Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Bobal. En busca de identidad

  • Redacción
  • 2011-03-01 00:00:00

La Bobal ha pasado, en solo unos años, de ser el prototipo idóneo para vinos rosados o tintos sencillos a estar entre los valores más buscados tanto por los enólogos como los profesionales de los restaurantes. Es la uva de moda. Sin duda, la variedad tinta Bobal -con su finura en boca como gran virtud- será, en el futuro más inmediato, la punta de lanza de los varietales de Valencia, Utiel-Requena y la vecina Manchuela. Está claro que Valencia, en general, ha apostado por el color, por la extracción y estructura, de igual modo que Manchuela, donde los resultados son distintos, pues la uva madura más lentamente. En Valencia, los aromas son de cerezas en sazón, de fresa en almíbar con rasgos licorosos -signos todos ellos de complicadas maduraciones- y en Manchuela dominan las flores (lilas o violetas) y la sutileza. Respecto a su capacidad de guarda, queda demostrado con las muestras catadas de añadas más antiguas que puede sobrevivir con soltura más de cinco años y, cuando la añada ha sido excepcional, incluso hasta una década. En resumen, esta cata demuestra la versatilidad y diversidad de aromas y sabores de la Bobal, que Vinum siempre ha apoyado, además, por su alto valor cultural y local. Es nuestra firme defensa por rescatar las uvas con más arraigo y tradición, valores afortunadamente en alza. Catas realizadas por: Javier Pulido 14 Azua Bobal Roble 2009 Vitivinos Anunciación Cata: Varietal sencillo, con mucha frescura en boca, buena calidad táctil, sutiles aromas de regaliz rojo y violeta con un conquistador final de cacao. Para beber ya. 14,5 Azua Crianza Selección Bobal Viejo 2008 Vitivinos Anunciación Cata: Elaborado con viñedos de más de 30 años y criado 12 meses en roble francés y americano. Tímidamente enseña sus rasgos frutales (fresa) con crianza bien ajustada. La entrada del vino es jugosa, sencilla, de cierto buqué aunque breve. Para beber ya. 15,5 Rayuelo 2007 Altolandon Cata: Magnífica identidad de Bobal franco (violetas, regaliz rojo) con ciertos guiños de maceración carbónica y una crianza especialmente respetuosa. Potente y generoso en aromas. Los recuerdos de regaliz rojo impregnan el paladar con generosidad, el resto resulta muy equilibrado y placentero. 2011 a 2012. Vega Tolosa 2009 Vega Tolosa Cata: Floralidad inconfundible que caracteriza al Bobal de Manchuela, complementada de un buen roble especiado (sándalo, cúrcuma, humo) y ligero matiz de jara. Extracción moderada que se agradece, tacto agradable aunque vivaz, fino y con elogiable frescura. Guardar. 2013 a 2014. 16 Finca Sandoval Signo 2008 Finca Sandoval Cata: Manchuela tiene una gran virtud: debido a sus viñedos en altura, dota a las uvas de acidez, un sabor que se siente en el paladar, que arropa a su generosa carga frutal y tánica. Vino moderno donde mandan los aromas de fruta en sazón, con un punto dominante de maduración frutal y la madera tostada envolviendo el conjunto. Para guardar. 2012 a 2015. 16,5 Pino 2009 Ponce Cata: En aromas marca mucho la mineralidad (arcilla, ferruginoso) con la fina floralidad (lirios) arropando el conjunto. Muy seductor y profundo. La combinación de fruta y frescura es de las mejores de la cata, con unos taninos frutales fundentes, plenos. Delicioso. Persistencia moderada. 2011 a 2014. 14 Mas de Bazán Crianza 2007 Mas de Bazán Cata: Varietal sencillo, con aroma maduro y los añadidos de la viña joven (jara, tierra). Fácil en su paso, ligero de fruta y con cierta complejidad. Para beber ya. Hoya de Cadenas Élite 2008 Hoya de Cadenas Cata: El delicado aroma de Bobal se tiñe de la potencia, poco refinada, del Cabernet (monte bajo, jara), con un paso de boca jugoso, de consistencia frutal justa y tacto algo recio que piden un poco más de botella para domarse. 2011 a 2012. Vega Infante 2010 Agrícola de Utiel, Coop. V. Cata: La bodega ha buscado en este vino joven potenciar el color, los aromas y la estructura, detalle que resulta muy agradable en aromas (infusión de granadas) aunque menos satisfactorio en el paladar por la complicada combinación de taninos y acidez angulosa. En unos meses será el rey indiscutible de cualquier barbacoa. 2011 a 2012. 14,5 Bo-Bobal Único 2008 Vicente Gandía Plá Cata: 125 barricas seleccionadas para conmemorar el 125 aniversario de la bodega. Bobal campechano, con todos los ingredientes aromáticos para convencer, un poco de fruta, de flores, arcilla, cedro, humo... y acento vinoso final; su trago revela jugosidad, es ameno y con la estructura justa, que se agradece. 