Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Imported Item - 2013-10-09 14:10:50

  • Redacción
  • 2002-12-01 00:00:00


Aalto 1999
Aalto.
Una nariz exótica, a base de especias, tostados, notas de frutillos o tofee. Es goloso, con buena estructura y tanino bien maduro. Elegante final, algo amargoso.

Alabanza Selección 2001
Bodegas Alejos, S.A.
Su color -casi impenetrable- presagia la fruta intensa que explota en nariz, además de una vainilla muy clara. Sabroso y con carnosidad.

Alma de Tobía 2000
Oscar Tobía López.
De un color verdaderamente espectacular; aromas de fruta y maderas nobles, y un final de regaliz. Con cuerpo, un punto goloso y bien estructurado, de largo y grato final.

Altos de Luzón 2000
Finca Luzón, S.L.
Intenso, con una excelente expresión varietal y buena madera especiada. Sabroso y con un tanino pleno de carnosidd, muy potente en todas las fases.

Blecua 1998
Blecua.
Un vino de gran elegancia. Desde sus finos aromas de fruta madura y especias, al paso de boca tan sedoso y equilibrado, aunque no por ello exento de poder.

Casa Cisca 2000
Castaño.
Un potencial tremendo, aromas de fruta madura, higos, especias o compota. Sabroso, muy concentrado y con un toque goloso que acompaña hasta el final.

Casa Gualda C.& J. 2000
Nuestra Señora de la Cabeza.
Un vino con poderío, tanto en sus aromas de frutillos negros, especias y monte bajo, como en la buena estructura y cuerpo que se aprecia en el paladar.

Castillo Perelada Ex-Ex 1 ‘98
Cavas del Castillo de Perelada.
Potentes aromas de frutillos silvestres, especias y un toque mineral. Buena concentración tánica, goloso y estructurado, con un final levemente amargoso.

Cirsion 2000
Roda.
Posee un abanico aromático extraordinario, muchos frutillos, minerales, flores o especias. Muy concentrado, maravillosamente equilibrado y expresivo.

Clos de L’obac 2000
Costers del Siurana, S.A.T.
Potentes y finos aromas, frutillos negros, tono pizarroso, y tostados. Se aprecia su buena estructura, su buen paso de boca y un final muy aromático.

Divo 2000
Ricardo Benito.
Gran capa de color. Limpia fruta compotada, aromas de vainilla, muy persistente. Carnoso y suave paso de boca, con un final explosivo.

Dominio de Tares C. Viejas 2000
Dominio de Tares.
Aunque algo reducido (se recomienda airear con antelación) se aprecia el porte frutal de la uva Mencía y el paso por una buena madera. Es concentrado, aunque algo astringente todavía.

Finca Monasterio 2000
Barón de Ley.
De excelente expresión aromática. Frutillos en licor, especias, tostados y notas minerales. Equilibrado, carnoso y bien estructurado, profundo. Un vino muy placentero.

Gran Buig 1998
Mas den’Gil.
Netos aromas de fruta madura (ciruela), especias dulces y minerales. Es sabroso, concentrado, con unos taninos que son pura seda y un final goloso que invita a repetir.

Izadi Selección 1999
Viña Villabuena.
Emocionante gama de aromas, desde los frutillos de bosque a las especias o las notas minerales. Carnoso, concentrado y expresivo, y un prolongado final.

Malleolus 1999
Emilio Moro.
Excelente madera, exótica, especiada, con mucho tostado, aunque domina en exceso en esta fase. Fruta escondida, carnosidad y corpulencia en el paso de boca; intenso final.
Manu 1999
Vinos Jeromín, S.A.
Una fruta clara y unos aromas de especias forman su base aromática, se aprecian además tostados y hierba fresca. Carnoso e intenso, de considerable cuerpo y largo final.

Marboré 1999
Pirineos.
Muy elegante, con una madera especiada que cuida la fruta; excelente equilibrio de aromas. Sabroso, equilibrado y con un tanino maduro y expresivo. Ganará en botella.

Matarromera Prestigio 1999
Matarromera.
Algo cerrado al principio. Pronto se aprecia un buqué interesante, con fruta en licor, muy especiado y un toque de regaliz. Buena estructura, elegante paso de boca, y final intenso.

Numanthia 2000
Vega de Toro.
Intenso y elegante. Aromas de maderas muy bien ensambladas, de fruta y mineral, buena concentración y tanino expresivo. No es nada para lo que dará en un futuro no muy lejano.

Pago Capellanes Picón 1998
Rodero-Villa, S.A.
Sotobosque y frutillos rojos surgen de la copa, además de especias y tabaco. Sabroso y con cierta concentración, largo y con un limpio final de regaliz.

Pago de Santa Cruz 1999
Hermanos Sastre.
Contundente y complejo, fruta madura, madera especiada y notas minerales. Sabroso y bien concentrado, muy amplio, con un final pleno de matices.

Pie Franco 1998
Julia Roch Melgares e Hijos.
Explosión de aromas, mucha fruta madura, frutillos y notas especiadas, así como tonos minerales. Poderoso y concentrado, sus taninos acarician el paladar.

Valsacro 1999
Valsacro.
Una fruta dominante (principamente mora) envuelve la copa; la madera se mantiene en un plano muy prudente. Sabroso, con un tanino bien trabajado y maduro que envuelve el paladar.

