Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

¿Y ahora qué pasa con el vino?

9E2D0D6F8A0E1G3P3M8E9J1A8B7H8S.jpg
  • Antonio Candelas, Diana Fuego
  • 2020-05-07 00:00:00

En mitad de la inesperada pandemia que doblegó a la inmensa mayoría de la población mundial confinándola en sus hogares, irrumpió la gran pregunta: ¿cómo será nuestro mundo después del coronavirus? Nosotros hemos trasladado por videoconferencia esta pregunta a los profesionales del vino para que nos cuenten cómo han vivido estos días tan caóticos y extraños, para que nos ayuden a imaginar cuál va ser el futuro de un sector profundamente vinculado a la hostelería, tan castigada por la crisis sanitaria y económica. Entre la incertidumbre y la esperanza velada, apuestan por potenciar la venta online, por reinventarse, y esperan que los bares y restaurantes vuelvan a abrir pronto sus puertas y, sobre todo, que el vino siga formando parte de nuestras vidas.  


Juan Gil
Presidente del C.R.D.O. Rías Baixas



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Antes de la declaración del estado de alarma, nosotros ya habíamos tomado medidas para compaginar la seguridad y la salud con la atención a viticultores y bodegas: hicimos un protocolo de actuación para el personal, establecimos turnos y nos preparamos para el teletrabajo. 

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Suprimimos los plazos que tenían los viticultores para el registro de viñedo, suspendimos temporalmente la verificación física de los vinos y también conseguimos que las autoridades admitiesen que los viticultores pudieran salir de casa con el carnet que reconoce su actividad. Seguimos en contacto con la Administración y muy atentos a las demandas de la sociedad en todo aquello que podamos apoyar.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
La preocupación es muy grande porque aunque la exportación, el canal de alimentación y las ventas online se mantienen, la mayor parte de las bodegas de la D.O. tienen su mercado en el sector Horeca. Hay mucha incertidumbre, pero parece claro que la venta online ha llegado para quedarse.




Rafa Somonte
Director técnico de Dominio de Tares



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Los pedidos se han reducido porque el canal Horeca se ha parado, pero el resto sigue en funcionamiento: en bodega y viñedo continuamos con nuestra actividad normal, e incluso la hemos incrementado recuperando viñedo viejo de mucha calidad y valor (ahora hay que poner esas fincas al día).

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?

Hemos hecho catas virtuales y también pusimos en marcha un sorteo en redes (#regalaunaSonrisa) de nuestro vino La Sonrisa de Tares para aliviar y animar a la gente la estancia. Además, por cada nueva interacción en el sorteo donamos alimentos al comedor social de Ponferrada, que dada la situación nos pareció bastante necesario.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Va a ser una evolución lenta, porque no vamos a conseguir subir el consumo en los hogares (además, la crisis mermará el poder adquisitivo) en la misma medida en la que va a bajar en hostelería, donde tristemente se va a dar una especie de selección natural. Las bodegas van a tener mucho stock y poca liquidez, lo que va a llevar a precios excesivamente bajos.



Javier Basabe
Director general del Grupo Príncipe de Viana



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Nuestra prioridad absoluta ha sido la salud del equipo, que no hubiese contagios. Percibo una ansiedad generalizada y un poco de incertidumbre: hay un exceso de información que abruma y nos deja apesadumbrados.  Pero hemos continuado trabajando, en el campo operamos normalmente... la viña no se para.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos intentado dinamizar el confinamiento a través de nuestras redes sociales con catas online y otras actividades. Y ya estamos pensando en la siguiente fase, trabajando en una serie de medidas para apoyar a la hostelería, que va a necesitar toda la ayuda del mundo.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Creo que a corto-medio plazo esto va a suponer una revolución bastante importante, como un tsunami: lo que va dejar arrasado tardará tiempo en recuperarse… Pero es verdad que si se consigue una vacuna iremos recuperando una cierta normalidad que se integrará en nuestra vida cotidiana. No sé si soy un inconsciente, pero prefiero ser positivo.



