Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Burdeos 2006: El año de los grandes terruños

  • Redacción
  • 2009-03-01 00:00:00

La añada de 2006 en Burdeos saldrá oficialmente al mercado en marzo. Pero los mayoristas ya la incluyen en sus ofertas desde hace semanas. Consejos para los buscadores de compras maestras. Quien necesite una prueba palpable de que el terruño existe que se acerque a la añada de 2006 de Burdeos. Al contrario que las cosechas de 2005 o de 2000, las diferencias entre cada una de las distintas subregiones y fincas son considerables. Y así es como debe ser, pues las añadas complicadas -y climatológicamente, la de 2006 sin duda es una de ellas- no se pueden manejar ni siquiera con mucha técnica de bodega, sino exclusivamente con el trabajo en el viñedo. La cosecha de 2006 se integra en la línea de las llamadas añadas atlánticas, que permiten un desarrollo lento de las sustancias aromáticas, una riqueza de taninos al estilo de los grandes años, concentración gracias a un reducido volumen de cosecha, ni un atisbo de sobremaduración -sino al contrario-, buenos niveles de acidez. Como mucho, es atípico el volumen de alcohol relativamente alto de la Merlot, tan rica en azúcar. Pero qué significa atípico: es una consecuencia de la mejora en las técnicas de cultivo y de unas cosechas más escasas. Sea como fuere, la añada de 2006 deleitará a todos los amantes del burdeos que gusten de los vinos clásicos y longevos, y que estén dispuestos a esperar cierto tiempo a que madure su inversión: entre cuatro y seis años para los crus bourgeois más sencillos y los vinos de la orilla derecha, entre ocho y diez años, o incluso más, para los grandes vinos del Médoc. En este sentido, la añada de 2006 se integra claramente en la línea de las de 1986, 1996 y 2002. En el Médoc situamos los vinos en su conjunto sólo ligeramente por debajo de las cosechas de 2000 y 2005, y en algunos casos aislados los valoramos incluso por encima de ellas, porque apreciamos el estilo clásico de estos vinos. En Fronsac, la añada de 2006 es la mejor jamás producida allí. ¿Qué comprar? La cosecha de 2006 ha llegado al mercado a unos precios que la sitúan entre la de 2004 y la de 2005. Mientras que la especulación que rodeó a la añada de 2005 infló su valor, no es probable que la de 2006 se encarezca en los próximos años. Los que deseen comprar vinos para beber tendrán mucho donde elegir: podrán encontrar numerosos vinos superiores en Fronsac, también entre los llamados burdeos menores y entre los cientos de crus bourgeois del Médoc: en este caso, las calificaciones a partir de 15 puntos deben considerarse como absolutas recomendaciones de compra, siempre que el precio se sitúe aproximadamente en el mismo nivel, es decir, entre 10 y 20 euros por botella. Los que quieran comprar una mayor cantidad de vinos superiores de esta añada encontrarán gangas sobre todo en Margaux. Añadas anteriores 2005***** Excelente añada en Burdeos en todas las “appellations”. Tintos llenos y densos. 2004**** Año complejo; vinos clásicos, aún ásperos, tendentes hacia la finura y la elegancia en los mejores terruños del Médoc, sofisticados en Saint-Émilion. 2003*** Atípico año de calor con vinos rebosantes de fogosidad y taninos no siempre finos, de evolución incierta y dispar, que no se deberían dejar madurar demasiado. 2002**** Vinos excelentes y compactos en el Médoc, desiguales en Saint-Émilion y Pomerol. 2001**** En los mejores terruños del Médoc, vinos clásicos; en Saint-Émilion, elegantes. 2000***** Excelente para el tinto en todas las appellations, llenos y con gran materialidad.

enoturismo


gente del vino