Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Ribera del Duero 2007. Año de Enólogos

  • Redacción
  • 2010-03-01 00:00:00

Es Ribera una tierra huraña, que se extiende a lo largo de sus más de 100 kilómetros sobre una sinuosa planicie con escasa protección para sus viñas, desprotección que suplen unos viticultores dedicados en cuerpo y alma al sustento del campo, por ahora el negocio más rentable. Y ese carácter manda en la calidad final de la uva. En la última década, la Ribera del Duero está padeciendo unos años complicados: en 2003, la gran ola de calor que afectó a toda España; en 2006, la insolación nuevamente vuelve a sentirse sobre el viñedo; 2008 fue un año extraño que revela los pH más bajos que se recuerdan, poco extracto frutal, pero en general muy elegantes; el 2009, a tenor de lo que llevamos catado, retoma los niveles de calidad deseados, con mayor equilibrio sin llegar a la excelencia, con índices de glicerol bastante altos (acento dulce en los vinos) para los que gustan de vinos sabrosos. 2007, la añada que nos ocupa, fue calificada por el Consejo Regulador como muy buena. A nuestro juicio, ha dado vinos de calidad, aunque no serán vinos muy longevos. No obstante, debemos matizar. Hay bodegas que tienen tomado el pulso a sus viñas, bien por contar con viñedo viejo, por realizar prácticas respetuosas en el campo o por las salubridad del entorno, y logran mayor homogeneidad en las añadas. En cualquier caso, elaborar en Ribera del Duero, con su climatología extrema, es una tarea complicada, y mantener un listón de calidad año tras año, más aún. De ahí deducimos la dificultad de fidelizar a los consumidores, cada vez más acostumbrados a consumir productos muy estables en calidad -en nuestra opinión, un paso erróneo hacia la globalización-, que no entienden que el vino es diferente cada año. Cada año tiene sus peculiaridades, como el 2007, que atesora menos fortaleza frutal, debido en gran parte a las heladas de otoño que afectaron al 40% del viñedo inscrito, o al pedrisco que cayó en Aranda de Duero. Aun así, sus vinos se intuyen más elegantes. Ahora, la pregunta que asalta al consumidor es: ¿por qué tengo que pagar lo mismo o más cada año? Si bien es cierto que en Ribera, cuando el año acompaña, como en 2004 o 2005, por ejemplo, se elaboran vinos finísimos, con una profundidad a la que pocas D.O. llegan, los más elegantes que podamos encontrar en España, lo que justificaría un precio elevado. Ajustemos, pues los precios en las añadas menos favorables para ganarse la confianza de un consumidor altamente desorientado. Cata realizada por Javier Pulido 14 Torres de Anguix A! admiración Selección Especial 2007 Tiene riqueza aromática (fresas, tomillo, pólvora, vainilla), con la consistencia justa. Frescura con angulosidades, placentero en fruta y buenas sensaciones aromáticas finales. 2010 a 2012. 14 Miguel Torres Celeste 2007 Con acento mineral marcado, bien integrado en los recuerdos de fresón maduro. Equilibrado, de fundentes taninos, listo para tomar ya, aunque podrá evolucionar si se guarda. 2010 a 2012. 14 Pagos del Rey Condado de Oriza Roble 2007 Limpios tonos de fruta y regaliz rojos, sin interferencias destacables de la madera. Carnoso, de frescura poco integrada, con final aromático justo; perfecto para chateo. 2010 a 2011. 14 Matarromera Emina 2007 Menos consistente que otros años, con la crianza al gusto del consumidor, de múltiples aromas florales y de especias. Trago jugoso, sencillo en su conjunto. 2010 a 2012. 14 Bodegas y Viñedos Lleiroso Luzmillar Crianza 2007 Fruta roja confitada, con el roble al gusto de los consumidores (vainilla y cacao) y un eco de boj. Equilibrado, destaca su carnosidad, con tacto algo rudo por afinar. 2010 a 2011. 14 Matarromera Melior Tempranillo 6 meses en barrica 2007 Maduración arriesgada que se integra al conjunto, a su fresco y ahumado roble. Sin duda, el éxito del vino es su equilibrio y agradable trago. 2010 a 2012. 14 Viñedos y Bodegas García Figuero Nos Riqueza 4 meses en barrica de Roble 2007 Tiene tipicidad, con los seductores aromas de frutos rojos en sazón, la nota ahumada y una crianza al gusto del consumidor, acentuado por sus notas tostadas. Fresco y frutal en todo momento, de consistencia justa; bueno para tomar con el aperitivo. 2010 a 2012. 14 Real Sitio de la Ventosilla Prado Rey 2007 Aroma fragante, de frutillos rojos, piel de manzana o fina vainilla. En boca, concentración justa, equilibrado y de fácil trago. 