David Palacios
Presidente del C.R.D.O. Navarra



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
En el Consejo hemos ido de la mano de las bodegas, lo que hicimos fue adaptar el ritmo de trabajo a la situación. Estamos rehaciendo los presupuestos, cambiando totalmente el plan de marketing y adoptando medidas que intentan flexibilizar esa asfixia que tienen las bodegas. Como viticultor me afecta menos porque la viña no entiende de pandemias...

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?

Nosotros entendimos desde el principio que era imposible llevar este confinamiento sin vino, y pensamos muchas acciones para dinamizar: brindis con vino de Navarra todos los viernes a las 19 en las ventanas, un concurso de fotos en redes, brindis de una bodega de la D.O. cada día...

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?

Todo va a depender un poco del tiempo que se alarguen los establecimientos cerrados; cuanto más retrasemos la actividad hostelera, más se va a retrasar la recuperación económica. Somos un país en el que nos gusta mucho sociabilizar, y creo que como yo, muchos estamos deseando que nos dejen salir para ir a tomar una copa de vino con los amigos a un bar.


Pepe Raventós
Director, enólogo y viticultor de Raventós i Blanc



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Esto es terrible. Los pequeños viticultores, que en España hay muchos, las estamos pasando canutas: nos han cerrado todos los restaurantes del mundo, tenemos que recortar costes, las ayudas son insuficientes... Esto repercutirá en puestos de trabajo, y la gente está muy nerviosa.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Donamos vinos a colectivos de restaurantes que están apoyando a gente desfavorecida, nuestros tractores están a disposición del Ayuntamiento de Sant Sadurní para ayudar en las tareas de desinfección de las calles, hemos regalado visitas exclusivas a los sanitarios para agradecer su labor... y tenemos ganas de seguir haciendo más.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?

Estaremos todos tocados económicamente, y va a ser una recuperación lenta. Tenemos que trabajar más que nunca, y me parece importante que haya medidas de ayuda, de activación, de recuperación… Y vamos a ahorrar todos: esto también va a hacer que haya menos consumo de bienes que no son imprescindibles, y el vino es un producto de lujo.



Javier Pagés
Presidente del Consejo Regulador del Cava



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
La afectación de ventas ha sido muy seria. Se ha incrementado el nivel de consumo de cava en el hogar, pero no ha tenido la misma fuerza que otros vinos al tener esa connotación de celebración: ese es un reto del cava, y estamos trabajando mucho para fomentar el consumo habitual.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos aplazado los pagos de las cuotas del primer semestre y bajado esas cuotas. También estamos trabajando con el Ministerio para ver cómo se pueden coordinar las ayudas. A nivel Consejo, intentamos estar activos en redes sociales, hemos hecho vídeos de recetas para mostrar la versatilidad del cava... y también un programa de formación online para bodegas.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Es imposible que no decaiga nuestro sector, el tema es cuándo nos recuperaremos y en cuánto tiempo. Yo espero que se vaya reanimando la economía... lo necesita el cava, pero también toda España. Sí que veo que esto se va a ir recuperando paulatinamente, pero habrá que ver si nos han quedado cambios estructurales en cuanto a comportamientos.



Miguel Torres Maczassek
Director general de Familia Torres



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
La situación es muy compleja y excepcional para todos. Nosotros hemos mantenido la actividad en la bodega (con limitaciones) y en las áreas productivas y agrarias, y hemos establecido estrictos protocolos de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Decidimos poner nuestras dos impresoras 3D a disposición de una iniciativa local del Penedès para fabricar material sanitario para los hospitales y centros de salud de la comarca. Es nuestro granito de arena a la lucha contra esta pandemia, y también una manera de agradecer todo el trabajo que están haciendo los profesionales de la salud.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Hay que ser optimistas y pensar que el sector se recuperará poco a poco. No será de un día para el otro, pero estoy seguro de que la gente, con tiempo, volverá a llenar restaurantes y terrazas y a brindar con vino, y volverá a hacer enoturismo. También espero que las iniciativas solidarias y el trabajo colaborativo perduren y nos convirtamos en una sociedad mejor.



