Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Iniciativa sin precedentes de la Fundación Castilla La Mancha Tierra de Viñedos

  • Redacción
  • 2006-10-01 00:00:00

En una iniciativa sin precedentes, la Fundación Castilla La Mancha Tierra de Viñedos se ha sometido a una prueba de alcoholemia ante la Policía Local de Tomelloso y en presencia de un notario, para demostrar de forma nítida y contundente que comer con vino no es sólo saludable si no que también es del todo legal en cuanto a tráfico se refiere. Así, los responsables de la Fundación convocaron a los presidentes de las diferentes DD.OO. vinícolas de Castilla-La Mancha, dos periodistas (mujeres), el director general de Mercados Alimentarios, Federico López, el gerente y el presidente de la Fundación, Francisco J. González y Rafael Torres, respectivamente, para, después de una comida en un restaurante de Tomelloso en la que se sirvieron un par de copas de vino para cada comensal, demostrar que esa cantidad de vino resultaba irrelevante para el alcoholímetro. A la comida también asistió el alcalde de Tomelloso, Carlos Cotillas, invitado por la Fundación. Antes de concluir la comida, hizo presencia en el restaurante la Policía Local con los alcoholímetros calibrados y certificados, que le fueron presentados al notario. El resultado: en el caso de todos los caballeros, la medida dio 0.00 y en le caso de las señoritas, 0.10 para una y 0.04 para la otra. Conviene recordar que la tasa mínima establecida en la presente Ley de Tráfico es de 0.25, no alcanzando en ningún caso la tasa citada, por lo que se pueden consumir dos copas de vino durante una comida sin temor a infringir norma alguna al conducir.

enoturismo


gente del vino