Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Novedades

  • Redacción
  • 2002-12-01 00:00:00

Aunque a lo largo del año hemos mostrado las novedades más pintorescas que nos ofrecía el panorama vitivinícola, es cierto que este mes los Reyes magos estarán más atentos de lo habitual. No podemos comenzar nuestro repaso sin mostrar nuestro apoyo a todos aquellos bodegueros aventureros que nos dan lecciones de los buenos varietales que tenemos en España. Sin más preámbulo comenzamos por dos vinos de la variedad Mencía. Aunque las zonas geográficas quedan bastante cercanas, los vinos se expresan de diferente modo. El primero proviene del maravillo entorno de la Ribeira Sacra, en la subzona de Amandi, rodeado por los cañones del Sil. Un vino joven que se ha cultivado en bancales sujetados por piedra pizarrosa donde goza de clima mediterráneo. Su homólogo, Tilenus, se sitúa en tierras del Bierzo donde su enólogo Raúl perfila el primer vino de finca, «El Pagos de Posada», situado en laderas muy pronunciadas, con suelos de cascajos donde las viñas de 70 años producen aproximadamente 1.200 Kg/cepa. No hay duda de que la naturaleza es sabia. Más abajo, en la región de la Ribera del Duero, la bodega Emilio Moro nos vuelve a sorprender con el vino Malleolus de Valderramiro. Elaborado con tinto fino de viñas de 75 años, recogidas a mano y con una peculiaridad: realiza la maloláctica en roble americano y la crianza en francés de Allier. También en la misma zona, Juan José Balbás, el bodeguero del vino Alitus, ha logrado plasmar la elegancia en una botella. El secreto, una minuciosa selección de uvas (Tempranillo, Cabernet y Merlot), realización de batonage y, lo más significativo, las diferentes crianzas en varios tipos de roble: francés Limousin, americano Missouri y Ohio. Un trabajo muy concienzudo con clara satisfacción personal. En Calatayud, el grupo de socios que dirige en Madrid la tienda «Reserva y Cata» se ha involucrado en un nuevo proyecto llamado M.I.I.C. (Marcas Ibéricas de Incontestable Calidad). Nace con la intención de mantener la mejor relación calidad precio de los vinos para sus clientes, en contra de las alarmantes subidas de precios en cortos periodos de tiempo. Por esta razón, digna de alabar, se encaminan en la elaboración de sus propios vinos como este Pagos Místicos de la variedad Garnacha. En Rioja no cesan, y este mes tres son las novedades: Gloria de Ostatu, como resultado de la colaboración con prestigiosos enólogos franceses (Hubert de Boüard de Laforest y Bernard Pujol) y la buena calidad de la materia prima; Ribadagua es todo una sorpresa a quien su enólogo Jesús Antón, con la variedad Garnacha en viñas de 60 años, impone protagonismo absoluto; por último Tobelos es un crianza bien estructurado, con esa brisa de enología moderna que realza la fruta. En Avellá, una de las zonas más altas del Penedès, y protegido por la montaña de Mont-Rubí, nace el vino Gaintus, elaborado con viñas de 40 años de la rara variedad Sumoll encastradas en licorellas y algo de Cabernet Sauvignon. Original y diferente aunque la D.O. Penedès no comparta esta inquietud recomendando incluso el arranque de esta variedad. Un error que servirá de reflexión para el futuro. En Navarra, cerca del desierto de las Bardenas, dos enamorados de la viticultura y la enología fusionan sus conocimientos obtenidos en Borgoña y Australia para dar forma al Seis de Azul y Garanza. María y Daniel, sus autores, han sorprendido con este primer proyecto que define muy bien el potencial de la zona. Fuera del territorio nacional, en Francia, el Baron Philippe de Rothschild y Vignerons du Sieur d’Arques diseñan un