Almudena Alberca
Directora técnica de Grupo Bodegas Palacio 1894



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Las medidas de distanciamiento entre los trabajadores de las cuatro bodegas del grupo fueron tomadas unos días antes de la entrada en vigor del estado de alarma. Yo trabajo desde casa y aquí cato las muestras de depósito o barrica. La idea es la de atomizar los equipos de trabajo minimizando los riesgos y, sobre todo, dosificando los recursos para cuando vuelva la normalidad.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos participado en subastas de vino donde lo recaudado va destinado a paliar los perjuicios de esta crisis. En el terrreno lúdico y de entretenimiento hemos organizado videocatas sencillas para el consumidor final, así como catas en vivo para los trabajadores de Acciona, a la que Bodegas Palacio 1894 pertenece.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Sin darnos cuenta, nuestras relaciones van a verse alteradas y eso influirá en el consumo de vino como bebida social que es. A corto plazo es probable que nuestra casa se convierta en un punto de encuentro más concurrido. Para volver a la calle, a los bares y terrazas habrá que esperar.



María Barúa
Enóloga de LAN



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Lo principal es la salud, así que todo el personal que puede está teletrabajando, y en bodega lo hacemos todo con mucho cuidado y mucha prevención. Nuestra filosofía es preservar todos los puestos de trabajo y apostaremos por los de casa cuando necesitemos personal para el viñedo.  Ahora estamos reinventándonos y poniendo en marcha una tienda online

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
La primera reacción fue cuidar a nuestro personal: les enviamos a casa cestas de verduras y otros detalles. También hemos aplazado pagos a distribuidores e importadores y hemos hecho una campaña en nuestras redes sociales para levantar el ánimo y fomentar las reuniones de amigos alrededor de una copa de vino: las #Lanquedadas.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Es muy difícil hacer predicciones, pero creo que va a depender mucho de lo que cueste encontrar una cura... ¡si vamos despegando yo creo que no entraremos en casa! Si es a largo plazo, habrá que reinventarse: las bodegas tenemos que ser capaces de flexibilizar y buscar nuevos caminos.



Santiago Frías
Presidente de Bodegas Riojanas



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Nos adaptamos casi día a día porque es una situación tan excepcional que vamos aprendiendo continuamente: teletrabajo, distanciamiento entre los trabajadores en bodega... Hemos centrado la comercialización de los vinos en los canales online y estamos descubriendo cómo el consumidor se amolda a esta nueva realidad sin que la edad sea un impedimento.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Aparte de realizar catas virtuales en redes sociales por parte de nuestros enólogos, estamos colaborando de forma activa con las iniciativas solidarias que están desarrollando las denominaciones en las que estamos presentes. En breve lanzaremos una actividad educativa donde buscaremos fomentar la cultura del vino, asunto muy importante para el futuro.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Compartiremos la gravedad de la crisis junto con la hostelería, pero, aunque el horizonte se presenta complicado, tengo esperanzas de que el pequeño placer de disfrutar de una copa de vino no se interrumpa y ese consumo doméstico se afiance y amortigüe las consecuencias de la pandemia.



Mercedes García
Enóloga de Bodegas Montecillo



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Este era un año muy especial para nosotros, el del 150 aniversario, así que emocionalmente ha sido aún más duro. Pero lo más importante es que estamos todos bien de salud y con muchas ganas, empujando para ver si esto levanta y podemos empezar a disfrutar de la vida como siempre.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos hecho una promoción muy divertida en nuestra zona que se llama Te lo lleva Tomás: él reparte los vinos en packs maravillosos con nuestros productos del grupo, copas serigrafiadas... También hemos hecho catas y seminarios online, y donamos una importante cantidad de dinero para China hace meses, cuando todo empezó. Ahora estamos trabajando para donar el 10% de las ventas online del grupo a una ONG.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Ojalá me equivoque, pero creo que va a haber un tiempo en el que la hostelería todavía no va a tener la capacidad de ser lo que era. Poco a poco volveremos a la normalidad, pero mientras hay que plantearse nuevas ideas para llegar a las casas, hay que darle una vuelta entre todos.



