Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Al calor de una barbacoa

8M8F7A5P8D2L9D6Q4J7O9C6U0E3S3F.jpg
  • Laura López Altares
  • 2019-05-30 00:00:00

¿Y si de una venganza a fuego lento hubiese nacido el utensilio más venerado de la época estival? Esta práctica culinaria, que en algunos rincones adquiere casi el rango de religión, encontró un irreverente altavoz en Georgie Dann y su sempiterna canción del verano.


"C ada fuego cuenta una historia". Esta hermosa y ardiente frase es una de las tesis fundamentales del aplaudido documental Barbecue, de Matthew Salleh, donde se narra una historia universal que va más allá de la carne y el fuego. Porque las barbacoas –en forma de artilugios de todo tipo– han servido como nexo entre culturas y comunidades desde el principio de los tiempos. Los españoles aprendieron el arte de cocinar los alimentos al calor indirecto de las llamas de los pueblos caribeños, que dieron nombre a esta práctica culinaria (ya registrada en documentos históricos del siglo XVI).
La leyenda más popular cuenta que el origen del utensilio que hoy conocemos como barbacoa se halla en la venganza a fuego lento de un ingenioso herrero. Tras construir una verja para el castillo de un noble europeo, le sobró hierro que el dueño de la propiedad no quiso pagarle. A modo de reivindicación, se puso a cocinar carne frente al castillo en una especie de rejilla hecha con el excedente del metal. La tortura de aquel delicioso aroma fue tal que dicen que el noble acabó pagando sus deudas... ¡y no nos extraña! Ahora hay barbacoas de carbón, leña, gas, eléctricas... donde se preparan hamburguesas, chorizos, salchichas, pescados, verduras, mariscos y otros gozosos bocados, que se suelen acompañar de sabrosas salsas. Cada región tiene sus propios credos en torno a esta religión pagana... ¿El nuestro? Que ricos vinos la acompañen. Siempre.


La Sonrisa de Tares 2018

Dominio de Tares
D.O.P. Bierzo
www.dominiodetares.com

Godello


A la hora de enfrentarse a una barbacoa también hay que tomarse en serio qué vino descorchar. No todo vale. En la opción blanca hemos elegido este Godello porque mantiene con firmeza el carácter de la uva, pero en una versión más distendida que en otras elaboraciones. Esto hace que hasta en las barbacoas más carnívoras se encuentre cómodo por su buena estructura.

Cava Insuperable Brut 2016

Cavas Canals & Munné
D.O.P. Cava
www.canalsimunne.com

Macabeo, Xarel·lo, Parellada


En ningún caso hay que descartar la burbuja, más que nada porque es el elemento que mejor limpiará nuestro paladar de sabores tan intensos y texturas grasas. Si además logramos que la complejidad de la segunda fermentación se funda con el sabroso alimento, conseguiremos que la experiencia mejore considerablemente. Mantenedlo siempre fresco.


Viña Sastre Rosado 2018

Bodegas Hermanos Sastre
D.O.P. Ribera del Duero
www.vinasastre.com

Tempranillo


En la categoría de rosados hay que procurar decantarse por uno de perfil clásico, es decir, uno que no escatime ni en intensidad de color ni en aromas y sabores frutales. Esto hará que el encuentro con el bocado sea el que deseamos. Si además es refrescante, como el que proponemos, el éxito estará asegurado puesto que la temperatura del festín lo demanda.


El Lago 2018

Bodegas Riojanas
D.O.Ca. Rioja
www.bodegasriojanas.com

Tempranillo


Parece que en cuestión de tintos todo podría valer, pero recomendamos que sea un joven de maceración carbónica. Este riojano cumple con nuestras expectativas por su intensidad de matices y por su moderada estructura que hace que combine con el encuentro gastronómico. Los crianzas y reservas, dejadlos para otros momentos.






enoturismo


gente del vino