2010 a 2010. 14 Resalte de Peñafiel Resalte Vendimia Seleccionada 2007 Carga frutal, con un punto de sobremaduración, notas de ciruela y cacao con el roble al gusto del consumidor (tostados). Carnoso y de esencia frutal etérea, finos taninos y postgusto aromático largo. Digna de destacar su labor de vendimia, teniendo en cuenta que no fue nada fácil. 2010 a 2011. 14 Señorío de Nava Señorío de Nava Roble 2007 Se han utilizado viñedos de 20 años. Frutos negros con un punto de maduración arriesgado (manzana asada) y fondo de monte bajo. Equilibrado, de apreciable frescura, aspecto que lo hace idóneo para tomar con aperitivos. 2010 a 2010. 14 Valdubón Valdubón Crianza 2007 Aromas de vainilla y cacao, aderezados con frutos rojos frescos, para finalizar con un trago placentero, sin aristas, fresco y de un justo final aromático. 2010 a 2011. 14 Hermanos Sastre Viña Sastre Crianza 2007 Crianza comedida en todas sus fases, con recuerdos de cereza en sazón, con notas de pera (maduración) y roble al gusto del consumidor. Está para beber aunque el tanino y la acidez están por integrarse todavía. 2010 a 2010. 14 Viyuela Viyuela Tempranillo 10 2007 Aroma sazonado, de abundantes notas a fresón y regaliz rojo con un estilo sencillo y fácil de entender que ya empieza a enseñar sus notas de evolución (cuero). Equilibrado, con extracto frutal justo y final amargoso. 2010 a 2011. 14,5 Anta Banderas Anta Banderas a10 2007 Perfume de granada y fresones, con aires florales (violeta) bien fundidos con la crianza. De extracto justo, fresco y de buen tacto, con acento amargo final, fruto del tostado del roble. 2010 a 2012. 14,5 Ismael Arroyo Mesoneros de Castilla Roble 2007 Coloreado y con tipicidad: fresa en sazón, regaliz rojo y notas de humo (fruto del roble) respetuosas. Destaca su carga frutal justa, sin aristas, con acento amargo final. 2010 a 2012. 14,5 Protos Protos Roble 2007 Un roble a la altura de lo esperado, con potentes aromas de frutos negros, y una vena de arándanos que lo hace profundo, dentro de su estilo. Carnoso y sin embargo fresco, con el tacto todavía por afinarse. Buena elección para 2007. 2010 a 2011. 15 Aalto Aalto 2007 Añada difícil, de maduración arriesgada, con recuerdos de arándanos, hierba seca, y un fondo de crianza. Frescura por integrarse, de fruta justa, y final ahumado. Mejorará en botella. 2011 a 2012. 15 Viñedos Alonso del Yerro Alonso del Yerro 2007 El aroma a hollejo maduro desvela la complicación del año. Aún así, se ha cuidado mucho su calidad táctil, con la extracción justa, frescor integrado, y una amplia sensación frutal del conjunto. 2010 a 2013. 15 Balbás Balbás Crianza 2007 Un trago equilibrado, bien dotado de taninos finos y fundentes con un final más aromático y armonioso de lo esperado. Buena crianza. 2010 a 2014. 15 Félix Callejo Callejo Crianza 2007 Penetrante frutosidad, maduro, pleno de recuerdos a fresón en almíbar y cacao, con el acento tonelero al gusto del consumidor. De tacto magníficamente trabajado, sin aristas, fundente y generoso en fruta madura, aunque fresca, con un final tostado marca de la casa. 2010 a 2013. 15 Rodero Carmelo Rodero Crianza 2007 Frutosidad fragante, envuelto en un halo de humo y mantequilla muy finos, aunque dominante para la estructura del vino. Jugosidad perfectamente ceñida al conjunto, con sabia extracción, sin agresiones; todo placer y disfrute para el paladar. Un ejemplo de mesura. 2010 a 2012. 15 Fuentespina Fuentespina Selección 2006 Claras notas minerales (caliza), con un roble bien elegido. Se ha cuidado mucho la frescura, sin perder dimensión frutal, con taninos que conforman un cambio sustancial importante en Fuentespina. 2011 a 2013. 15 Hacienda Monasterio Hacienda Monasterio 2007 Conjunto frutal y gustativo maduro; destacan las fresas en sazón, y un fondo de humo e incienso (procedentes del fino roble); boca glicérica (de acento goloso), cálido y de clara sensación frutal en el retrogusto, pero de consistencia justa. Estará espléndido en sus primeros años. 2010 a 2012. 15 Pago de Carraovejas Pago de Carraovejas Crianza 2007 Bien fundidas las notas de cerezas en sazón con la vainilla y el cacao, obsequio de la crianza en roble. Goloso, lo que aumenta su carnosidad, con cuerpo (calidez final) y taninos bien distribuidos. De los mejores crianzas catados en 2007. 2010 a 2012. 