Jorge Bombín
Enólogo de Legaris



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
La parte de viticultura ha sido la menos afectada: trabajas al aire libre y la distancia de seguridad está más que clara. En bodega nos hemos repartido de la mejor forma posible y flexibilizamos horas, respetamos las distancias, llevamos mascarillas y guantes… La parte de enoturismo sí que se ha visto muy afectada, ¡pasamos de cien a cero en 24 horas!

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos hecho una formación interna que tuvo muy buena acogida, videocatas para redes... Y no es oficial, pero estamos pensando en invitar al personal sanitario a la bodega para agradecer su esfuerzo y también nos gustaría ayudar a la hostelería de la zona cuando todo esto pase.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Cada día te llevas una sorpresa, no se sabe a ciencia cierta... Pero creo que nos va a cambiar la forma de ocio, la de relacionarnos, y quizás la de consumo. El comercio online será de las cosas positivas que saquemos, porque nos hemos llevado el ocio a casa. Todo va a depender de cuándo se abrirá la hostelería; no es sustituible y hay que recuperarla entre todos.



Iván Sanz
Director general de Dehesa de los Canónigos



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Hay muchas familias que dependen de nuestra actividad, así que lo vivimos con preocupación. Y también con mucha emoción al ver la respuesta de todos los trabajadores, ese apoyo tremendo. En el campo ha habido cierta normalidad y en bodega hemos seguido atendiendo las necesidades con todas las precauciones, el mayor parón ha sido el del enoturismo. 

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?

Hace poco organizamos una cata solidaria cuyos fondos iban destinados a la compra de material para el Hospital Clínico Universitario de Valladolid y la respuesta fue increíble. Yo me he puesto a cocinar con vino y producto local, mi hermana Belén hizo una cata con una receta de Villa Paramesa... y a partir de estas iniciativas están surgiendo nuevas ideas. 

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Hemos notado un aumento en el interés del consumo de vino en casa, aunque el carácter de los españoles es salir, compartir. El mundo no será el mismo, pero yo espero y deseo que el vino siga siendo una parte igual de importante a la hora de relacionarse y disfrutar con los demás.



Carmen San Martín
Presidenta del C.R.D.O. Rueda



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Se está trabajando con normalidad dentro de la excepcionalidad de la situación. Hemos tenido que reestructurar muchos planes y reorganizar la actividad promocional, y estamos llevando a cabo una intensa campaña de promoción de medios online y redes sociales. Es importante que el consumidor sepa que seguimos ahí.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos hecho colaboraciones de carácter solidario con artistas locales y con hostelería de Valladolid (el dinero recaudado se destina a la fabricación de unas pantallas protectoras para hospitales y centros de salud de las zonas rurales de Rueda), videocatas, proyección de los cortos de Rueda con Rueda... se están haciendo muchas cosas.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Todo dependerá de lo que dure esto... La crisis sanitaria y económica puede afectarnos seriamente, y la situación de nuestros consumidores va a ser muy complicada. El sector de la hostelería se va a tener que reinventar, pero es gente muy emprendedora y creo que encontrarán la manera.



Carlos David Bonilla
Presidente del C.R.D.O. La Mancha



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Quizás esta D.O. no está teniendo tantos problemas porque nuestros vinos están más diversificados. Que se hayan abierto las exportaciones a China y que los países del norte de Europa hayan seguido consumiendo ha hecho que la caída no haya sido tan grande, pero si la restauración no abre a medio plazo sí que vamos a perder muchísimo vino.   

