Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Pasas de Málaga, exquisito patrimonio

6P6M3U1T8J0C7Q6J1I9O4Q7D6D1D6J.jpg
  • Redacción
  • 2019-12-03 00:00:00

Con la llegada de las fiestas, nuestras despensas se llenan de productos tan suculentos como el panettone. Este sabroso postre de origen italiano tiene como ingrediente característico las pasas, también protagonistas de otras recetas de temporada. En Málaga, tanto en la bella comarca de la Axarquía como en la zona de Manilva, se produce una variedad única de este fruto seco: las Pasas de Málaga, amparadas por su D.O.P. Además, el Sistema de Producción de Pasas de La Axarquía ha sido reconocido como Sistema Importante de Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). Es el primero en Europa (junto con el Sistema Agrícola del Valle Salado de Añana en Álava) en obtener esta distinción, que "es esencial para mantener el paisaje, y un ejemplo de cómo las personas de la zona se relacionan con sus territorios y sus tradiciones culturales", destacan.
Desde hace miles de años, las Pasas de Málaga se obtienen exclusivamente mediante desecación por insolación directa de uvas maduras de la fragante variedad Moscatel de Alejandría. Este secado natural (sin ningún tratamiento ni adición) se realiza en los paseros, "sencillos pero eficaces inmuebles construidos en las casas de campo de los viticultores que, orientados al sol, aprovechan la pendiente de una zona muy abrupta para absorber mejor la radiación", según explican desde el Consejo Regulador. Una vez convertidas en pasas, se desgranan manualmente mediante el picado, o bien de forma mecánica. Este proceso ancestral hace que las pasas de Málaga sean realmente singulares: son más grandes y redondeadas, de color negro violáceo, carnosas y jugosas, y con un inconfundible y subyugante sabor a Moscatel.


enoturismo


gente del vino