vino singular, con claras connotaciones de terruño. Su distribución en España corre a cargo de Copesco Sefrisa. El Douro portugués, con una de las riquezas varietales más envidiadas del mundo, emprende su andadura con la elaboración de tintos con arraigada personalidad. Pedro, enólogo de Casa de Sta. Eufémia, no a querido perder esta oportunidad de mostrar lo que se puede hacer. Las variedades Touriga Nacional y Touriga Franca junto al suelo de esquisto dejan huella y carácter en este primer retoño. Baron d’Arques Baron d’Arques 1998 14 Se aprecia reducción que necesita airearse. Cierta delgadez aromática pero compleja, fruta pasa, tabaco y toque vegetal. Ligero, de buen paso y final amargoso agradable. 2002 a 2003. Regina Viarum, S.L. Regina Viarum 2001 14,5 Es claro, limpio con el aroma típico de frutillos silvestres, algo de flores y monte bajo. Estimula la acidez, muy carnoso y amable, con amargor suave que alarga el trago. 2002 a 2003. La Encina Bodegas y Viñedos, S.L. Tobelos Crianza 1999 14,5 Nariz dominada por los tostados de la madera, buena vainilla y fruta madura. En boca resulta muy agradable, goloso, llena la boca de fruta aunque al final resalta el terrible filo de la madera. 2002 a 2005. José Viseu Carvalho & Filhos, Lda. Casa de Sta. Eufémia Reserva 2000 14,5 Irradia madurez, con la fruta en licor abundante y potente, acompañado de la exótica madera. Goloso, quizá algo pesado, llena la boca, aunque se echa de menos un poco más de acidez. 2002 a 2005. Fin de Siglo, S.L. Ribaguda Cepas Viejas 2001 15 Abundancia de frutillos rojos, flores (violeta) con aromas limpios y bien conseguidos. Se disfruta su carnosidad, con toque goloso, buena estructura y final explosivo. 2002 a 2006. Heretat Mont-Rubí Gaintus 2001 15 Original, muy perfumado, con fondo aromático de frutas rojas en licor, cacao y aldehídos nobles. Carnoso, equilibrado, con la madera bien conjuntada y agradable final. 2002 a 2004. Azul y Garanza Seis de Azul y Garanza 2001 15,5 Muestra su cara más frutal, donde se aprecia una óptima madurez con la madera discreta. En boca inunda por completo, con sensación golosa a la entrada, carnoso, sin apenas aristas, con un tanino acariciador. 2002 a 2006. Estefanía, S.L. Tilenus «Pagos de Posada» 2000 15,5 Tiene el corte moderno que ennoblece a la Mencía. Muy frutal, algo de reducción y claras notas minerales. Carnoso, buena evolución en el paso de boca, estructurado y final aromático de tostados y frutas en licor. 2002 a 2007. Balbás Alitus Reserva 1995 16 Buena frutosidad con sabio trabajo de las maderas, tostados nobles, chocolate, etc. El paso por boca es goloso, por su buena madurez, con el tanino bien concebido sin aristas y final amargo agradable. Un vino que crece en la copa. 2002 a 2007. S.A.T. 2563 Niño Jesús Pagos Místicos 2001 16 Excelente color. Nobles y delicados aromas que poco a poco inundan la copa de mermelada de mora, orejones con la madera bien ensamblada. Muy carnoso, vivaz y expresivo; excelente final de minerales y fruta madura. Todavía falta pulir en botella. 2002 a 2006. Ostatu Gloria de Ostatu 2000 16,5 Sin duda lo mejor de la casa. Maderas muy bien ensambladas, especias, tostados y frutosidad abundante. Goloso, pulido, se expresa con soltura, donde se aprecia un tanino de grano fino bien trabajado y final aromático largo. 2002 a 2007. Emilio Moro Malleolus de Valderramiro 2000 17 Se ha superado: su excelente tratamiento de madera y la fruta bien compensada conforman esta saga Malleolus. Carnoso y nítido, el tanino es de calidad, fresco, con aristas que necesitan pulir. Potente y complejo, con la fruta clara. 2002 a 2010.

enoturismo


gente del vino