Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO
  • OPUSWINE, S.L. es el responsable del tratamiento de sus datos con la finalidad de enviarles información comercial. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Puede ejercer su derecho a acceder, rectificar y suprimir estos datos, así como ampliar información sobre otros derechos y protección de datos aquí.

Desvelando la pureza de la Garnacha

4C3N4I7I7S8D1N8Q4B0F0P7N3N9I7T.jpg
  • Antonio Candelas
  • 2019-10-08 00:00:00

Aunque no es fácil desmontar la historia negra de una uva que era utilizada para poco más que elevar el color de los graneles, se ha conseguido no solo borrar ese estigma, sino descubrir la capacidad de hacerse grande con el paso del tiempo manteniendo su esencia. 


Me reconozco fiel seguidor de esta uva. Por su capacidad de adapación, por su carácter y porque es capaz como pocas de dibujar en los vinos el paisaje con su rica paleta de aromas, sabores y texturas. Reconozco también que los vinos que se elaboran en  la parte más occidental de la D.O. Vinos de Madrid, San Martín de Valdeiglesias, me tienen cautivado. Bastión garnachero de nuestro país que ha resistido las embestidas de la indiferencia y que gracias a la savia nueva del sector está resurgiendo con brillantez. Por último, me declaro un incondicional de Las Moradas de San Martín, una coqueta bodega situada en una de las ubicaciones más especiales de aquel territorio y centro de operaciones de Isabel Galindo, la enóloga del proyecto desde 2002 y un pilar fundamental en la recuperación de la viña en la zona.
Esta cata vertical de Initio es la prueba palpable del esplendor de esta uva, que brilla con mayor fuerza cuando pasan los años, mostrándonos su atractiva elegancia y deleitándonos con su prodigiosa energía. Conseguir esta nobleza no es fácil. Isabel lo sabe y por eso trabaja sin imponer a la uva los preceptos encontrados en los manuales de viticultura y enología. Prefiere mirar al cielo, observar el viñedo y facilitarle lo que necesite sin pertubar la paz que se respira en aquel remanso natural. Después, en el silencio de la bodega, acompaña con paciencia y exquisito mimo al vino en su camino hacia la máxima expresión.


Initio 2005
85% Garnacha, 15% Cabernet Sauvignon y Syrah. 15% vol. D.O. Vinos de Madrid
Empezamos con una añada cálida donde los rendimientos por hectárea fueron exiguos, pero la uva maduró muy bien debido a esa escasez en la cosecha. Se nota la presencia del pequeño porcentaje de uvas foráneas, sobre todo por los apuntes especiados que dan vida y complejidad al vino en este momento. Es admirable la consistencia en boca gracias a los matices silvestres, de finas hierbas, fruta roja confitada y ahumados sutiles. Tacto delicado, amable, cálido. Una sabrosa sorpresa que a pesar de la edad se mantiene en forma.


Initio 2006
Garnacha. 14,5% vol. D.O. Vinos de Madrid
Continuamos con un año de verano riguroso, pero aquí la Garnacha está sola y no se echa en falta ningún aporte de otras uvas. Cerrado al principio, pero pronto la maravillosa paleta de matices nos hipnotiza. Destacan los de regaliz, moras y arándanos. Tiene detalles de tinta y frutos secos. Tanino domado, recorrido goloso y mineral. Probablemente el más equilibrado de todos. Largo, con menor sensación de calidez. Está en su punto. Hay evolución y mucha nobleza.


Initio 2007
Garnacha. 14,7% vol. D.O. Vinos de Madrid
Aunque las lluvias fueron escasas este año, estuvieron bien repartidas. El verano fue fresco y esto hizo que la maduración fuera pausada y completa. Muestra una noble evolución donde la complejidad es su principal virtud. Nos agradan sus aromas de praliné, mermelada de ciruelas, menta, endrinas, leves tostados. En boca es una maravilla porque tiene vida y porque el extracto que ofrece está arropado por una meritoria sedosidad. Es de los más corpulentos y enteros de toda la cata vertical.


Initio 2008
Garnacha. 14,5% vol. D.O. Vinos de Madrid
Tanto el verano como el invierno fueron suaves y la primavera bastante lluviosa. Esto hizo que los racimos no cuajaran correctamente y disminuyera la cosecha. En este caso, se aprecian detalles de fruta escarchada, notas de cacao, flores secas, clavo y canela. Final con detalles ahumados y de mermelada de ciruelas. Es el primero donde se nota el paso del tiempo. En boca aún mantiene la acidez, pero el carácter es el de un vino con mayor evolución. Perfil más clásico donde la Garnacha enseña su versión más madura.


Initio 2010
Garnacha. 15% vol. D.O. Vinos de Madrid
Un invierno y primavera generosos en lluvias dieron paso a un verano seco tras el cual hubo que decidir la fecha de vendimia. Se esperó y se acertó. Queda más presente la sensación de fruta negra madura o incluso en licor. Hay tabaco, caja de puros y un fondo mineral con alguna nota de ebanistería bien definida. Paso con extracto, cuerpo y una sensación golosa que hace que recuerde en todo momento a la fruta en sazón. La acidez mantiene entero el vino con unas notas primarias presentes en todo momento.


Initio 2011
Garnacha. 15% vol. D.O. Vinos de Madrid
Año cálido, pero con las lluvias bien distribuidas. Es profundo, muestra complejidad, pero sobre todo la fruta –madura y licorosa– es de una calidad excepcional. Es balsámico y especiado. La barrica, impecable, se adapta al vino sin distorsionar el carácter de la uva y el paisaje. Corpulento, sabroso, largo y licoroso. La fruta se encuentra a flor de piel. Madurez en boca, equilibrio y armonía entre sensaciones y matices. Ya tiene ocho años y nos embelesa con su carácter. En unos años nos cautivará con su evolución.

enoturismo


gente del vino