Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Curiosidades del mundo del vino... ¿Sabías por qué nos comemos las doce uvas en la noche de fin de año?

  • Redacción
  • 2017-12-13 09:40:21

Llevamos toda nuestra vida oficiando el mismo rito en el cambio de año. Nos plantamos frente a un platito con 12 uvas y nos las zampamos al son de las 12 campanadas que anuncian un año más en nuestras vidas. Siempre se ha dicho que el origen de esta entrañable tradición está en 1909 cuando agricultores alicantinos decidieron dar salida a sus excedentes de uva blanca de Aledo regalandola a quien se acercara a la madrileña Puerta del Sol para recibir el año llamándolas "uvas de la suerte" por la inusual gran cosecha de aquel año y, de paso, atraer de nuevo la abundancia para el año entrante. Sin embargo, la prensa de 1897 ya destacaba la costumbre de los madrileños de comer. 12 uvas al dar las 12 en el reloj. Y se sabe que desde varias décadas antes, cuando el transporte demoraba mucho, se aprovechaba que las uvas maduraban antes en Alicante para exportarlas en Navidad junto con turrones y peladillas. Incluso hay quien recuerda que en la década de 1880 en los hogares burgueses, a imitación de los franceses, se recibía el nuevo año con uvas y champagne y como irónica y burlesca reacción, los madrileños de clases más humildes habrían comenzado a reunirse en la Puerta del Sol en fin de año para comer las uvas acompañando las campanadas del reloj de la plaza.

enoturismo


gente del vino