Yllera Dominus 1998
SAT Los Curros.
Un poco cerrado todavía, pero ya muy complejo: aromas de fruta madura, especias y torrefactos. Es muy carnoso, con un tanino maduro recubre el paladar con potencia.



Calderona 1999
Frutos Villar.
Algo abierto de color, aunque responde con un sorprendente cuerpo en el paso de boca. Aromas de fruta madura junto a los recuerdos especiados.

Can Bonastre 1999
Celler V. S. 96.
Es un claro varietal de Cabernet, con claros recuerdos de pimiento, aunque domados por la madera. Carnoso y bien constituido, de largo y limpio final.

Ceremonia 1998
Vicente Gandía Plá, S.A.
Domina una buena Cabernet que aporta los aromas de frutillos negros. Buena madera, tostados, trufa. Sabroso y equilibrado. Un final espléndido, muy aromático.

Corcovo Crianza 2000
J. A. Mejía e Hijos.
Muy aromático, con recuerdos de mora y especias muy claros. Es sabroso, bien estructurado; un cierto regusto goloso final lo hace muy agradable.

Coronilla 2000
Cavas Murviedro Schenk.
Complejo, potente, exótico; todo eso y más inspira este vino de gran color, de espléndido abanico de aromas y concentrado de sabores, aún crecerá en botella.

Cosme Palacio 1999
Palacio, S.A.
Ya se puede disfrutar de la excelente fruta madura (arándanos y mora) que encierra; pero hay que guardarlo todavía pacientemente hasta que se conjunte su poderoso cuerpo.

Marqués de Valparaíso 1998
Federico Paternina.
Un vino de limpios aromas frutosos, madera prudente y sabroso, con carnosidad en el paso de boca, y de agradable final.

Puerta Palma F. las Tenderas 2000
Marcelino Díaz.
Una madera bien ensamblada (humo, pimienta) y la fruta clara. Goloso o amplio, de agradable paso de boca y un final limpio, sin aristas.

Solar de Urbezo 1999
Solar de Urbezo, S.L.
Un vino muy expresivo, notas de frutillo negro y monte bajo, con buena estructura y excelente final, algo goloso.

Vallobera 1999
San Pedro, S.A.
Precioso y vivo color cereza, delicados aromas de frutillos silvestres (mora y arándanos), un prudente fondo de madera. Resulta jugoso y equilibrado en el paso de boca.

Viña Mayor Secreto 2000
Hijos de Antonio Barceló, S.A.
Excelente frutosidad junto a tonos exóticos, café, tostados, especias o regaliz. Carnoso, amplio y envolvente, con buen cuerpo y mejor final.



Altanza Reserva 1999
Altanza.
Frutillos silvestres y un toque vegetal destacan de entre su crianza. Bien estructurado, corpulento, todavía le quedan bastantes taninos rudos por pulir. Cuestión de tiempo, tan solo.

Amaren 1998
Luis Cañas .
Gusta su carga frutal, la madera especiada y el recuerdo balsámico. Es carnoso, llena la boca con un tanino robusto que necesita algo de tiempo en botella.

Briego Fiel 1996
Briego.
Un vino complejo; en la copa se aprecia una crianza bien realizada. En la boca es sabroso, bien equilibrado y de amplio final.

Campillo Reserva Especial 1995
Campillo.
Un buen buqué resalta la crianza, los aromas especiados y de cedro, además de fruta muy madura y un ligero toque vegetal. Sabroso, con cuerpo y potencia.

Conde de Salceda 1998
Viña Salceda.
Excelente en conjunto, marcado por el noble buqué de crianza, cacao, fruta madura, sotobosque y especias. Muy equilibrado, el fino tanino envuelve el paladar con elegancia.

Coto de Hayas 1998
Aragonesas.
Un vino que sorprende por su fino buqué y la armonía del conjunto de aromas. Muy equilibrado, fresco y vivo, con un final placentero.

Coto Real 1998
El Coto.
Complejo y potente, sin nada que distorsione el fino buqué. De su elegante concentración se goza porque cubre el paladar con equilibrio y sedosidad

Culmen 1994
Lan.
Un buen buqué hace resaltar su elegante y exótica madera, pimienta, notas de ahumado, además de una clara y limpia fruta. Jugoso, fino y muy equilibrado, de largo final.

Chivite Colección 125 1998
Julián Chivite.
Elegante y complejo. Así es este tinto de limpia frutosidad y recuerdos especiados, tostados. Bien equilibrado, de excelente tanino maduro que envuelve el paladar.

Enate 1998
Viñedos y Crianzas del Alto Aragón.
Una evolución excelente, la fruta se manifiesta clara, las especias muy finas, hay balsámicos, flor y tostados. Equilibrado y consistente, con un final a lo grande.

Finca Valpiedra Reserva 1997
Finca Valpiedra.
Un buqué bien desarrollado, pontente, con aromas de frutillos negros y sutiles notas de ahumados; bien equilibrado, con estructura, llena la boca con un magnífico final.

Gaudium 1996
Unión Vitivinícola.
Muy aromático. Especiado, con notas de frutillos, torrefactos o regaliz. Muy bien estructurado, con un tanino muy maduro y un final que recuerda al chocolate amargo.

enoturismo


gente del vino