Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

El poder del sonido

  • Antonio Candelas
  • 2020-06-16 00:00:00

Resulta que el chirrido del cierre mal engrasado de mi bar de cabecera se ha convertido en música celestial para los oídos cuando se abre. Es escuchar la risa nerviosa de las lamas que urgen enrollarse, y comenzar a salivar con impaciencia. La vida parece que vuelve a tomar su pulso. Es cierto que con timidez e incertidumbre, pero las notas de la calle vuelven a sonar afinadas. Como ocurre en el Bolero que firmó el compositor francés Maurice Ravel, los sonidos de la normalidad se van incorporando poco a poco con precisión y paciencia hasta que alcancemos el clímax sonoro que tanto añoramos para bailar libremente a su ritmo.
No me negaréis que otro de los estímulos sonoros más sugerentes que existen es el de descorchar una botella de vino espumoso. Tras su detonación, alegría, jolgorio y celebración están garantizadas, pero también asueto, descanso y paz veraniega. Queremos estrenar estación con buen pie, celebrando todo aquello que haya quedado pendiente en estos meses de atrás con una selección de burbujas deliciosas para que pongáis esa chispa de color a vuestros aperitivos, comidas y encuentros familiares. Pero en MiVino también nos gusta haceros reflexionar sobre temas de actualidad relacionados con el vino. En este caso, si no paramos el inminente cambio climático, toca pensar en lo que le espera a la vid o en su capacidad de adaptación para que no dejemos de tener entre nosotros una botella de buen vino. Hay ganas de normalidad, de vivir al son del bolero de la vida. Ese que suena mejor cuanto más sincronizados estemos todos. Espero que esta sincronización nos haga ser mejores bailarines en el futuro para que nuestras calles sean más habitables.

enoturismo


gente del vino