Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Ante el cambio de clima, Intuición

  • Redacción
  • 2009-11-01 00:00:00

No hace mucho tiempo que realizamos un reportaje sobre Valencia y sus nuevos vinos. Todavía no estaban claras las tendencias, aunque ahora se intuye cierta simpatía por la variedad tinta Bobal, que se utiliza en solitario o se incluye en bastantes coupages. Una tipicidad que tendrán que compartir con la D.O. Manchuela, donde también es dominante. Desde entonces, la ilusión, no ha decaído. Los vinos, en general, demuestran síntomas de mayor frescura, bien por oportunas correcciones, por la incorporación de variedades con mayor acidez (Petit Verdot, Graciano), plantando viñedo en zonas menos severas y más protegidas, o bien utilizando uvas de viñedos viejos. Algunos, como Pablo Osorio, enólogo de bodegas Murviedro y partícipe, también, de Hispano Suizas, dedican su tiempo a la búsqueda de levaduras que desarrollen menos alcohol y, en definitiva, ofrezcan un mayor equilibrio gustativo. Está claro que tanto a él como a otros que buscan fórmulas para apaciguar el calor de sus uvas, se los tacha de locos. No obstante, muy lejos no debe andar el “Santo Grial” de la insospechada frescura mediterránea. Como ejemplo, hace unos años el cava de Dominio de la Vega sorprendió a todos los asistentes de Enoforum, proclamándose ganador. Y eso que el jurado estaba formado por reputados enólogos catalanes. Al año siguiente, ocurrió lo mismo, pero ésta vez fue Pago de Tharsys. La iniciativa ha prendido en la zona, y ya son muchos valencianos los que apuestan por elaborar un espumoso de calidad. Los vinos de nuestra cata irradian mayor equilibrio, con menos extracción, lo que se traduce en un trago más apetitoso. La moda del roble nuevo excesivamente tostado y la agonía por extraer todo el color, comienza a perder fuelle. Un alivio. Cata realizada por Javier Pulido. Se trata de una región principalmente de tintos, el 94,27% de la producción. Conocida antaño por sus graneles, va ganando poco a poco una etiqueta de calidad. La variedad Bobal, el 80%, es la más extendida, seguida de la Tempranillo -cuya implantación se ha triplicado en pocos años-, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. En variedades blancas, Macabeo, Merseguera, Planta Nova y Chardonnay son las utilizadas tanto para vinos blancos, como para espumosos de calidad, donde Utiel-Requena está demostrando un enorme potencial. 17 Dominio de la Vega Arte Mayor Mezcla de diferentes cosechas con uvas procedentes de la finca La Beata. Color intenso ligeramente teja. Perfume poderoso, maduro y complejo, de arándanos y notas de tabaco. Desarrollará un magnífico buqué. Acento ácido, fundentes taninos y profundidad del conjunto. Muy largo. 2010 a 2015. 16,5 Bodegas Murviedro Cueva de la Culpa 2007 Infusión de arándanos, moras y cacao. Todo frutosidad. Buena dimensión frutal en boca, con justa grasa, acidez y calidad táctil. Realmente placentero y brillante. Se puede beber ya o guardar. 2009 a 2015. 16 Hispano + Suizas Superius Quod 2006 Se intuye una profunda complejidad, conjunto armónico con una curiosa mezcla de frutos negros en sazón y arándanos frescos. Su potencia tánica está muy conseguida, es fresca, bien distribuida, con un buqué que empieza a formarse (tabaco, cuero, cacao), realmente complejo y bien definido. Le auguramos larga vida. 2010 a 2015. 16 Hispano + Suizas Bassus Pinot Noir 2007 Conviene airearlo (notas cárnicas). Pasados unos minutos los aromas recuerdan a la grosella fresca, y muchas violetas sobre un fondo de tiza y pimienta blanca. Muestra claramente la tipicidad de la uva. Frescor bien repartido, con delicadeza frutal y fortaleza tánica bien trabajada; francamente agradable. Será un gran vino. 2010 a 2015. 15,5 Sierra Norte Cerro Bercial Ladera Los Cantos 2005 Color impenetrable, sin notable evolución. Hermético en nariz, maduro y con dominio de las notas frutales (arándano macerado). El final de intensidad tánica es algo rudo, pero el vino hay que juzgarlo por la plenitud frutal, y el futuro prometedor que augura. Desarrollará con el tiempo un estupendo buqué. 2012 a 2014. 