15 Nuestras Cepas (Páramo de Guzmán) Páramo de Guzmán Crianza 2007 Aromas seductores, concentración de frutos rojos en sazón y notas de cacao, con briznas minerales. Especialmente refinado en boca, muy gustoso, con una untuosidad justa que aporta volumen y dimensión; un vino bien concebido. 2010 a 2013. 15 Peñalba López Finca Torremilanos Torremilanos 2007 Tiene la virtud de ligar muy bien la frescura con el acento goloso, en boca, mostrando unos taninos fundentes con un final que evoca la madurez del hollejo de la uva y la crianza al gusto de los consumidores (23 meses en barrica). Placentero y para empezar a beber. 2010 a 2012. 15 Hermanos Pérez Pascuas Viña Pedrosa Crianza 2007 Mantiene el estilo, la tipicidad sin las aparentes flaquezas propias de este singular año. Fruta fresca, acento mineral con el roble ligeramente subido. Frescura que falta ligarse al conjunto, con un final largo y complejo muy placentero. 2010 a 2014. 15,5 Tábula Damana 2007 Amplio, y con el argumento fresco de las barricas, que construyen un panorama olfativo fragante, lleno de sutilezas (aromas ferruginosos). Fresco en todo momento, con gran sensación de fruta siempre, y un final largo y perfumado cautivador. Magnífico resultado para esta complicada añada. 2011 a 2014. 15,5 Pago de los Capellanes Pago de los Capellanes Crianza 2007 Aromas, de frutos negros (casis y arándanos) frescos, sin la profundidad de otras añadas. Fruta, en boca, muy sólida, con calidad táctil y final mineral (grafito) destacado. Muy placentero y con magníficos parámetros que auguran un desarrollo futuro sin sobresaltos. 2010 a 2013. 15,5 Hijos Antonio Barceló Secreto 2007 Magnífica maduración frutal, fresa y una esencia mineral (arcillo-calcáreo); roble contenido, bien ajustado al perfil aromático del vino. Frescor que ensalza el conjunto, integrado, con finura en el tacto y un justo extracto frutal. 2010 a 2012. 16 Bodega y Viñedos Alión Alión 2007 Aunque mantiene la misma elegancia, finura frutal y mineral que la anterior, está añada posee menos extracto y fuerza en general. No obstante, pocos vinos pueden presumir de tanta elegancia en boca como este Alión. 2010 a 2012. 16 Legaris Legaris crianza 2007 Marcada tipicidad de la uva, con un porte especiado (cúrcuma) y mineral (grafito) bien definidos. Es placentero en todo su recorrido, por la finura y el tacto fundente del tanino -tanto frutal como del roble- y por la frescura bien ligada al conjunto. Un magnífico crianza. 2010 a 2013. 16 Julio César Conde Delgado y otros Neo 2007 Esta añada presume de ser más mineral, con la identidad frutal algo más etérea, y sin embargo profunda, con el habitual fresón y deje de regaliz rojo. Tras unos segundos con el vino en el paladar, su tanicidad es menos ácida de lo habitual, de extracto frutal comedido pero igual de seductor en su conjunto, aunque tendrá menos pontencial de guarda que el 2005, por ejemplo. 2011 a 2015. 16 Nuestras cepas (Páramo de Guzmán) Raíz de Guzmán Vino de Autor 2007 Tiene 17 meses en barrica. Si bien en aromas parece que se ha extraído más de lo debido, por su contundente aroma de hollejo maduro en boca, se aprecia un magnífico trabajo táctil, taninos bien trabajados, sedosos, frescos y con un delicioso final, generoso en recuerdos frutales, aún por desarrollar. Necesita botella, y promete. 2011 a 2014. 16,5 Los Astrales Astrales 2007 Expresión más láctea de lo habitual, manteniendo su singular frutosidad (cerezas en sazón) y fina vainilla. Estructura en boca sólida, quizá de las mejores de toda la cata, de una amplia sensación frutal y una frescura integrada en el conjunto. Viñedos para estar orgullosos de su potencial. 2012 a 2017. 16,5 Dominio de Atauta Dominio de Atauta 2007 Siendo la zona de Atauta una región caracterizada por sus uvas ácidas, en esta añada han dado con el punto justo. La elegancia aromática es ya un sello de la casa, además de su riqueza mineral y sus complejos aromas procedentes de la madera. No defrauda, y mantiene buena jugosidad; de conjunto armonioso, con un final todavía por afinarse, muy generoso en fruta. Necesita domarse todavía en botella. 2012 a 2016. 16,5 Cillar de Silos Torre Silo 2007 Su fruta roja, de madurez espléndida, se funde con los tostados del roble en perfecta simbiosis. Sensación jugosa en boca muy conseguida, con una calidad tánica, que se percibe pasados unos segundos, magnífica, aportando el extracto frutal justo que proporcionó la añada. Largo y con buen futuro. 2011 a 2014.

enoturismo


gente del vino