Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Bodegas arzuaga Navarro. Milla de Oro, parada y fonda

  • Redacción
  • 2007-11-01 00:00:00

La bodega está entre las pioneras de la actual Ribera del Duero, y el hotel fue una avanzadilla al entender el enoturismo en sentido amplio y de calidad. Ahora pide una ampliación, 48 habitaciones y un Wine Spa, mientras el catálogo de vinos rebasa los rotundos tintos de la D.O. con sorprendentes blancos y espumosos. Antes de que el hotel, e incluso que la bodega, estos parajes eran la escapada de su propietario, Florentino Arzuaga, que hace más de veinte años reunió una finca, La Planta, vallada a lo largo de 14 kilómetros, donde hozan los jabalíes y los muflones, y atruena la sobrecogedora berrea de los ciervos, bajo los pinos y las sabinas. El año 1987 empezaron a plantar un viñedo que alcanza ya las 150 has. en los terrenos más altos, las orientaciones más soleadas y en los alrededores de la bodega, el corazón de la llamada Milla de Oro. La mayoría es Tinta Fina (125 has.), más 10 de Cabernet Sauvignon y 5 de Merlot. A eso se suma, para la elaboración de ciertos vinos, alguna uva comprada a viticultores expertos, de viñedos viejos cultivados en vaso, y con muy bajo rendimiento. Son las exigencias de Jorge Monzón, un enólogo joven, pero experimentado y riguroso, que presume de disponer en bodega de la técnica moderna y precisa para obtener la mejor calidad, con una capacidad de elaboración de 2.700.000 botellas: vinos modernos, frutales, plenos, estructurados, diferenciados, rebosantes de personalidad, aunque sin olvidar su origen, la inconfundible tipicidad de la Ribera del Duero. Entre los Arzuaga adscritos a la D.O. destacan el Reserva Especial 2001, el Gran Arzuaga de la misma añada, los nuevos Crianza o los frutales La Planta, con un suave toque de madera. Más allá de la Ribera del Duero Pero en la misma finca nacen otras experiencias osadas, innovadoras, como el Fan D’ Oro, un blanco en tierra de tintos, fermentado en madera, sabroso, con tonos afrutados maduros y toques ahumados. O, aun más atrevido, un espumoso bautizado como Txapana, elaborado por el método tradicional champanés, de Chardonnay y Pinot Noir, con tres años de crianza y con añadas diferenciadas. Y el horizonte del imperio Arzuaga no se agota en la Ribera. Cerca de su almazara de aceite, en Malagón, en la provincia de Toledo descubrieron terrenos idóneos para la vid, y así nació Pago Florentino, en una tierra mirando al sur que, con justicia, se llama, finca La Solana, con un suelo pedregoso, de granito y arcillas, que otorga ese inconfundible recuerdo mineral al vino. Los premios se multiplican vendimia tras vendimia, como reconocimiento de la madurez de las cepas y el rigor de la elaboración, que se traducen en refinamiento y exquisitez en la copa. Bodegas Arzuaga navarro Ctra. N 122 Aranda-Valladolid km. 325 47350 Quintanilla de Onésimo (Valladolid) Tel.983 687 004. Fax. 983 687 099 www.arzuaganavarro.com

enoturismo


gente del vino