15,5 Vera de Estenas Casa Don Ángel 2005 El intenso macerado de las uvas, sus notas de ciruelas, cacao y hierbas aromáticas configuran un vino de concepto moderno. A los 15 minutos la mineralidad (pedernal), se impone. Demuestra vigor tánico, cierta desavenencia acidez-alcohol, con intensidad frutal que se impone al roble, lo que es una buena señal. 2009 a 2012. 15,5 Dominio de Aranleón Aranleón Solo 2006 Escaparate de frutos negros sazonados, con un acento de pino e higos adquiridos tras sus 13 meses en roble húngaro. En boca es otra dimensión, el verdadero valor del vino, por ahora: todo finura, fruta y franqueza. Para beber ya o guardarlo un par de años. 2009 a 2012. 15 Pago de Tharsys Pago de Tharsys Selección bodega 2003 Empieza a adquirir matices teja. Aroma complejo, fundido, notas de ciruela en sazón, mineral (arcilla-grafito) y un acento de vainilla-cacao que se impone. Mantiene estructura tánica, dimensión frutal, grasa. Ya se puede empezar a disfrutar. 2009 a 2012. 15 Vicente Gandía Plá Generación 1 2004 Evidentes ribetes tejas. Está en el final de su curva de plenitud. Ha desarrollado un magnífico buqué de higos, cacao, civet, cuero... y un roble marcado. Reina la mesura en boca: equilibrio y placer. Argumentos más que suficientes para disfrutarlo ahora con un suculento guiso de carne. 2009 a 2010. 15 Álvarez Nölting Álvarez Nölting 2005 Ribetes tejas. Es el modelo de vino, con los aromas de barrica (vainilla-cacao) subidos, que tanto gusta al público; detrás, hay claras notas frutales (cereza) que evitan la distorsión del conjunto. Trago equilibrado, fresco, de fundente tanicidad y delicioso buqué final. 2009 a 2012. 14,5 Vitivinicultor-Bodegas Vegalfaro Vegalfaro 2006 Maduración y fusión de las uvas muy acertada, guiños minerales y de noble crianza. Potente aunque delicado, tanto en nariz como en boca, donde se ha conseguido un acertado esqueleto tánico con la ayuda del roble. Está en su momento. 2009 a 2011. 14,5 Coviñas Aula Crianza Merlot 2005 Ligeros tonos teja. Claros recuerdos toneleros (vainilla-cacao), sin dejar de lados su carga frutal (arándanos) que comienza a evolucionar en positivo (civet). Buena calidad táctil, finos taninos fundentes que hacen pensar que está al comienzo de su punto óptimo de consumo. 2009 a 2011. 14 Torroja Sybarus Crianza 2006 Clara infusión de cerezas, de regaliz, y un dulce recuerdo de la vainilla y el coco, que no llegan a distorsionar el conjunto, aunque sobresalen. Trago placentero que está en su momento, con los taninos justos. 2009 a 2010. 14 Emilio Clemente Emilio Clemente Crianza 2005 Tonos teja. Está en su momento de consumo, con un buqué de higos, tabaco y roble (lactona) que no llega a distorsionar. Sabroso y de un fluido recorrido. 2009 a 2010. Está claro que la antigua fórmula que autorizaba una pequeña proporción de vinos de la D.O. Utiel-Requena para ser añadida a los vinos de la D.O. Valencia no convence a sus nuevos elaboradores, que buscan identidad propia. Existen cuatro subzonas: Alto Turia (perfecta para los vinos blancos), Clariano (donde se ha producido la gran eclosión de los tintos), Valentino y Moscatel de Valencia. 16 Los Frailes Trilogía 2006 Cuando lo catamos en 2004 vimos la apuesta de la bodega por la elegancia, que hoy ya es una realidad. Su perfume es armónico, todo fluye en consonancia, cerezas, flores, cedro. Al paladar, se muestra equilibrado, placentero en tacto, y largo. 2009 a 2013. 16 Celler del Roure Maduresa 2006 Mantiene tonos violáceos. Intensidad frutal (arándanos) con añadidos de violetas, regaliz y, en menos dosis, hierbas y eucalipto. La crianza es acertadísima, no se percibe. Pediríamos algo más de fortaleza frutal, que la tiene, para potenciar más el conjunto si cabe, muy placentero y dilatado. Un ejemplo a seguir. 2009 a 2013. 15,5 Vitivinicultor-Bodegas Vegalfaro Pasamonte 2006 Mucha tipicidad varietal, que se expresa con finura (moras, grafito, clavo) y color todavía violáceo. A pesar de sus 15% vol. su trago sólo aporta signos de calidez hacia el final, siendo muy leve. De estructura técnica muy fina, dimensión frutal espléndida y un final claramente frutal y floral. De los mejores ejemplos espñaoles elaborados con Garnacha Tintorera. 2009 a 2012. 