sus mejores características. El siguiente paso es una doble mesa de selección, antes y después de la despalilladora, y de ahí a los refulgentes tinos de fermentación, pequeños, de 15.000 litros y menos, para elaborar por separado variedades y parcelas, para preservar el carácter de diferentes terruños. Lo más original es la sala de segunda fermentación, de maloláctica, con un suelo radiante en el que se apoya una solera de barricas y que, de ese modo, como en una acogedora sauna a temperatura y humedad controlada, estimula a las levaduras a hacer su trabajo, a convertir el ácido málico en láctico y así redondear el vino. Ése es el fin y el principio de la casa: el vino. Una línea moderna en la que busca la elegancia y la originalidad, el carácter frutal envuelto apenas en delicada madera de la que prueban las mejores tonelerías y los tostados adecuados a cada vino. Ésa es la Inspiración, la propia uva. Inspiración Valdemar Camino Viejo s/n 01320 Oyón (Álava) Tel. 945 622 188 / Fax 945 622 111 www.valdemar.es info@valdemar.es

enoturismo


gente del vino