Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Pasta: el placer de la sencillez

2L2P4O8H7I1P7E2E3G6D5N1A2T9P0R.jpg
  • Antonio Candelas, Laura López Altares
  • 2020-10-05 00:00:00

Pocos alimentos pueden presumir de haber protagonizado varios de los platos más deseados de la historia de la gastronomía... ¡ni de tener su propia Organización Internacional! La pasta, tan sensual y camaleónica, tan sincera y compleja a la vez, lleva la esencia de Italia tatuada en harina, huevos, sal y agua.


Hay en la pasta una sensualidad innata, una autenticidad capaz de desarmar al paladar más impasible. Dentro lleva la evocadora tradición culinaria de Italia y sus mammas y el carácter mediterráneo, tan fogoso como una salsa arrabbiata y tan rotundo como una salsa amatriciana.
Poco importa si su invención se remonta a la civilización etrusca, si fue el explorador Marco Polo quien llevó la pasta a Europa desde China –una bella leyenda que poco tiene de certera–, si fueron los conquistadores musulmanes a través de Sicilia, o si realmente nació de aquella mitológica pelea entre Vulcano, dios del fuego, y Ceres, diosa de la agricultura. Lo que no admite discusión es que hay muy pocos placeres en la vida comparables a saborear unos spaghetti carbonara en un pequeño restaurante del Trastévere romano o unos pappardelle al cinghiale en alguna colina toscana. ¿Y quién no ha devorado en su juventud un plato de pasta de batalla al volver a casa de madrugada y le ha parecido el manjar más glorioso jamás creado? Dice el periodista Ignacio Peyró en su delicioso libro Comimos y bebimos que "en los spaghetti, sin que seamos conscientes, se mastica algo del Dante". Y de todas las italias juntas. Cada pasta (fettucine, vermicelli, maccheroni, penne, farfalle, ravioli...) y cada salsa (bolognese, pesto, puttanesca...) nos trasladan a un rincón diferente, y muchas de ellas tienen una historia fascinante. Como la carbonara, que pudo haberse inventado en Italia durante la II Guerra Mundial para alimentar a los soldados estadounidenses, o la alfredo, popularizada por las estrellas de cine Douglas Fairbanks y Mary Pickford.
Y es que Hollywood también ha sucumbido a la poesía de un buen plato de pasta: cómo olvidar aquella escena de El Padrino en la que Clemenza enseña a Michael Corleone a preparar salsa de tomate y albóndigas ("un poco de azúcar, es mi truco").




Sapientia Sauvignon Blanc Ecológico 2019

Lagar de Moha
D.O.P. Rueda
www.lagardemoha.com

Sauvignon Blanc


Para armonizar pasta, lo importante es tener en cuenta la salsa o acompañamiento elegido. Empezamos con unos spaghetti con pesto. Un plato fácil y muy rico que si lo acompañamos con este Sauvignon Blanc, donde los matices herbáceos y frutales mandan mientras el tacto es envolvente y con un punto goloso justo, acertaremos no sabéis de qué manera. Un conjunto fresco, sabroso y muy apetecible.





Bisiesto Verdejo Fermentado en Barrica 2018

Bodega Soledad
D.O.P. Uclés
www.bodegasoledad.com

Verdejo


Seguimos con una pasta larga, pero esta vez con unos linguine y salsa bolognesa. La carne y el potente sabor de la salsa os pueden llevar a pensar que un tinto es lo más apropiado, pero probad este blanco de Vedejo con un toque de madera. La buena carga aromática reforzada por una barrica comedida lo hacen ideal para este plato. El paladar se ajusta al bocado gracias a su volumen.




Gurdos 2019

Bodegas Gordonzello
D.O.P. León
www.gordonzello.com

Prieto Picudo


¿Y una lasaña de salmón? En preparaciones bañadas por bechamel, como es el caso, y donde el ingrediente principal es un pescado azul, acertamos de lleno si elegimos un rosado como este. Es fragante, fresco y con cierta estructura. Con este perfil de vino conseguimos que los aromas y sabores del plato se acoplen a la perfección y nuestro paladar quede listo para el siguiente bocado. 




La Mujer Caballo Verde 2018

Fil·loxera & Cía.
D.O.P. Valencia
Ullet de Perdiu


En cuestión de tintos hemos dado con esta maravilla valenciana. Su deliciosa expresión aromática, comandada por una fruta negra impecable y escoltada por notas de monte y un leve apunte especiado, combina de maravilla con pastas preaparadas con setas, salteadas o en crema. El apunte a monte que suele aportar el hongo es el mejor aliado de este vino fresco, con carácter y muy original.




enoturismo


gente del vino