Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Fresones con moscatel

  • Redacción
  • 2005-04-01 00:00:00

L a primavera es la estación del año que llena de color la cocina de mercado con la llegada de las frutas y las verduras de temporada. El fresón es uno de los símbolos que anuncian la entrada de esta estación. Su perfume inconfundible y su vistosa apariencia es una tentación, una tentación gustosamente acídula a la vez que saludable: contienen una cantidad moderada de hidratos de carbono, y su valor calórico es bajo, además de una fuente abundante de vitaminas C y E y fibra. La fresa que conocemos hoy entró en Europa con los primeros colonos de Virginia (EE.UU.) en el siglo XIX. Con ella se obtuvieron nuevas variedades que ganaron en tamaño y perdieron en sabor. Más tarde, se realizaron cruces entre ésta y una variedad chilena, lo que ajustó la balanza, consiguiendo una fresa grande y sabrosa. En España, la provincia de Huelva es la más especializada en el cultivo de estas frutas, aunque los fresales de la comarca del Maresme (Barcelona), Valencia y Extremadura también gozan de cierta fama. La fresa y el fresón pertenecen a la misma familia de las «Rosáceas» y al género «Fragaria», pero no son iguales. Nuestro protagonista, el fresón, posee una carne perfumada, jugosa y mantecosa, con un sabor que varía del ácido al muy dulce, cualidades ideales para preparar deliciosos y exóticos postres. Si va a tomarlo al natural, es mejor regarlo con alguno de los moscateles que proponemos en esta armonía. Unión que logra un vínculo aromático entre vino y alimento excelente, repleto de fragancias y voluptuosidad. NUESTRA SELECCIÓN: CASTA DIVA COSECHA MIEL 2002 Gutiérrez de la Vega. La expresión más elegante y explosiva de este varietal, notas mango-lichis en sazón, miel perfumada, minerales. De soberbia acidez, envolvente y longevo. CHIVITE 125 COLECCIÓN VENDIMIA TARDÍA 2001 Julián Chivite. Magnífica reducción, notas de membrillo-miel, fruta exótica almibarada, jengibre. Potente. No pierde su buen acento ácido y persistencia en boca. FUSTA NOVA 2003 Vicente Gandía Plá. Perfume potente a notas especiadas y florales. Paso de boca muy equilibrado, bien estructurado y recuerdos a miel. MONTECRISTO 2003 Herederos de Camilo Castilla. Magnífica expresión del moscatel, notas de miel, flores, corteza de cítricos. Untuoso, con cuerpo y estructura. RIBERAS DE MARCO FABIO 2003 Ontañón. Aroma de flores frescas, hierba y agua de azahar, con toques especiados bien desarrollados. Dulzor prudente, equilibrado y fácil de beber. TRES LEONES 2003 López Hermanos. Aroma muy delicado a flores, mandarina y corteza de cítricos. Equilibrio acidez-dulzor muy comedido, no satura, y de un postgusto perfumado.

enoturismo


gente del vino