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Queremos hacer alguna acción con Cruz Roja para ayudar a la gente que peor lo está pasando, seguimos muy activos en las redes sociales con la promoción de nuestros vinos... y haremos más cosas cuando se incorpore toda la plantilla y cojamos otra vez el ritmo.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
La recuperación del canal Horeca parece que va a ser lenta y tardaremos en alcanzar el ritmo que llevábamos antes de la pandemia. Diversificar es la única manera de combatir estos golpes que te dan los mercados, y ahora los esfuerzos deberían dirigirse a incrementar el consumo en los hogares, porque va a ser lo inmediato.



Lauren Rosillo
Director técnico de Familia Martínez Bujanda



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Estamos en torno al 40% de nuestra actividad, y eso es un drama porque nuestro trabajo es casi todo con uva propia y tenemos que cultivar los viñedos igual. Como medidas excepcionales, implantamos la jornada reducida y una bolsa de horas que hemos cambiado en mayo por un ERTE de reducción de jornada (40%) hasta que esto pase, ¡que ojalá sea pronto!

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Hemos hecho catas en Instagram, visitas virtuales, presentación de vinos online… y también tuvimos una campaña importante de donaciones (mascarillas, EPI...) a la Guardia Civil que no hicimos pública porque quisimos mantener un poco el anonimato.

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Estamos convencidos de que hay que favorecer la venta online y  de que todo va a cambiar... ¿Hasta qué punto? Eso dependerá mucho de lo que pase con los restaurantes, que son nuestro medio de vida. Además, hay que tener en cuenta que la gente puede acabar muy dañada económicamente y tal vez no pueda dedicar su dinero a salir a cenar fuera.



Antonio Flores
Enólogo de González Byass



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
Algunos departamentos están teletrabajando (como el administrativo o el financiero), en el área de producción se sigue... y yo por ejemplo voy exclusivamente a bodega cuando tengo que catar o ver algún vino. Aunque la hostelería –uno de nuestros grandes pilares– se ha caído, afortunadamente tenemos pedidos y la distribución online sigue funcionando.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Nos hemos ofrecido al Gobierno para la producción de geles sanitarios, también les hemos ofrecido parte de nuestro material de laboratorio por si les hacía falta, y sobre todo lo que hemos intentado es hacer mucho más ameno y formativo este confinamiento: catas, charlas en streaming

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
Habrá una primera fase en la que lo vamos a pasar muy mal, sobre todo el hostelero; y después va a haber una segunda fase en la que se va a perder el miedo (en el momento en que salga una vacuna, espero que sea pronto). Se va a potenciar muchísimo el canal online, y yo creo que volveremos a conquistar las calles. Quiero ser optimista.



Beltrán Domecq
Presidente del C.R.D.O. Jerez



¿Cómo ha afectado el confinamiento a vuestra actividad?
La situación es terrorífica, y hay personas que han sido verdaderamente valientes… En el Consejo nos ha producido una situación de incertidumbre brutal, porque estimamos que vamos a perder un 30%: hemos perdido la Semana Santa, la Feria de Sevilla, de Jerez, de Córdoba… Nos ha supuesto una pérdida irrecuperable.

¿Habéis llevado a cabo alguna iniciativa especial?
Tenemos programas de entrevistas con productores en Instagram, hacemos catas... Conocer el vino de Jerez es enamorarse de un vino único en el mundo, así que estamos trabajando permanentemente en su promoción: explicar los tipos fundamentales de generosos y sus diferencias, cómo se hacen, qué ha pasado con ellos técnica y organolépticamente... 

¿Qué cambios auguráis al sector del vino?
El mercado nacional se ha visto muy afectado porque la hostelería es muy importante, y aunque evidentemente se está consumiendo más en casa, no se compensan las pérdidas. Yo creo que los gobiernos tendrían que estar pensando en ayudas para quienes van a ver reducida su producción.




enoturismo


gente del vino