Mi Vino

Vinos

CERRAR
  • FORMULARIO DE CONTACTO

El Ribazo 2014

770aadabb217b95d2e38d9f1eb539762.jpg
  • Redacción
  • 2018-06-08 11:16:55

A ño 1898. El vino de Rioja del Marqués de la Solana recibe la medalla de plata en la Exposición de Logroño. 1929. La magna Exposición Mundial de Barcelona le concede la Medalla de Oro. La bodega familiar fue desde su nacimiento una cosecha de éxitos. Ahora, la quinta generación sigue luciendo la excepcional calidad de sus viñedos en clásicas y nuevas creaciones.
Ya entonces el fundador, a finales del siglo XIX, Francisco Javier Solano, adoptó la fórmula de Vinos de Pago, aunque aún no se había acuñado ese término. Y bajo la batuta de M. Pineau, el famoso enólogo bordelés que tan profunda memoria ha dejado en la región, se acogió a la filosofía de elaboración de calidad y crianza al estilo francés, es decir, envejecimiento en barricas y comercialización en botella. Toda una innovación en el momento. Para ello se construyeron los calados a 10 metros de profundidad y se creó una inmejorable nave de crianza donde, hasta hoy, el vino reposa a la temperatura y humedad idónea y constante en 2.500 barricas.

Sobre esa base histórica nació con todos los adelantos la zona de elaboración, con depósitos reducidos para tratar por separado cada variedad –Tempranillo, Garnacha, Graciano, Mazuelo, Maturana y las blancas Viura, Malvasía y Chardonnay– y cada pago de procedencia. Además, para adecuar el tratamiento y la crianza a cada elaboración, cuentan también con depósitos de hormigón y tinos de roble de 5.000 litros por los que ha pasado precisamente El Ribazo.

A lo largo de generaciones se ha mantenido el carácter familiar de la empresa, las 65 hectáreas de viña propia, con otras 15 de viticultores que siempre han aportado su vendimia a la casa, y la apuesta por la calidad. En este caso, el vino El Ribazo procede de dos de las parcelas que componen el viñedo singular del mismo nombre situado en Villabuena (Rioja Alavesa) que se plantaron con la variedad Tempranillo hace 34 años, así que están en su óptimo momento vital. Se extienden por una bella ladera de suave pendiente con una orientación que protege de los vientos y mima en cada época la viña en busca de vinos frescos y elegantes.

Acariciar las piedras del pasado, recorrer las profundidades silenciosas y degustar las novedades es una tentación para los enoturistas. Más que un capricho, más que un lujo. Un placer secreto e irrepetible.

 

Viñedos y Bodegas de la Marquesa

vww.valserrano.com

Tel. 945 609 085

Twitter: @valserrano

Facebook: @bodegasdelamarquesa

enoturismo


gente del vino