Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Torta del Casar, incisiva cremosidad

2O3J6F8P3B1S3M1O6F7H9U6F5C0L9L.jpg
  • Redacción
  • 2019-04-30 00:00:00

A la hora de elegir el primer protagonista de esta nueva y apetitosa sección, el consenso ha sido total: tenía que ser el bocado con D.O. que más pasiones despertase, y ese es sin duda la Torta del Casar, queso de quesos. Tanto es así que un queso de esta curiosa especie se ha proclamado ganador absoluto del X GourmetQuesos: es el Mejor Queso de España 2019. Y único en el mundo.
Fruto de una silvestre serendipia y completamente natural, la Torta del Casar debe su untuosa textura y ese punto amargo e incluso picante a un cardo de espinoso tallo y flores violetas –Cynara Cardunculus–. Se elabora de forma tradicional con el cuajo vegetal de este peculiar ingrediente, leche cruda de oveja procedente de rebaños controlados y sal. La alta humedad de las llanuras de Cáceres y sus extremas temperaturas ayudaron a esculpir la torta más curiosa que se haya visto, con esa suerte de tapa que custodiaba (y custodia) el fundente tesoro de los transhumantes de la comarca. Como cuenta José Manuel Escorial en el precioso libro España y sus quesos, la Torta del Casar sirvió como sabrosa moneda de pago en la antigüedad, y hoy en día es uno de los estandartes gastronómicos de esa silente y bella Extremadura. Para disfrutar de este sublime queso, basta con hundir un cuchillo en su delicado interior y extender la gloriosa pasta de crema sobre pan tostado.  
La excepcionalidad de este queso con cientos de años de historia está protegida desde 1999 por la D.O.P. Torta del Casar, que defiende y promueve un producto marcado por su inconfundible etiqueta roja y dorada, garantía de origen y calidad. 

enoturismo


gente del vino