Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Brochetas de mar con blancos

  • Redacción
  • 2006-06-01 00:00:00

Cualquier alimento que imaginemos se puede preparar de forma creativa y muy apetitosa gracias a las brochetas. Asadas o fritas, con pinchos de madera o de metal, son una solución perfecta y divertida, sobre todo en verano. En las barbacoas caseras y estivales no pueden faltar. Las hay grandes y pequeñas para servir como plato principal o como aperitivo. Nuestra sugerencia: brochetas de pescados blancos, deliciosos manjares del mar, con un bajo contenido en grasa, de carne firme y sabrosa, acompañados con una refrescante selección de vinos blancos jóvenes del Condado de Huelva. Las combinaciones son infinitas: gallo, rape, faneca, merluza, lenguado, bacalao, congrio... ensartados en coloridas preparaciones en unión con ricas verduras e incluso algún que otro marisco (vieiras, langostinos...), muy atractivas para los comensales. Siempre es conveniente que los ingredientes utilizados armonicen bien en sabor, textura y consistencia. Se pueden acompañar con salsas muy variadas: americana, de soja, rosada, de mostaza, de yogur y curry o cualquier otra de su gusto. Y entre bocado y bocado, un sorbo de vino. Elija entre los blancos jóvenes del Condado de Huelva que les proponemos. Vinos secos, de graduación alcohólica poco elevada, afrutados, dotados de aromas primarios característicos de la uva Zalema, ligeros, acídulos y frescos. Unos «jóvenes» sin complejos, de sensaciones suaves y agradables. CASTILLO ANDRADE ‘05 Bodegas Andrade. Aromas de cierta complejidad, presencia de lías y flor de manzanilla, fruta madura (albaricoque, membrillo). Equilibrado y persistente. JUAN JAIME 2005 Bodegas Oliveros. Recuerdos de levaduras, piña en almíbar, pera, incluso un toque de flor de almendro. En boca es ligero y suave dejando un leve amargor. MIORO 2005 Privilegio del Condado. Recuerdos de fruta blanca de carácter cítrico y emanaciones de fruta roja y flores. Al paladar resulta muy conjuntado, lozano y límpido. % UZ 2005 Bodegas Iglesias. Irradia el carisma de la uva Zalema: notas de pera, flor blanca y piel de alcachofa. Graso, perfumado, con un final amargo elegante que persiste. VIÑA DOÑANA 2005 Doñana. Vino sencillo, con recuerdos de levaduras (piña, melocotón) y alguna reducción. Ligero, paso fácil y de agradable recorrido. VIÑAGAMO 2005 Coop. Nuestra Señora del Socorro. Aromas discretos de fruta cítrica (pomelo, piña y lima) con un leve perfume de flores de campo. Equilibrado, ligero y de atractivo paso.

enoturismo


gente del vino