Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Vinoble 2006, objetivo Suiza

  • Redacción
  • 2006-02-01 00:00:00

Zürich (Suiza) ha sido otro de los escenarios elegidos para presentar Vinoble 2006, el V Salón Internacional de los Vinos Generosos, Licorosos y Dulces Especiales, que tendrá lugar los días 28, 29, 30 y 31 de mayo en Jerez de la Frontera (España), ante un destacado número de prestigiosos periodistas y comerciantes de Suiza, Alemania y Austria. El acto consistió en una cata comentada de alguno de los vinos dulces y generosos más destacados de los distintos países que acudirán a Vinoble, presentados por los propios elaboradores. En este evento quedó claramente demostrado que, hoy por hoy, ningún otro tipo de vinos expresa tanto carácter propio como los vinos de postre. Pero al mismo tiempo también se puso de manifiesto que, gracias a los nuevos conocimientos y técnicas en el viñedo y la bodega, los vinos dulces se están nivelando. Al igual que los vinos de mesa tintos y blancos, los vinos dulces presentan actualmente más fruta primaria y más aromas especiados de madera de roble. Además, se ha podido comprobar una tendencia hacia una mayor concentración y hacia un abocado más blando y suave. Durante cuatro días, más de quinientos vinicultores y bodegueros presentarán más de 1.200 diferentes vinos dulces y generosos en Jerez de la Frontera. El abanico abarca desde los Riesling Trockenbeerenauslese alemanes, pasando por los de Sauternes, Jerez y Oporto, hasta las muy viejas especialidades de Moscatel portugués de Setúbal y griego de Samos, o vino de Málaga. Si en la cuarta edición de Vinoble se presentaron por vez primera vinos de postre de Uruguay, Argentina y Japón, en mayo de 2006 estarán presentes por primera vez con una selección Rumanía, Líbano, Georgia y Turquía. Tan especial como el propio Salón es también su ubicación. Mientras que otras ferias de vinos suelen tener lugar en fríos centros feriales, Vinoble se celebra en el recinto amurallado del Alcázar jerezano, tanto en los salones del Palacio de Villavicencio, magníficamente restaurado, como en sus jardines árabes. Tanto los vinicultores como el público especializado saben apreciar el ambiente relajado que se respira en esta antigua residencia del califa, con sus jardines mediterráneos, el palacio, los baños árabes y la mezquita.

enoturismo


gente del vino