15,5 Pago Casa Gran Falcata Arenal 2006 Magnífica intensidad colorante sin evolución. Cerrado en aromas, discretamente asoma el arándano, la tinta china o la pólvora. Gran dimensión frutal, jugosa, con la tanicidad justa, ligera calidez final y clara apunte frutal todavía por desarrollar. 2009 a 2012. 15,5 Bodegas Murviedro Expresión 2006 Granate uniforme. Hay que airearlo para que el roble, muy bien elegido, no interfiera en las notas frescas de frutos rojos, hierbas y dejes minerales (pedernal). Lo mejor, ahora, es su calidad táctil, muy fina, fundente y bien acompañada de frescura, con un final de fresas. 2009 a 2012. 15,5 El Angosto Angosto Los Almendros 2007 Hermético en aromas aunque claramente mineral (grafito) y floral (lilas). Frescor que seduce desde el primer momento, perfectamente hilvanado a la carga frutal (frutos negros), con un tacto fino y fornido en taninos, que auguran buen porvenir. 2010 a 2014. 15,5 La Casa de las Vides ACVLIVS 2007 El aroma de pimienta negra, influencia del Syrah, viste mucho el conjunto, como su magnífica madurez frutal (ciruela) y paso de boca jugoso, bien extraído y claramente aromático en su final. 2009 a 2014. 14,5 Rafael Cambra Rafael Cambra Dos 2007 Domina el Cabernet, con cierta rudeza en su carácter (jara). Sin embargo, tiene la virtud de regalar paisajes aromáticos personales que demuestran la magnífica selección de uvas y suelos. Jugoso en todas sus facetas, con el tanino nuevamente austero que se atemperará con un plato graso, como, por ejemplo, un codillo. 2009 a 2011. 14,5 Enguera Megala 2007 Frutos rojos sazonados, con matices de regaliz, madera bien ceñida y un sutil fondo de jara-tierra. Su trago fluye a buen ritmo, sin aristas destacables, con la intensidad justa y por desarrollar. 2010 a 2012. 14,5 Cherubino Valsangiacomo Marqués de Caro Crianza 2006 Carácter frutal lozano (fresa) con el claro influjo del roble especiado (vainilla, cacao, clavo), sin distorsionar el conjunto. La frescura es el eje central de su trago, con finos aderezos tánicos y justa sensación frutal. 2009 a 2011. 14,5 Heretat de Taverners Heretat de Taverners Graciano 2005 Granate sin evolución. Aunque en boca muestra fortaleza tánica, seguramente del roble, la carga frutal pierde consistencia y sería recomendable empezar a beberlo ahora para aprovechar sus delicadas notas de fresón y lirios. 2009 a 2010. 14,5 Los Pinos Dominio Los Pinos Crianza 2007 Seis meses en depósito y 12 meses en roble francés y americano. Vino ecológico. Ciertas tonos teja. Aroma de frutos negros en sazón (ciruela, arándano), con ecos de flor marchita y empireumáticos (tostado del roble). El esqueleto tonelero sostiene un peso frutal ya domado, de agradable fluir y complejo buqué final. 2009 a 2011. 14,5 J. Belda Ca’Belda 2006 Color subido. Reducido (cárnicos) pero abundante en frutos negros (ciruela), brea, tostados discretos del roble que dibujan un tinto bien concebido. Trago menos consistente en fruta de lo esperado, con buena estructura y sabrosura frutal, y acento amargoso final. 2009 a 2011. Creada en 2007. Tradicional zona de viñedos que desapareció con la filoxera y que ahora, gracias al empuje de algunos bodegueros, comienza a resurgir. La variedad mayoritaria es la Bobal, seguida de las tradicionales foráneas y Bonicaire, en recuperación. En cuanto a uvas blancas, se encuentran casi todas las conocidas en el ámbito nacional, mientras que las foráneas dominantes son la Chardonnay y la Sauvignon Blanc. 15 Les Useres L’Alcalaten Guarda 2006 Evoluciona más rápido de lo esperado, sin distorsiones, creando una paleta aromática compleja (tabaco, incienso, cedro, pólvora). Tiene fuerza tánica aunque su extracto frutal es más débil. Mejor comenzar a beberlo ahora. 2009 a 2010. Zona de Bobal, en terreno franco-arenoso a 800 metros de altitud. Las uvas adquieren en este entorno una gran singularidad. 15,5 Mustiguillo Mestizaje 2008 Vino fornido aunque sutil, tanto en aromas de fresa, regaliz y tiza (lías finas) como en boca, donde demuestra que se ha hecho un trabajo espléndido; fresco de principio a fin, con un tacto fundente, aunque añoramos algo más de sustancia frutal. Se puede beber ahora o guardarlo un par de años. 2009 a 2012.

enoturismo


gente del vino