Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Tintos de cosechero: Tradición en vanguardia

  • Redacción
  • 1998-02-01 00:00:00

Desde hace siglos, los cosecheros riojanos alaveses elaboran un vino del año magistral, pletórico de aromas, intenso, con cuerpo y grado alcohólico suficiente, por el procedimiento artesanal y ancestral de la llamada maceración carbónica. Vinos, todo hay que decirlo, donde la ignorancia muchas veces llenaba de tufos y suciedad lo que es, bien elaborado, un tinto joven insuperable. Como lo son, y cada vez más, los otros tintos de maceración carbónica que hoy se elaboran, y cada vez más, en el resto de España: en Toro, de la mano del imprescindible Fariña, en Jumilla, por obra de Agapito Rico, en Yecla, con el pundonoroso Castaño. Pero también en Somontano, por obra y gracia de una bodega vanguardista y ejemplar: Viñas del Vero. Y en La Mancha, o en Tenerife. Sin duda, los vinos de maceración carbónica españoles están llamados a ocupar un primer puesto.

Syrah: no sólo del norte
De creer a los historiadores del vino, la variedad Syrah se da desde hace 200 años en las laderas pedregosas de la Côte-Rôtie de Hermitage y Cornas. Tanto aquí como en Saint-Joseph y Crozes-Hermitage proporciona unos tintos de primerísima calidad. Si actualmente estas denominaciones de origen son menos conocidas que las grandes regiones de Burdeos y Borgoña se debe a su pequeña extensión y producción limitada, no a la calidad del vino.

Cosecha del 95:
frutosidad y plenitud

El 95 ha sido una de las grandes añadas en el norte del Ródano, con vinos afrutados, aterciopelados, pulidos y plenos. Seguramente sean excelentes ya en su juventud y, salvo excepciones, tienen un potencial de maduración de unos cinco o seis años.
Para elaborar esta guía hemos invitado a los principales vinicultores de la región. Si faltan algunos vinos es porque ya se ha vendido toda la producción, por lo que las bodegas no desean dar publicidad a sus vinos y han renunciado a participar en la guía. Así ocurre, por ejemplo, con Chave, de Hermitage, o Clape, de Cornas. Tampoco figura Guigal, que siempre saca sus vinos al mercado con un año de retraso.
Su éxito en el norte del Ródano hace que la variedad Syrah se esté poniendo de moda en otras zonas. Como ocurre sobre todo en el sur de Francia, donde está desplazando a variedades tradicionales como la Grenache o la Cinsault. Por ello hemos incluido en la guía algunas cuvées meridionales elaboradas con una mayoría de Syrah, en las que a menudo desaparece el carácter típico de la variedad y se aprecia un aire muy mediterráneo.

enoturismo


gente del vino