2011 a 2012. 15 Vega Infante Reserva 80 Aniversario 2004 Agrícola de Utiel, Coop. V. Cata: Tiene una crianza de 15 meses en roble americano que se nota, con la identidad frutal de fondo. Su paso por boca desvela que la madera no se integrará. Todavía mantiene peso de fruta para resultar muy agradable con un guiso de carne. Para beber ya. Casa Don Ángel 2006 Vera de Estenas Cata: Poco a poco, el vino gana en complejidad y pierde su concentrada fruta (mermelada de arándanos), con seductoras notas de madera (caja de puros, humo, clavo) muy persistentes. Para ser un 2006, el vino está muy entero en color y estructura, con buena frescura, aunque un tanino de roble algo seco. Para beber ya. 2011 a 2012. DV Bobal 2009 Dominio de la Vega Cata: Seis meses en roble. El estilo es moderno, con notas de cereza en sazón, regaliz rojo y tostados del roble. Trago goloso, voluptuoso, refinado en tacto y muy apetitoso. Perfecto para el tapeo. 2011 a 2012. 15,5 Al Vent Bobal Rosado 2010 Coviñas Cata: El único rosado de la cata. Pura golosina roja en aromas, con evocadoras dosis de fresas y un sutil toque de saúco. Magnífico. Entra goloso, con el volumen frutal justo y termina fresco, limpio. Para tener en cuenta. Para beber ya. 16 Cerrogallina 2008 Cerrogallina Cata: Magnífico ejemplo de Bobal que irradia frescor por doquier, haciendo hincapié en su tierra (grafito), y roble subido. Deliciosamente calibrado en boca, fluye muy jugoso, fino casi sin revelar su origen mediterráneo. Elaboración de nota. 2011 a 2014. Les Falles 2007 Sebirán Cata: Solo 2.500 botellas procedentes de un viñedo de Bobal de 100 años. Envejeció en roble francés y americano durante un año. Los aromas rescatan la floralidad de la Bobal (violetas), con rasgos minerales muy finos (grafito) y un roble bien ajustado. La jugosidad de la fruta manda, con un tacto muy fino. Final delicado y menos persistente de lo esperado. 2012 a 2014. Arte Mayor Dominio de la Vega Cata: Estilo muy parecido a Vega Sicilia Reserva Especial, con una mezcla, en este caso, de la añada 2005, 2006 y 2007. Bobal de 80 años que deja sentir todo su carácter mineral (grafito), con identidad debido a su nivel de maduración frutal (acerola, grosella). Estilo clásico de potencia algo etérea; magnífico trabajo de lías finas. El roble se nota, aunque la combinación de volumen frutal, acidez y fuerza tánica fresca nos hacen pensar que se integrará. Recomendamos su guarda. 2013 a 2015. 16 Quincha Corral 2007 Mustiguillo Cata: Los tostados de madera mandan, revindicando el estilo moderno del vino. Sin embargo, la textura que ofrece en boca es elogiable, todo bien hilvanado, con su leve golosura frutal, incluso un tacto graso que envuelve el paladar y aumenta su dimensión. Para beber ahora o guardar. 2011 a 2014. 16,5 Mestizaje 2008 Mustiguillo Cata: El escaparate aromático es intenso, lleno de especias, de notas balsámicas con una crianza algo subida. Entrada en boca magnífica, con la sensación de fruta siempre presente, calidad táctil fina y jugosa con un final deliciosamente perfumado. 2011 a 2015. 17 Finca Terrerazo 2007 Mustiguillo Cata: Es todo un referente de Bobal que busca la máxima expresión, con una elegancia aromática más definida por su buen roble que por la uva. El engranaje de boca, descartando el amargor del tostado de madera, está muy conseguido, con frescura inesperada, calidad de taninos de fruta muy buenos -también del roble- y un final todavía por escribirse. 2012 a 2015. 15 Arras de Bobal 2005 Pagos del Molino Cata: Concentrado, tanto en aroma como en sabor, con el deje de tinaja de algunos buenos tintos manchegos que hace el aroma más profundo. Fruta en licor y aldehídos (manzana verde) forman un potente escaparate aromático. Entra goloso, con cuerpo y taninos algo rudos, con un final menos prolongado en fruta de lo esperado. Para beber ya con guisos de carne. 2011 a 2012. Nos enamora La Casilla 2009 Ponce  ¿Qué finura frutal (grosellas y fresan en infusión) con el fino toque de violetas que logra sacar esta bodega es todo un referente de identidad de la Bobal al más alto nivel. En esta añada, hay un fondo de lías (aromas de reducción, metálicos) que pide ser decantado y servido en copa de amplio balón. Aunque su entrada es muy seductora por la plena sensación de fruta y frescura, el final es tánico -muy fino por cierto-. Aconsejamos que se guarde. 2012 a 2015.. 16,5

enoturismo


gente del vino