Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Del rebujito y otras “generosas mezclas”

8D2C5N8Q6J1D2T7I2N3P5P6P3P4D5C.jpg
  • Redacción
  • 2019-03-29 00:00:00

El embaucador trago que refresca con fervor la Feria de Abril es una de las mezclas con Jerez más emblemáticas. Pero los 'sherry cocktails' son una tendencia mundial que no deja de ganar adeptos. 


A bril, ¡qué mes! Tan revoltoso y embaucador que si fuera una bebida solo podría ser un rebujito. De apariencia inocente y alma festiva, es el más encantador y tramposo de los tragos. Reina en la Feria de Abril con refrescante jolgorio, y una medida casi alquímica de manzanilla, refresco de lima-limón (Sprite, Seven Up...), hielo y hierbabuena. Se dice que está emparentado con el Sherry Cobbler, el primer sherry cocktail de la historia. Este feliz néctar nacido en el siglo XIX se preparaba con vino de Jerez, azúcar, un toque cítrico y hielo, se bebía en pajita (otro de los grandes inventos del momento) y fascinó a escritores como Charles Dickens o Julio Verne. También hay quien atribuye la creación del rebujto al Colegio de Farmacéuticos de Granada; pero Ramón Villar, responsable de Comunicación del Grupo José Estévez, nos da la fecha oficial de su nacimiento: el 20 de marzo de 1993. Pepsi y La Guita registraron el nombre, y así culminó la revolución de la manzanilla surgida a finales de los ochenta.
Nos cuenta Ramón que "La Guita encabezó esta revolución, transformando el hábito de los consumidores, revitalizando el consumo de manzanilla y convirténdola en el producto por antonomasia de la Feria de Sevilla". En esa intensa semana se consumen nada menos que 1,5 millones de medias botellas de manzanilla, vertidas en esas emblemáticas jarras donde descansa la mágica poción. ¿El secreto de su éxito? Para Ramón, la clave está en que "es un trago refrescante, muy atractivo para el público joven y que además rebaja el contenido alcohólico". Esta histórica marca sanluqueña propone otras evocadoras combinaciones con acento andaluz: su particular moguito, el deliciosamente sanguinario Bloody Guita o el especiado Mil Flores, con TCHAY. "Estos vinos dan matices únicos", aseguran.
Es indiscutible que los cócteles con Jerez se han convertido en una de las grandes tendencias mundiales: su versatilidad, su complejidad aromática y su singular carácter ofrecen infinitas posibilidades a los bartenders. Podemos comprobarlo en la web del C.R.D.O. Jerez e inspirarnos con mezclas tan sugerentes como el Rebujito&Mint, el Cream&Tea o el explosivo ¿Plata o Plomo?.


enoturismo


gente del vino