Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Conservación y servicio del espumoso

  • Redacción
  • 1996-11-01 00:00:00

El espumoso natural de calidad se puede tomar en cualquier ocasión porque es un vino muy agradecido. Sirve tanto para el aperitivo como para toda la comida. Si se toma a última hora, en el postre o después de comer (como se tiene por costumbre) puede producir una sensación de hinchazón y digestiones pesadas.
El cava no debe guardarse mucho tiempo en nuestra bodega, pero tampoco es conveniente tomarlo inmediatamente después de embotellado. Se le debe dejar reposar un tiempo ya que estos vinos descansan en profundas cavas, lejos del ruido, luz y ajetreos. De pronto le mueven para sacarle las lías, sufre toda la operación de degüelle y, por último, se le añade un cuerpo extraño como es el licor de expedición. Para asimilar todo ello necesita un tiempo prudencial.
Por lo tanto, lo mejor es tomarlo en un período que va desde el mes siguiente al degüelle a los seis meses, aunque si las botellas se conservan en óptimas condiciones aguantarán perfectamente un año.
Deje que la botella de cava descanse de pie en su bodega. Según los últimos estudios, la presión del carbónico hace que se cree una atmósfera con la suficiente humedad entre el líquido y el corcho que no deja que el tapón se reseque (con la consiguiente pérdida de gas). Este sistema dejará el corcho más elástico, y no habrá peligro de que el producto se contamine del hongo causante del defecto llamado vulgarmente “tapón”.
La temperatura de servicio debe ser la adecuada según el grado de dulzor del “dosage” (o licor de expedición) así como del tiempo de crianza. Para un cava gran reserva, con 3, 4 y hasta 6 años, la temperatura no debe bajar de 10º C ya que la baja temperatura inhibe los aromas. Los secos, semi-secos y, sobre todo, los dulces, aguantan bien una temperatura de 6º C. Por debajo de esta temperatura las papilas no logran descifrar si es dulce, salado o si, por el contrario, está ácido.

Tiempos de crianza

Respecto al tiempo de crianza en botella, solo hay dos categorías: el normal, cuya crianza en rima será de 9 meses, como mínimo, y el gran reserva, que deberá estar no menos de 30 meses en botella.
Por el grado de dulzor su calificación es la siguiente:

Brut nature. -De 0 a 3 gramos de azúcar por litro.
(aprobado recientemete en la UE)
Extra brut: hasta 6 gramos de azúcar por litro.
Brut: hasta 15 gr. litro.
Extra seco: Desde 12 a 20 gr. litro.
Seco: desde 17 a 35 gr. por litro.
Semi seco: de 35 a 50 gr. litro.
Dulce: más de 50 gr. de azúcar litro.

enoturismo


gente del vino