Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Lengua electrónica: ¿Irán al paro los catadores?

  • Redacción
  • 2002-06-01 00:00:00

Próximamente, una «lengua electrónica» que está siendo desarrollada en un instituto de Sâo Carlos (Brasil) sustituirá a las papilas humanas en los ensayos de alimentos. «La lengua humana absorbe moléculas de los alimentos probados y se satura», explica Antonio Riul, director del proyecto. «En cambio, la lengua electrónica nunca se cansa, y utiliza siempre los mismos criterios para comprobar la composición química de los alimentos». El aparato consta de cuatro sensores para los sabores dulce, salado, ácido y amargo. Unas películas finísimas absorben los compuestos responsables de dichos sabores (por ejemplo azúcar o sal) y modifican sus propiedades eléctricas de forma medible. Al parecer, la lengua electrónica puede «calcular» el gusto final ya en la fase de producción de un alimento. ¿Malas perspectivas para los catadores profesionales? Seguro que no. Es cierto que el dispositivo puede diferenciar Cabernet Sauvignon del mismo productor de añadas diferentes, o vinos de distintos productores. Pero para describir los vinos y formular recomendaciones todavía se necesita al ser humano.

enoturismo


gente del vino